41 recomendaciones
62

Lo que daría por asistir a algunas de esas reuniones del G-20, en el que nuestros líderes planetarios se reprochan mutuamente la gestión de la crisis y se amenazan con medidas proteccionistas, guerras de divisas y cosas aún peores… porque eso es lo que está pasando. Durante esos fines de semana le dan al canapé y al champán; pero como si estuvieran en un cuadrilátero, miden sus fuerzas para sacar ventaja de la debilidad ajena. Por eso no es de extrañar que la mayoría de las reuniones, de unos años a esta parte, terminen en el más absoluto de los fracasos. Porque no hay voluntad de consenso, por mucha foto de familia que se hagan al final de estos certámenes. 

Es fácil reconocer esta situación, cuando analizas el discurrir de la geopolítica y economía mundiales… “Por sus hechos, los conocerás”, decía un aprendiz de carpintero hace más de 2000 años.
 
En el artículo de hoy que inaugura este blog y al que todos/as sois más que bienvenidos… voy a centrarme en el conflicto que están librando Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y los BRICS liderados por China y Rusia, por otro. En cierto modo, el escenario me recuerda a una reedición de la Guerra Fría. Aunque ahora, a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, la lucha se está librando en el campo de la política monetaria y del “supuesto” libre comercio. 
 
Lo que se discute, básicamente, es la primacía del sistema confeccionado en Bretton Woods (1944); que dio lugar a la creación del FMI y del Banco Mundial, que aseguró la hegemonía del dólar como moneda de intercambio internacional. Los países emergentes, que más que emergentes son re-emergentes (el término es increíblemente chauvinista, tratándose de culturas milenarias en la mayoría de los casos), reclaman un nuevo lugar en el mundo acorde con su nuevo status político-económico. No voy a profundizar en el proceso que ha propiciado el auge de los BRICS; pero es evidente que su evolución tiene que ver con el discurrir natural del capitalismo, cuya búsqueda de constantes beneficios motivó una fenomenal deslocalización industrial que, durante décadas, transfirió la riqueza de los países occidentales hacia los re-emergentes. Proceso que todavía continúa, aunque con menor intensidad. 
 
El sistema creado en Bretton Woods no recoge las aspiraciones de los BRICS porque los subordina a unos centros financieros sobre los que no tienen ningún control; porque al tener que transaccionar en su moneda de referencia, el dólar norteamericano, quedan a merced de los “humores” de su Banco Central. Esto, que no supuso ningún problema durante la época de bonanza… pasó a ser un gran inconveniente al iniciarse la Gran Recesión. Porque desde entonces, la FED se ha embarcado en una política monetaria ultra laxa cuyas consecuencias se han dejado sentir muy negativamente en los países situados en la periferia del sistema… Siguiendo las propuestas de Keynes, Bernanke y los suyos han impreso cantidades colosales de dinero para parar las sucesivas olas deflacionarias generadas por esta crisis, cuyo impacto podía hacer retroceder a la economía norteamericana hacia escenarios de doloroso recuerdo. 
                   
 
Sin embargo, aunque estas medidas son “comprensibles” en clave de política interna… no han sido bien recibidas fuera de Estados Unidos. Las razones son bien conocidas, porque la sobreoferta de dólares en circulación ha generado un montón de problemas:
  1. Los países con vocación exportadora, han visto fortalecerse artificialmente sus divisas. Lo cual les ha creado problemas en la balanza de pagos.
  2. Los que dependen de las importaciones, han tenido que lidiar con altos niveles de inflación debido al aumento de los precios internacionales de las materias primas.
  3. La superabundancia de dólares ha devaluado las reservas de los países acreedores.
 
Todas estas circunstancias, aunadas a la actitud imperialista de Estados Unidos en ciertas latitudes, ha debilitado el interés de los re-emergentes en la deuda norteamericana. De este modo llegamos a una situación de difícil resolución… porque la pérdida de apetencia por los T-Bonds del Tesoro, ha obligado a la FED a cubrir parte de la demanda a través de sus programas de Quantitative Easing. 
 
Esta situación podría revertirse si se aumentaran los impuestos y se recortaran los gastos superfluos como se ha hecho en Europa; pero como estas medidas son impopulares y no garantizan la reelección (porque el país podría entrar en recesión), los políticos de Washington han preferido transferir sus problemas a los países acreedores.
 
Más allá de las consideraciones sobre si los QE son efectivos para la revitalización de la economía y la creación de empleo, hay un hecho indiscutible: el mundo se va desacoplando del dólar poco a poco. 
                      
 
Con cada emisión de dinero, los acreedores se alejan un poco más… porque mengua la calidad de sus reservas y porque desconfían de una economía cuya deuda ya alcanza el 100% del PIB. Hubo un tiempo en que los norteamericanos hubieran podido honrar a sus tenedores de bonos, como hacemos en Europa. Pero en algún momento, decidieron no hacerlo… sea por el recuerdo de la Gran Depresión de los años 30 o porque creyeron que sus acreedores no tendrían otro remedio que comerse la devaluación monetaria -como pasó con Nixon en 1971, cuando abandonó el Patrón Oro -. 
 
El divorcio entre Estados Unidos y sus acreedores, en especial los re-emergentes, ha tensado en extremo la política internacional. El bloque liderado por China y Rusia, que incluye a un nutrido grupo de países asiáticos, latinoamericanos y africanos, ha iniciado el camino del desacoplamiento del dólar a través de varias iniciativas que pretenden minimizar el progresivo deterioro de sus reservas. Las más significativas son las siguientes: la inversión de las divisas en la construcción de infraestructuras; su inversión en deuda pública ajena al dólar (como hicieron los chinos en 2010, para frenar la que parecía “irreversible” caída del euro); en empresas cotizadas de las bolsas occidentales; y, por supuesto, en oro físico.
                  
 
La alegría con que los Bancos Centrales de China, Rusia, Turquía, Sudáfrica y de otros países compran oro, es un tema muy importante… porque se trata de una apuesta extremadamente bajista contra el dólar. Conviene detenerse en este punto, porque las consecuencias de esta estrategia político monetaria, nos afecta a todos. 
 
Uno podría pensar que los chinos están imprimiendo yuanes para comprar tanto oro como quieran… pero la actual relación USD-CNY, que refleja la fortaleza del yuan, sugiere que los mandamases de Pekín están deshaciéndose de sus reservas en dólares para comprar materiales preciosos en el mercado.
                      
 
O dicho de otro modo, los chinos están inundando el sistema de dólares en una suerte de Quantitative Esasing alternativo, que está fomentando su éxodo hacia las bolsas y el mercado de bonos. Y esto es la guerra, señores…! Porque al revalorizarse el yuan y otras divisas re-emergentes, éstos están devolviéndole a Estados Unidos la inflación provocada por la FED con sus planes de impresión masiva de dinero.
 
Ante tamaña iniciativa, uno se pregunta que es lo que está haciendo Bernanke y compañía: están retirando esos dólares de circulación? Es difícil saberlo… pero todo parece indicar que NO. Porque para retirar esos dólares se necesita una política monetaria restrictiva que podría convertir la actual recesión en una depresión; un error que ya cometieron en 1928 y que los titulares actuales de la FED, al ser keynesianos, no piensan repetir.
Como consecuencia de todos estos movimientos, la superabundancia de dólares se ha dirigido al único sitio donde puede ir: el mercado de bonos, sean corporativos o de deuda pública. Y menos, hacia las bolsas. La exhuberancia irracional que esto está provocando, se refleja en el entusiasmo por la renta variable y en la pasión desatada por el mercado de deuda, donde muchos operadores están haciendo su “agosto” con la reventa de bonos favorecida por la caída de los tipos de interés. 
 
De momento, la FED está dejando hacer… tal vez porque espera que la caída generalizada de los tipos favorecerá el desapalancamiento de la economía. Por eso no es de extrañar que se oigan comentarios que afirmen que la prosperidad está a las puertas; porque el clima está mejorando y la extensión del crédito, tarde o temprano, llegará a la economía real. Pero en realidad se trata de una apuesta como cualquier otra… los que creen en ella están desinvirtiendo en activos refugio como el oro –el oro papel, para ser más exactos- y en cotizadas refugio como Apple, Inditex y otras. 
 
El problema de esta apuesta, es que los datos macro no respaldan tanta euforia; ni en Estados Unidos ni en Europa. Ni tampoco contempla que los re-emergentes van a seguir comprando oro en las caídas para deshacerse de los dólares que tienen en cartera, cada cuál según sus objetivos. Y el de China sin duda, es hacerse con un volumen suficiente de reservas de oro, que respalden al yuan cuando decidan dejarlo flotar libremente en plena competencia con el dólar americano.
 
  1. en respuesta a Claudio Vargas
    #20
    Besugo

    Sigo pensando que manejan los hilos a su antojo y siempre acaban cazando dinero ajeno a base de noticias interesadas.
    Los QE empezaron en 2009 y el oro subió fuertemente entre 2009 y 2011, sin embargo no frenaron la subida con los QE.
    Sin embargo ahora dicen que la Reserva Federal es la causante del ultimo desplome.
    Creo mas en grandes Hedge Funds que utilizan el dinero de los Bancos de la FED para ponerse cortos cuando interesa, cuando vean que el oro no puede bajar mas se pondrán largos para ganar otro tanto.
    Saludos.

  2. en respuesta a Elena Milla
    #19
    Claudio Vargas

    Gracias Elena! Intentaré mantener la calidad de los artículos, que enriquecemos entre todos. De todos modos, estoy de acuerdo con Gfierro: es mejor postear pocos artículos de "calidad", que hacerlo a menudo con artículos faltos de sustancia que deprimen la calidad del blog.
    Es un consejo que voy a tener en cuenta.
    Nos encontramos en la web!

  3. en respuesta a Besugo
    #18
    Claudio Vargas

    Porque la apuesta por las bolsas o por el oro, son incompatibles. Comprar oro casi siempre ha sido una apuesta deflacionaria y la FED, el BoJ y muy pronto, el BofE, están haciendo todo lo posible para crear inflación. Incluso los indios están bastante desesperados; porque a pesar de las trabas a la importación de oro (que se están gravando con impuestos muy onerosos), la gente sigue comprándolo con mucha alegría. Y el resultado no podría ser más "desagradable" para los mandatarios indios, porque la Índia está elevando su déficit por cuenta corriente por esta causa.
    Respecto a los bancos que están vendiendo oro, como JPM, su estrategia es perfectamente comprensible. Porque un escenario deflacionista machacaría la calidad de los activos de sus balances, que es precisamente lo que la FED está tratando de evitar con las compras de 40.000 millones de dólares mensuales de activos hipotecarios.
    Justamente hoy ha salido este artículo, en oro y finanzas, que habla un poco más sobre el tema:
    http://www.oroyfinanzas.com/2013/05/craig-roberts-manipulacion-precio-oro-cotizacion-politica-fed/
    Sé que es una página web "interesada"; pero hay que leer entre líneas, al fin y al cabo, está hablando un antiguo asesor del Tesoro norteamericano.
    Saludos Besugo!

  4. en respuesta a Claudio Vargas
    #17
    Besugo

    Claudio algo no cuadra con el oro, se producen creo que alrededor de 2600 toneladas al año, es decir no se puede imprimir el oro como si hace la FED con el dólar.
    ¿Por qué los bancos al margen de comprar acciones con el dinero que les regala la FED no compran también oro, el único bien tangible hoy por hoy?
    Con lo cual el precio del oro debería seguir escalando niveles en vez de haber perdido rentabilidad en los 2 últimos años.
    Sin duda mucha gente se ha quedado pillada en el oro comprando a niveles del 2011, perdidas del 30% sin contar lo que le hubiese representado en ganancias haber invertido en la bolsa americana.

    2 recomendaciones
  5. #16
    Elena Milla

    Empiezas el Blog con un muy buen artículo, espero leerte a menudo.
    Un saludo.

  6. en respuesta a Firehand
    #15
    Claudio Vargas

    Gracias Firehand, por tus aportaciones. Los datos sobre las caídas de las reservas en dólares y euros, en posesión de los Bancos Centrales, las saqué del World Gold Council. Son ligeramente diferentes a los que aporta el FMI. Del mismo modo, parece ser que en 2011 los Bancos Centrales compraron más oro del que vendieron (certificandose el cambio de tendencia).
    De todos modos, me tomo con reserva las estimaciones del FMI; porque, al final, estas cosas son un secreto de Estado. Es como con el tema del oro en posesión del Banco Popular de China. La estadística oficial dice que sólo tienen unas 1000 toneladas (datos de 2009); pero a partir de esa fecha ya no se sabe cuánto oro tienen en realidad. Se habla de 2000, 3000 y hasta 4000 toneladas. Si se supiera la cifra exacta más de uno se llevaría las manos a la cabeza.
    Creo que con la tenencia de dólares sucede algo parecido. Pero claro, eso es el secreto mejor guardado... No sólo los chinos están deshaciéndose de sus reservas. Los países árabes del petrodolar también (se invierten en sus infraestructuras).
    En fin, que el tema da para mucho, como ves.
    Un saludo!

    1 recomendaciones
  7. #14
    Firehand

    Felicidades por la inauguración del blog.

    Aunque la FED haya cuatriplicado la base monetaria desde 2008, la oferta monetaria de USD (que es 4 veces más grande que la base monetaria) ha crecido a ritmo constante desde 1996 y el ritmo de crecimiento es exactamente el mismo que el de otros países desarrollados como Australia.

    http://research.stlouisfed.org/fred2/graph/?id=MZMSL,
    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/f/f2/Money_supply_of_Australia_1984-2007.jpg

    La segunda gráfica, que hace referencia a la disminución de EUR+USD en los Bancos Centrales, no es cierta. Aquí se puede comprobar el estudio original (apéndice I.2):

    http://www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2012/eng/pdf/a1.pdf

    En 2001 (EUR+USD): 90.7% -> En 2011 (EUR+USD): 87.2%

    En el mismo estudio se dice que el incremento de las reservas, incluyendo el oro, es exactamento el mismo que sin incluirlo (10.8%). Es decir, no hubo compra de oro en el año 2011 (dato muy interesante para empezar a pensar en el lado corto en aquel momento).

    Referente a la última tabla, el dólar ha estado mucho más débil con respecto al AUD, al NZD y otras monedas de países del sudeste asiático, aunque de esto no se hable. Esa tendencia ya ha cambiado en algunas monedas y el yuan, tarde o temprano, también se sumará.

    Por ahora sigo largo en USD, ya veremos más adelante.

    Saludos.

    1 recomendaciones
  8. #13
    Nerua

    Bienvenido. Y no solo la FED financia la tinta verde. Probablemente nosotros también:
    http://www.perpe.es/wp-content/uploads/2013/05/US-Treasury-Securities-May-2013.gif

    1 recomendaciones
  9. en respuesta a Kitty_kitty
    #12
    Claudio Vargas

    Gracias kitty por tu entusiasmo. Es muy de agradecer. Me alegro que te haya gustado el artículo.
    Un saludo!

  10. en respuesta a Gaspar
    #11
    Claudio Vargas

    Todo lo contrario Gfierro. Aprecio y recibo con agrado todos tus comentarios. Y si estoy equivocado en algo que tú conoces bien, dímelo sin tapujos porque así aprendamos todos.
    Estoy de acuerdo con tus observaciones. La demanda de bonos aumenta porque el dinero no sabe adónde ir. Y si los re-emergentes siguen comprando oro a este ritmo -tendencia que parece que va a continuar-, más dinero ocioso habrá. Y sí, con tanta gasolina, las bolsas pueden seguir irracionales por mucho más tiempo. Pero más dura será la caída...
    Un abrazo!

  11. en respuesta a Francisco Llinares
    #10
    Claudio Vargas

    Muchas gracias a ti por tu apoyo y por esta calurosa bienvenida. Nos seguimos mutuamente!
    Un abrazo Llinares

  12. en respuesta a Randomend
    #9
    Claudio Vargas

    Gracias a ti por leerme, Randomend. En efecto, si no es una burbuja que se pague un interés del 4 o el 5 por ciento, por una empresa que está al borde de la quiebra... ya nada podrá definirse como una burbuja. Pero es que Bernanke no ve ninguna... Al final, el tema de los bonos podría terminar como las subprime; reventando el sistema desde abajo. En otra trampa clásica creada por el exceso de liquidez.
    Un saludo!

  13. en respuesta a Amparo Sisternes
    #8
    Claudio Vargas

    Muchas gracias Amparo, por el piropo.
    Respecto a Bernanke, ya no tengo ninguna duda de que es un keynesiano radical. Tal vez sea el más halcón de toda la FED. No sólo está aprovechándose de la inundación de dólares procedentes de los emergentes para extender su política monetaria ulta expansiva, sino que se queja amargamente de que Obama haya subido los impuestos y recortado el gasto. Y es que sólo quiere gastar y gastar. Todos están viendo burbujas menos él (lo dejó claro ayer).
    No tengo ni idea de cómo van a salir de esta. El experimento se está radicalizando cada día más. Pagar las deudas con dinero creado de la nada, nunca ha traído nada bueno.
    Un saludo!

    3 recomendaciones
  14. #7
    Kitty_kitty

    Buf, excelente articulo... ya estoy suscrita al blog :)

    2 recomendaciones
  15. #6
    Gaspar

    Enhorabuena por tu blog y por tu artículo y en espera del siguiente. Sigue así, poco pero de buena calidad, porque luego hay algunos que escriben mucho y de cosas que poco conocen y bajan la calidad.

    Agrego dos matices:

    1.- No sé cuál haya sido la metodología de la gráfica de las Reservas en USD o si estén tomando en cuenta la devaluación del dólar frente a otras divisas y por eso la caída, pero lo curioso es que la demanda de Treasuries ha aumentado 11.87% en un año, sin tomar en cuenta las operaciones de la FED que representan poco menos del 10% del volumen mensual, y sólo tomando en cuenta a extranjeros. Además hay que recordar que durante represiones financieras los gobiernos "obligan" a los fondos, inversionistas institucionales y retail a comprar sus bonos, lo mismo que hace España y el resto de Europa lo está haciendo USA. No es una cuestión de pérdida de apetencia, mas bien es que existen muy pocas alternativas con tanta liquidez como los treasuries, de haberla entonces sí habría una desbandada. El oro parece una alternativa, pero simplemente pasamos el timón de la FED a las mineras o países productores de oro. La verdadera alternativa serían los SDR, pero el IMF hace poco para promoverlos y los países miembros poco para utilizarlos.

    2.- Los datos macro tienen un rezago y hay muchos estudios que muestran que no existe correlación fuerte entre el desempeño de la bolsa y el desempeño de la economía, no sólo es USA sino en muchos otros países. La desconexión entre Economía y Bolsa que siempre se habla es un mito. Lo que sí tiene correlación con la Bolsa son las expectativas. Si las expectativas son buenas (independientemente de si son realizables o probables) y los últimos datos no lo son tanto, la bolsa puede subir y subir hasta que el Mercado reconozca si esas expectativas son posibles o no, y puede pasar mucho tiempo en reconocerlo, tal y como sucede en todas las burbujas. En varios países de LatAm y Asia vemos como sus Bolsas rebotaron y siguieron subiendo (con sus respectivas correcciones) durante la década pérdida de los 80s y durante otras crisis de los 90s. No estoy diciendo que la Bolsa americana seguirá subiendo, pero es una posibilidad que ya ha sucedido mientras existía la famosa "desconexión". Hay que recordar la que Bolsa es sólo una pequeña parte maniaco-depresiva del Total de la Economía.

    Honestamente no sé si el dolar va en declive o no, pero lo que sí sé es que no será un evento sino un proceso, es decir, no será algo que ocurra de un día para otro.

    Saludos

    PS.: no tomes los matices a mal, porque luego hay algunos bloggers que hasta banean a uno simplemente por aclarar algunos puntos.

    1 recomendaciones
  16. #5
    Francisco Llinares

    Me has alegrado el día abriendo este blog, así no tendré que ir por los foros buscando tus excelentes aportaciones.

    Te doy la bienvenida. Y ya sabes que un clic a la izquierda me tienes a tu disposición, como si fuera tu casa.

    2 recomendaciones
  17. #4
    arckan69

    Bravo Claudio. Te animo a seguir escribiendo, pues lo haces muy bien. Gran divulgador sí señor.

    1 recomendaciones
  18. #3
    broker 333

    me quito el sombrero con este artículo. Va a ser un placer leerte también en este blog. Seguire de cerca tus comentarios.

    Gracias por aclarar el tema Bernanke. Ayer decían que la caída del nikkei se debía a que Bernanke iba a quitar los estímulos sin embargo pocas horas decían que iban a seguir los estímulos

    1 recomendaciones
  19. #2
    Randomend

    el problema esque esta política expansiva de la FED con la barra libre de dinero está inflando como dices los bonos,ya sean corporativos o públicos, haciendo cada vez más grande la burbuja...¿cómo pueden haber bonos basura pagando un 4% de interés? Saludos.
    Gran post,enhorabuena por el blog

  20. #1
    Amparo Sisternes

    Enhorabuena por tu primer artículo!

    En él comentas,

    a FED se ha embarcado en una política monetaria ultra laxa cuyas consecuencias se han dejado sentir muy negativamente en los países situados en la periferia del sistema…

    Y me gustaría añadir que la FED no sabe cómo salir del "barullo" en el que se ha metido sin causar consecuencias a ningún mercado, y como sabemos esto es imposible, los datos económicos no reflejan una mejora en EEUU ni en Europa, así que a ver como solucionan el problemón.

    Un saludo.

41 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar