Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
9 recomendaciones
 

Buenas Locos del dividendo, hoy traigo una nueva reflexión, comentar que obviamente esto es opinión mía y muchos discreparéis se os invita a comentar para debatir sobre ello. Tener siempre en cuenta que como ya dije en De qué pie cojea el Loco del Dividendo, soy un inversor por dividendos y voy a tirar siempre por ahí.

Introducción

Cuando alguien ve sus acciones crecer tiende alegrarse da igual si invierte por dividendos o no, tiende a pensar que tuvo buen timing, o que hizo buena compra porque siempre sube, etc.. Pero un inversor en dividendos le interesa comprar cuanto más barato mejor la cotización y no le importa que la cotización se estanque o baje por una crisis o cualquier circunstancia, lo que le preocupa o debería preocuparle siempre es el aumento o disminución del dividendo. Por eso cuando hay caídas se alegra porque su inversión tendrá mayor yield por dividendo.

Subir o bajar el precio medio de una acción.

Un día compramos una acción, castigada por el mercado, que nos da una buena rentabilidad digamos un 7% bruto, al cabo de un año o dos la empresa sube un 50% el valor de su cotización y nos encontramos con que aunque ha aumentado el dividendo bastante nos da un 4% si la compramos al valor de ese momento. Acostumbrados a comprarla mucho más barata y al ver el jugoso dividendo que nos da por el precio invertido nos alejamos de ella, craso error. Comprando empresas con mucho más riesgo obviando la buena compra que sería recomprar en esta empresa aunque este a precios superiores. Esto es algo que a mí personalmente me paso con AT&T y es un error fatal. Que fuera una muy buena compra en las navidades del 2018 no implica que ahora no sea una buena compra. Debemos entender que no siempre vamos a encontrar chollos en el mercado y muchas veces acciones que sabemos que son buenas compras y lo siguen siendo, dejan de ser chollos y no es malo ampliar a precios mayores de los que lo compramos incluso si son un 50% o un 90% más, cuando se empieza es algo que suele hacer dudar al inversor. Yo llevo relativamente poco porque llevo menos de 5 años en esto, pero gente que lleve más de 6 o 7 años sabe con seguridad que muchas empresas que tienen en cartera serán bagger y no por eso deben dejar de comprar acciones de ella. Es cierto que a veces compramos caro y para un inversor en dividendos nos resulta mucho más comodo y facil comprar un 20% más barato y bajar el precio medio de compra de ese valor que lo contrario. Esto es uno de los problemas del verde, que nos cuesta comprar un 20% más caro y subir ese precio medio. Pero es normal hacer esto y es lo más correcto porque si solo compramos las acciones en rojo, solo ampliaremos las que el mercado no ve o castiga en exceso respecto a nuestro precio medio y eso es ir siempre en contra del mercado y no suele salir siempre bien. Sin contar que llegará un momento en que si hacemos las cosas bien ninguna estará en rojo respecto nuestro precio sino en todo caso respecto a años anteriores. Igual que diversificamos, en en empresas, en sectores, en divisas, en países y en el tiempo, debemos diversificar en comprar acciones que bajan y acciones que suben, podríamos considerarlo la sexta diversificación. A veces compraremos caro y habrá que bajar el precio medio ampliando más barato, pero a veces compraremos barato y habrá que subir el precio medio ampliando más caro. Insisto es algo normal. Esto es un problema para muchos que empiezan ya que es más fácil ver que la hemos cagado al bajar que ver que hemos sido unos cracks al verla subir, el problema del verde en la mayoría de los casos es que no somos capaces de ver que hemos acertado y solemos pensar que volverá a caer a nuestro precio o inferior y eso muchas veces no ocurre y perdemos oportunidades de seguir comprando un buen valor a un buen precio. Algo que se cura con la experiencia. Encontrar un chollo, no hace que esa empresa cuando ya no es chollo no sea una buena compra, obviamente fue un chollo pero no debemos olvidar que una rentabilidad de un 3% o un 4% en un aristócrata del dividendo, donde cada año se amplía el dividendo, suele ser una buena compra.

Tres tipos de compra por dividendos.

Para mí hay tres tipos de compra si invertimos por dividendos. Alto Yield, más de un 7% de rentabilidad al precio que cotiza, empresas con mucho riesgo porque aunque estén excesivamente castigadas por el mercado, normalmente tienen mucha deuda o son de sectores con un futuro incierto. Aquí podemos incluir algunos REITs y empresas de sectores muy castigados por dudas en el futuro del sector como Altria (Tabaco) o AVIVA (Seguros) Moderado Yield, entre un 4% y un 7% de rentabilidad al precio que cotiza, empresas con un riesgo normal que el mercado no las tiene excesivamente valoradas y con un dividendo estable pocas veces creciente, si lo es bendito sea, y con una cotización que suele estar muy estancada. Para mí estas son las mejores para un inversor en dividendos. Aquí suele haber empresas aburridas como H&R BLOCK o utilities como REE o telecomunicaciones como AT&T, estas empresas a veces están en sectores castigados pero no tan excesivos como las de arriba. Tampoco hay que obviar empresas que aún no están excesivamente valoradas por el mercado y que aun con rentabilidades de un 4% son un chollo por su posibilidades de crecimiento. Bajo Yield, menos de un 4% de rentabilidad al precio que cotiza, empresas con un riesgo muy reducido, que no exentas, ninguna lo es, que el mercado tiene excesivamente valoradas, ya porque son marcas muy reconocibles o porque llevan muchos años haciéndolo muy bien. Su dividendo aunque es pequeño al precio que cotiza suele aumentar considerablemente cada año, aquí está el caso de 3M, Johnson & Johnson, DIAGEO o Disney Un buen inversor en dividendos debe tener de las tres, yo lo hago, porque al final cualquiera de las tres te la puede liar pero pensando a largo plazo las últimas serán las que mejor nos vayan, pero las matemáticas son muy jodidas y si algo te da ya un 5% tardará mucho en ser superado por otra que de un 2% por mucho que lo aumente, todo esto hablando solo en dividendos. Pensar que aquí obviamos la cotización, el inversor de dividendo lo que quiere es renta pasiva de su inversión ya que no se plantea vender esos valores.

Periodos largos de subida.

Un inversor por dividendo, por mucho que quiera obviar la cotización, a veces no puede evitarlo, por que buscará ampliar empresas que le gustan en los peores momentos de su cotización, mínimo buscando el precio mínimo del año. Ahora bien, ¿qué pasa cuando no para de subir su cartera?, se acostumbra a verlo en verde y olvida los buenos momentos donde compraba barato, los llega a considerar malos momentos, lleva poco en bolsa y considera que queda mucho para un momento así o no lo ha vivido y piensa que queda mucho por llegar. Cuando pasa algo como lo actual del coronavirus, tiende a no alegrarse del todo, se había acostumbrado a comprar a un precio que subía al rato de comprar y volver a comprar a un precio que bajará tras comprarlo le cuesta, pero si encima no ha vivido eso se le hace mucho más cuesta arriba. No debe olvidar que esto es a largo plazo y cuando vienen estas caídas debe alegrarse por comprar más barato que hace un mes, debe alegrarse aunque lo que compre baje porque eso implica que podrá volver a comprar más adelante más barato aún. Cada compra a estos precios es un yield por dividendo muy superior al que compró hace meses y debe regocijarse de ello, no alarmarse o asustarse. Pero a los que llevan poco y/o no han vivido algo así empiezan a dudar. Mi consejo es que si se tiene un broker con bajas comisiones donde puede hacer varias compras pequeñas al mes en vez de una grande aprovechar esto para promediar a la baja las compras y seguir con el camino de compras diversificadas cada mes. Al igual que promediaba en la subida. Olvidar el largo plazo Muchos empiezan a ver estas crisis como algo que pueda durar meses y empiezan agobiarse. Cuando si invertimos en esto de cara a años, que más nos da que durante un año este nuestra cartera entera un menos 20% o incluso menos. Es cierto que los que llevan más tiempo seguirán en verde y los que llevan menos verán por primera vez sus carteras en rojo. Esto es lo malo del verde cuando alguien empieza y vive en épocas de subidas, ese inversor cuando llegá no soporta las épocas de bajadas, lo pasa mal, se dice a sí mismo cada día que es lo que ya sabía pero es ahora donde de verdad se sabrá si estaba concienciado o no. En cambio, si alguien lleva ya tiempo en esto está acostumbrado a ver estas caídas. Aun así verá que su inversión nunca esta negativa desde que empezó, sino que a lo mejor ha perdido beneficios respecto a los últimos años, pero nunca respecto a lo invertido.

Lo malo del verde.

Al final lo malo del verde es que estamos más pendiente de la cotización que del dividendo. Eso para esta estrategia es fatal ya que si nos acostumbramos a tener valores en rojo y a comprar siempre más barato, no nos duele que siga bajando mientras el dividendo se mantenga o aumente. Sobre todo lo malo es empezar en él, empezar en el verde. El verde no tiene nada de malo cuando llevamos años en esto ya que al final nos acostumbramos a subidas y caídas constantes de la bolsa y vivimos sabiendo que estos momentos son oportunidades no descalabros. En cambio si se empieza en una época de subidas el inversor se acostumbra a eso y al final siempre piensa, “bueno yo voy por dividendo, pero si vendiera ahora todo sacaría mucho más”. Es normal pensarlo, sobre todo al empezar y si tiene suerte ese inversor cuando llega la primera caída puede soportarla mejor si su cartera pasa de un +20% a un +1%, entiende mejor que es una crisis, entiende mejor que es el momento de comprar y entiende que es una oportunidad, porque si vendiera todo no perdería nada. Por otro lado si el inversor está en un mas +10% porque lleva relativamente poco y se ve en un -15%, eso amigos le hace mucho más daño y empieza a dudar de su estrategia de la bolsa y deja de creerse lo que leyó de las grandes caídas, empieza a leer sobre recesiones crisis y etc… Acaba saliendo del mercado y se le pierde como inversor. Por lo que el gran problema del verde para un principiante es empezar en él, para cuando lleguen estos momentos y esto también afecta a los value.

Lo malo del verde para los que invierten en dividendo.

Al final lo malo del verde para los que llevamos ya tiempo invirtiendo y buscamos el dividendo es que como nos gustan las caídas en empresas que daban una buena rentabilidad, cuando estas suben, provocando que dejen de ser tan rentables por esa vía pueden dejar de interesarnos. Normalmente es porque nos cuesta mucho pasarlas del primer grupo de Alto Yield al Bajo Yield y valorarlas como lo que son ahora, empresas de alto crecimiento del dividendo. Y es algo que debemos hacer. Las empresas crecen y pueden transformarse por su cotización de una a otra y es porque el mercado ahora le gusta, no tiene nada que ver con lo buena o mala que es, sino que el mercado ahora se fija en ella. Eso no debe desalentarnos a ampliarla, como dije en el apartado del precio medio de la acción, hay que tener en cuenta, que habrá empresas que suban más que su dividendo y eso aunque nos moleste y nos fastidie por no poder seguir comprandola a precio de saldo, es un ciclo normal en una buena empresa. Ya que pocas empresas serán las eternas estancadas, mientras sigan aumentando el dividendo. Básicamente porque si llegan al nivel de aristócratas medio mundo se fija en ellas y ahí nada podemos hacer.

Conclusión

Al final lo malo del verde es que sino vamos a vender esas acciones porque vamos por dividendo, nos afecta para poder seguir comprando a esos precios. Pero en empresas que aumentan el dividendo será lo normal y debemos asumirlo. Y no debemos olvidar que lo malo del verde es también que psicológicamente deja a los primerizos con una visión errónea de la bolsa, echándoles de mala forma cuando vienen mal dadas. Muchos aconsejan entrar en bolsa cuando todo cae pues es cuando es el mejor momento para invertir psicológicamente ya que te hace fuerte de cara al futuro. Pero rentablemente puedes esperar 10 años a una gran caída y si hubieras comprado hace 10 años las caídas no cubrirán las ganancias que has ido obteniendo. Por eso siempre se dice que el mejor momento es ahora, e ir comprando cada mes. Porque nadie sabe si estamos en un punto alto o bajo de la bolsa. Mi consejo es que si entráis en un momento de subidas intenteis asumir que las caídas vendrán y es normal, para así cuando lleguen no os o afecten del todo, se que es más fácil decirlo que hacerlo, pero debéis asumirlo fuertemente porque si no saldréis de la bolsa en la primera caída que vivais. Si por casualidad queréis entrar ahora en plena caída, saber que puede caer todo mucho más o incluso subir todo verticalmente. Esto es renta variable, y debéis asumirlo. La única gran verdad es que nadie sabe nada. Por eso lo más importante es meter dinero que no necesitaremos a corto o medio plazo o mejor dicho dinero que no nos importe perder. No es un casino donde se pierde y se acabó, ojo que puede quebrar alguna empresa, aunque a nivel general no es lo normal no van quebrar las 20 o 30 mejores empresas del mundo a la vez, pero podemos vernos en una situación que tarde años en recuperarse. Espero que os haya gustado esta reflexión. ¡Buen domingo Locos del Dividendo!

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
9 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar