¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La ventana del emprendedor
Coaching financiero para negocios

Negocios en internet: mucho ruido y pocas nueces

Hablando de modernidades, este post está dedicado a lo estupendo que nos parece todo cuando además resulta "moderno".

Negocios en internet

Es lo que ocurre con la presencia en Internet, en la que habría que diferenciar dos formas: 

1.  Los profesionales y pequeños y no tan pequeños negocios que además de llevar su actividad de forma tradicional, también se promocionan a través del marketing online y las redes sociales.

Reconocen Internet por lo que es, una nueva herramienta, pero la estrategia general del negocio y el marketing tiene que estar clara y coordinada, el porqué y para qué.
 
2. Los "nuevos negocios", nacidos con Internet, que prometen el oro y el moro, especialmente ser ingresos pasivos, y cobrar sin trabajar, y sin saber nada de nada, ni de tecnología, ni de prestación de productos o servicios. Y, por supuesto, funcionará en muy poco tiempo, y sin esfuerzo.


El modelo de anunciante, el más promocionado al principio de los tiempos web,  ya a estas alturas casi todo el mundo sabe que a menos que tengas un tráfico descomunal el poner anuncios en tu página web no te va a dar de comer. Sólo cobras si hacen click en el anuncio, y unos pocos céntimos por cada uno.

Además el mercado hispano hablante está en una etapa primaria al lado del angloparlante, especialmente estadounidense.
 
Pero hay otro modelo que es el de la tienda online pura y dura, que parece la tierra prometida, nada o casi nada de inversión en inventario, la máquina "trabajando sola", pocos gastos y sin formación, y hala, le haces unos encargos a la China, te traes un barco de chuminadas y ya eres rico.
 
Veamos un testimonio de un tendero únicamente online, que hacía este comentario en un artículo sobre los negocios en Internet en El País, y no es el único, pero lo dice muy claro:
 

Tenemos una tienda online dedicada a moda textil infantil, venta al por menor de ropa. Quizá es un producto que si no se toca y se prueba tiene cierto riesgo el comprarlo por internet, aunque al ser tallas pequeñas hay menos riesgo.

 Al ser un producto con variantes y de temporada da más trabajo y el stock para poder funcionar es mayor que si vendes otro producto, además pensamos que es un producto con poca demanda vía internet, con mucha oferta y fuerte competencia. Pero nosotros vamos a continuar, somos cabezotas.

En torno al ecommerce se está montando una mini burbuja. Antes de lanzarte por un producto hay que saber si tiene demanda por internet. Llevamos algo mas de 1 año, el posicionamiento es complicado, pero es lo que funciona.

Olvidaros de portales que cobran por click. Otro tema es si conviene crear una empresa o funcionar como autónomo, incluso no cotizar si las ventas son mínimas.

La primera venta nos costó un mes, tras 1 año hemos conseguido tener un máximo de 20 pedidos al mes, con unas visitas diarias entorno a 150. Hemos mejorado el posicionamiento pero vemos que nuestro producto tiene poca demanda por internet.

Otras tiendas que comercializan el mismo producto y llevan desde el 2007 apenas consiguen 200 visitas diarias. Si consiguen 2% de conversión, son 4 pedidos al día tras 7 años de trabajo. Ha sido una bonita experiencia que nos ha enseñado mucho pero nos hemos topado con la dura realidad. Continuaremos en la brecha, no por beneficio sino por amor propio".
 

Sobran comentarios.
 
Al final, lo que encontramos con la tienda en internet es:

  • Que hace falta elegir muy bien el nicho al que te diriges.
  • Que hay que posicionarse bien en Google para que te encuentren
  • Que hay que tener medios técnicos y logísticos a la altura para dar un buen servicio.

 
Y mi pregunta es ¿en qué se diferencia esto de la tienda de toda la vida?

  • Que lo que vendes tenga salida en el barrio, si es ropa infantil, que haya niños.
  • Que el local esté bien situado, que sea de paso, que tenga buen escaparate.
  • Que entiendas del producto que vendes,para poder gestionar en condiciones los inventarios y poder tener bien atendida a la clientela.

 
Es que al final los envoltorios cambian, pero la sustancia permanece.

Como hija de los 60 he tenido el privilegio de vivir una época en la que llegaron a la Luna cuando era pequeña, y mi primer ordenador fue con un cassette para cargar los programas.

Luego, la informática de empresa y la personal han evolucionado a una velocidad de vértigo, y la simplificación en su uso, y el abaratamiento de la tecnología nos han brindado oportunidades antes impensables.

Pero, como decía un sabio profesor, "no hay que deslumbrarse con las herramientas", lo importante sigue siendo saber qué es lo que quieres conseguir con ellas.

magcoaching.es
  1. #1

    Comstar

    El internet es un enorme parque, algo asi como el Central Park, donde distintas personas cruzan por distintos lugares del parque.
    De la misma manera que tener un puesto de revistas en el parque no es sinónimo de éxito, tener una tienda virtual tampoco. Es que el parque es muy grande y si estás vendiendo revistas de rock underground junto a una laguna con cisnes donde llegan los que gustan de ver cisnes para relajarse y descansar, tal vez no hagas muy buen negocio.

    ¿En qué se diferencia esto de la tienda de toda la vida?
    Barnes & Noble es una librería que tiene 100 años de existir, y abrió su tienda, donde el negocio central son los libros.
    Jeff Bezos abrió una librería llamada Amazon, pero él mismo dijo que su negocio no eran los libros, sino hacer software facil de usar.

  2. #2

    ferminaguilar

    Muy, muy bueno. Enhorabuena Magcoaching. Buenísimo.
    Ja, ja, ja, ja.....

Magcoaching

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar