El gin tonic y Salvador Sostres I

15

EL GIN TONIC Y SALVADOR SOSTRES I

05-07-11

 

El pasado sábado el columnista (o columnero) Salvador Sostres publicó en el diario El Mundo una memorable columna sobre el gin tonic y sus efectos.

Este hombre, Sostres, nos tiene desconcertados, la verdad.

Por un lado, le repudiamos, cuando dice cosas tan estúpidas como que en Cataluña, los catalanes de verdad, sólo hablamos en castellano para dirigirnos a las chachas. Será merluzo.

Encima escribió en el Avui, que creemos es un diario radical nacionalista. Y encima, off the record en un programa de Telemadrid y como tertuliano, y para cabrear a la directora del programa que era una mujer con hijas, confesaba, al lado de un sonriente Alfonso Ussía que le reía la gracia, que a él le gustaban las jovencitas, rayando la minoría de edad. Será pederasta encubierto.

Sostres: no eres Oscar Wilde. Ni de coña. No te empeñes.

Pensamos que tan sólo es un pobre sujeto con muchos complejos y carencias, y que se quiere hacer el provocador profesional, el niño terrible. Pero escribe antológicas columnas, las cosas como son.

Vamos a copiar (en cursiva)  algunas frases escritas en la citada columna, y las vamos glosando.

Creemos que vamos a necesitar dos columnas. Advertidos quedan, lectores.

Nuestras esposas no entienden este afán y nos reprochan la cantidad de gin tonics. Con el primero no dicen nada, farfullan cuando el segundo llega y al tercero se levantan y se van.

Genial y real como la vida misma. Nuestras mujeres no nos dejan beber lo que queramos. Consecuencia? Que al final y con la edad uno termina bebiendo sin ellas, y con otros y con otras, con las que sueles acabar en la cama, por cierto. Lo bueno de esto último es que no te acuerdas de nada al día siguiente debido al probado síndrome de Korsakoff, es decir, una amnesia pasajera de la memoria inmediata.

Dicen que se preocupan por nuestra salud, pero lo que les preocupa es que no entienden qué hacemos…. Se trata de la amistad a lo largo de tantas noches longitudinales, la amistad sin ningún otro propósito que la amistad. Sin ningún cargo.

Algunos hombres (casi todos) somos unos frígidos, unos impotentes sentimentales. Sólo con la ayuda de un gin tonic abandonamos nuestra protectora distancia para con otras personas, y entonces nos fundimos con ellos como el hermano varón que no tuvimos y que siempre hemos deseado. Eso de tener sólo hermanas, y encima malas, es una gran putada.

La salud es un chantaje. Nos dicen que si no bebiéramos gin tonics viviríamos más años; pero no creo que viviéramos más, y simplemente se nos haría más largo.

Genial frase. Pero nosotros le responderíamos a Sostres que en el término medio está la virtud, frase tan manida pero no menos cierta. Tiene que haber un equilibrio entre el asceta y el esteta, porque si no, nada  consigues en esta vida, ni siquiera que te quieran, y al final acabas más solo que la una, eso sí, con un gin tonic en la mano.

Y qué? Vinimos al mundo a gastarnos, a querernos y a hacer de cada amor el amor de nuestra vida…Si la ginebra mata, reír cura. No sabe hacer promedio la biología?

Cierto. El exceso de ascesis puede conllevar exceso de tristeza, de spleen. El spleen es algo puramente masculino, porque las mujeres con tan sólo una coca light ya están como motos, mientras que el misterioso metabolismo del hombre necesita de ciertos acelerantes. Por esos los hombres son más adictivos que las mujeres.

El mejor antídoto contra la muerte es la alegría…Luego, cuando ya nuestras chicas nos tienen, nos reprochan las euforias y no recuerdan que se enamoraron de nosotros por ellas.

Efectivamente. El gran problema de la relación de pareja hombre/mujer es que la mujer madura, se convierte en una responsable ama de casa que cuida a las crías conjuntas.

Mientras, el hombre añora el gamberro que fue, y a veces se le va la pinza. Y además las mujeres, secretamente, admiran y se enamoran de los hombres un poco canallas, porque como su pareja sea un aburrido burgués que a todo dice que sí, se ven obligadas (incluso contra su propia voluntad), a ponerles unos muy merecidos cuernos.

Como la columna de Sostres es muy buena y da para más, pues escribiremos esta noche una segunda columna con el mismo título. Hasta luego. 

  1. #15
    07/07/11 00:01

    Hola soy nuebo.
    Es lo que tengo que decir, porque de este tema no tengo ni idea.
    Es mas, doy la nota fácil y grosera con mis amigos de la penya.Todos bebiendo un cubata... Algunos sienten hasta verguenza ajena por mi, que trato de escabullirme para pasar desapercibido. Oculto castamente mi vaso, pero ni por esas. De pronto un graciosillo vocifera: " Enric està beguent cervessa". O: " Està begent conyac". Y yo, que no me gusta destacar, pero destaco desafortunadamente, sólo tengo una sonrisa, para congratularme por mi independentismo, con mi penya. Por mi aislamiento social.
    Mis amigos... Ay los amigos. Un par de ellos me hablan. Los que mas les gusta beber, pero sólo entonces. Ven en mí a un hombre que ha malgastado su vida por la cerveza. Y encima me acusan... Y además... Negra. Si.
    Me voy a atrever a comentar aquí, aunque se que mis horas también están contadas por estos bares, digo lares.
    Voy a ser directo, con la fría realidad, no la de los cubitos, sino de la propia. No me gustan los gin tonis. Para nada. Me dan un no se qué...
    A mí me gusta la negra de Mahou. Me refiero a la cerveza, claro. Mahou, es un apellido, creo. Y no se si está liado con una negra. Ni falta que me hace. La rubia de trigo Paulaner...También.
    Y ahora, hablando de negocios...Me encanta. Lo que pasa es que los años no perdonan y ya casi estoy en las últimas. No sería tan patético de añadir " de Filipinas", pero casi. Con deciros, que bebo Vichy Catalán. Ja ja. O Font Vella. La vida es muy cruel, en ocasiones.
    Años atras quedan mis recuerdos de la juventud. Mis primeros encuentros en la comparsa, con la cerveza. Entonces era rubia, sólamenete. Me era tan fiel en mis momentos de conquista.
    Pero no le fuí siempre fiel. Me pasé a la sin alcohol. Buckler,Laiker. Aunque sin... Es cómo si fuera con, ya me entendéis... en ese momento íntimo... No es lo mismo, pero bueno...
    Cuando estoy con mis amigos de la penya, unas cervezas, vino, café y coñac. Todos con cubatas y yo...Ya os lo he dicho. Coñac y sin cubitos, claro. No se cómo me contengo y no le muerdo la mano del camarero al aguarme fríamente la bebida.
    Ha cambiado mucho lo de beber en público. Antes era normal en las fiestas, ahora... No te dejan ni salir en los actos. Y antes ni entrar en casa, ja ja. Es broma.
    Tengo un amigo que es medio cubata. Sólo bebe tónica. Es médico, pero de cuando en cuando me dice que bebe, una vez cada 6 meses. Y es verdad. Para poner su organismo a tope, para forzarlo, porque sino se acomoda. Dice que es sano. Yo es que me parto cuando lo dice, porqué piensa así realmente, y mira que soy surrealista.
    Bueno, pues nada. Vosotros a lo vuestro y yo cuando pueda... Que muy muy posiblemente nunca será. A la fiesta de la cerveza en Alemania. Me encantaría de jóven haber hecho un pulso de hígado a higado con un teutón. Las teutonas, después. Ahora, ja ja ja. Un quinto en Alemania, cómo Carlos y un besito, casto , muy casto.Con la madre de la camarera.
    Bona nit. Que tingau uns bons somnis.
    Enric

  2. en respuesta a Borodin
    #14
    06/07/11 23:59

    Hola Borodin.

    Ja, ja. Muy bien el decálogo para el perfecto gin tonic.

    Lo del vaso de tubo es una macarrada, ya lo sé. Pero como me gusta poner poco hielo, no me gustan las copas de balón ni los de sidra grandes.

    El ideal para mí, como he dicho, son unas copas alargadas (no abombadas) de vino.

    Me gusta tenerlas en el congelador, al igual que la ginebra y siempre hielo de gasolinera, porque el de casa no sirve.

    Con qué fin? Para que el hielo no se derrita incluso en una terraza en verano, y el agua derretida no se mezcle con la ginebra ni la tónica.

    Completamente de acuerdo con no añadir cosas raras, excepto la corteza de limón. Eso del pepino no me gusta nada.

    Y la proporción ginebra/tónica va en gustos. A mí me gustan fuertes, y esa proporción de una parte de ginebra y dos de tónica es aproximada. Quizás sean tres de tónica y una de ginebra. Tu decálogo dice cuatro. Demasiado suave para mí.

    Pues amigo. Disfruta en buena compañía de tus gin tonics este verano. Un verdadero placer si no se abusa mucho, porque como dice Sostres, una resaca es terrible. Yo las llevo fatal. Supongo que será la edad. Ja, ja.

    Qué bien. Hablar de una cosa que no sea política.

    Bona nit.

  3. en respuesta a Boswell
    #13
    06/07/11 18:00

    ¡¡¡¡HEREJÍA!!! ¡¡¡¡HEREJÍA!!!!!!

    Te copio un correo que me enviaron con los 10 mandamientos del Gin Tonic:

    Los 10 mandamientos del PERFECT GIN TONIC by THE GIN CLUB®

    1º Honrarás la copa de BALÓN.

    No uses un vaso de tubo. El gin tonic se disfruta con la vista, se abraza con el tacto y nos deleita con su aroma. Deja que tu nariz entre en la copa y sorpréndete con los matices aromáticos.

    2º Glorificarás el hielo y lo colocarás

    Su misión es enfriar la bebida pero sin aguarla y quitarle fuerza. Sé generoso al servirlo y recuerda, cuanto más grande y gordo sea el hielo, mucho mejor. Usa el nuestro que no se derrite!!!!!! la caña!

    3º Enfriarás la copa

    Con nuestra máquina enfriadora de copas by THE GIN CLUB.

    4º Dosificarás la ginebra

    Echar demasiada puede arruinar tu Gin Tonic. Aquí tienes un tip: 4 partes de tónica por cada parte de ginebra. 5cl de GIN por 20cl de TONICA.

    5º Mimarás la tónica

    No la derramarás bruscamente. Puedes servirla lentamente haciendo círculos o ayudándote de una cuchara de cockteleria. Siempre con cuidado para preservar al máximo el punto de aguja y que no se pierda carbónico (gas).

    6º Aromatizarás la copa

    Potenciarás sus esencia con un Twist cítrico o botánicos incluidos en la ginebra. También puedes perfumarla por contraste. SIN PASARSE.

    7º Alejarás tu gin tonic del zumo de limón y de cítricos

    El ácido del limón, suma amargor y reduce el nivel de carbónico. aromatiza la copa con aceites esenciales. Ni pulpa, ni pulco. SOLO CORTEZA evitando pelar con la zona blanca de los citricos, de muy amargo sabor.

    8º Evitarás artificios vacíos

    Cada ginebra tiene su receta e incluye botánicos que le confieren una personalidad única. La sencillez es una virtud, huye de barroquismos, ni de ensaladas con tonica, ni de gazpachos con aceitunas ni huertos con tónica.

    9º Lo removerás.... NUNCA AGITARAS.

    Con mucha suavidad para mezclar todo y que no pierda carbónico.

    10º Lo compartirás con tus seres queridos....

    Papi, Mami, hermanos, primos, novios, parienta, mujer, cuñados, hijos MAYORES de 18 años, tios, tías, abuelos, abuelas, marido, nuero, tambien con al nuera..... en fin.... CON TODO EL MUNDO!

    Pero bueno, como uno tampoco es un Santo que digamos… la pongo en el congelador a ver que tal. Ya te comentare.

    Saludos, y recuerdos de la SGAE.

  4. en respuesta a Lectora_eterna
    #12
    06/07/11 08:55

    Hola cara Lectora.

    Desde luego Sostres es a veces un indeseable. Ya hablamos en este blog sobre él, y el consenso era unánime.

    Alguien puso una columna suya elogiando a su jefe Pedro J. Ramírez, que era vomitiva y repulsiva en el grado de halago y peloteo. No he leído nunca nada parecido.

    Un día Sostres reclama la independencia de Cataluña, y en otra columna se rinde a los pies de la
    Espe o declara que Aznar ha sido el mejor presidente.

    En fin. Un tipo que no hay por dónde cogerlo.

    Pero de vez en cuando escribe alguna columna memorable, como la del gin tonic. Y yo así lo reconozco, independientemente de la calaña del personaje.

    Güisqui? Otra bebida noble que yo a veces tomo, sobre todo en invierno. Me gusta solo, sin ni siquiera hielo ni agua.

    Y el resto de los placeres hay que exprimirlos, intentando el equilibrio entre la a veces necesaria ascesis (porque si no el cuerpo no aguanta) y el festivo epicureísmo.

    Que te tengas un buen día, cara.

    Besos.

  5. #11
    05/07/11 21:55

    Particularmente no me convence el Sr. Sostres y su derroche de verborrea provocadora rayando el mal gusto, cuando no, el gusto entero.
    Tampoco me gustan los gin tonics. Sólo tomo güisqui, vaso corto, dos hielos y un pelín de agua. Me invita a percibir la vida y se nota, pero sólo se verifica cuando quema en la punta de los dedos.
    ¿Y de los demás placeres qué hay? Exactamente el gusto de haberlos conocido, el disgusto de no haberlos exprimido jamás lo suficiente.

    Desde luego que sí, que lo “medido” y bueno, muchas veces bueno.

    Lástima que sea una excesiva.

    Pásalo bien Caro.

  6. en respuesta a Lacaseton
    #10
    05/07/11 20:43

    También tienes razón.

    Ya sabes: la libertad de uno acaba donde empieza la del otro.

    Es verdad que hay gente egoísta y nos hace sufrir. Es la carga de tener familiares.

    Los tenemos que atender igual, no importa lo que hayan hecho.

    Y disculpa por frivolizar con un tema como el alcohol, una auténtica lacra en algunos casos.

    Ánimo y mucha suerte.

    Saludos.

  7. en respuesta a Boswell
    #9
    05/07/11 20:35

    Tienes razón en cuanto a la ira contenida de mi comentario y en cuanto a la importancia del libre albedrío, pero hay mucha gente que esto último lo utiliza para disfrazar su cobardía.

    Saludos

  8. en respuesta a Maois
    #8
    05/07/11 20:33

    Tienes razón... lo siento.

    :-)

    Saludos

  9. en respuesta a Borodin
    #7
    05/07/11 19:46

    Hola Borodin.

    Yo tampoco soy nada pijo con los gin tonics. Además me jode pagar EUR 30-50 por una botella de ginebra cuando la Seagram’s vale EUR 0,50 más que la Beefeater, por ejemplo, que sale en bodega por EUR 11 o así.

    Estoy de acuerdo con tus amigos. Aunque no esté de moda, para mí la mejor tónica es la Schweppes. Las he probado casi todas, hasta una “Kas” de color azul que no está nada mal.

    7…….s.

    Si finalmente nos vemos en Madrid, no te preocupes. Te llevaré a esa bodega/vinoteca cerca de donde cenamos para que veas las siete u ocho tónicas que tienen. Jo, qué noche la de aquel día. Ja, ja. Menuda resaca y síndrome de Korsakoff al día siguiente.

    Es lo malo de cumplir años: que no te recuperas como antes.

    Borodin:

    Da igual la ginebra, te sugiero que las metas en el congelador. Hielo solo de Mercadona/gasolinera, porque el de casa no sirve. Es un rollo del ozono o no sé qué.

    Dosis ideal de ginebra para mí: una parte de ginebra y dos de tónica. O sea, cargado, fuerte. Limón y demás? Solo una rodajita de limón, incluso sólo la cáscara, sin pulpa.

    Copa? Alargada y metida previamente en el congelador. Las copas de vino tipo borgoña sirven.

    Ahí disiento. Como sigo siendo un poco macarra, si no tengo a mano mi copa ideal, pues pido el gin tonic en vaso de tubo. Alguna cuestión freudiana o así.

  10. en respuesta a Lacaseton
    #6
    05/07/11 19:28

    Lacaseton:

    Siento el trasfondo de ira contenida que arrastra tu comentario.

    Todos hemos perdido un familiar que a lo mejor no se cuidó como debía (alcohol, tabaco, colesterol).

    A un querido familiar se le puede sugerir que se cuide. Luego interviene su libre albedrío y hace lo que le da la gana.

    Hay algo mucho más importante que la salud: el libre albedrío.

    Quítaselo a una persona y no será nadie. No será nada. Piénsalo.

    Saludos.

  11. en respuesta a Maois
    #5
    05/07/11 19:23

    Ja, ja, Maoist.

  12. en respuesta a Lacaseton
    #4
    05/07/11 18:38

    Jo, Lac, que es un chiste. Yo prefiero ginebra española, con un toque de MG es más que suficiente, y si no, la Rspecial de Rives elaborada en Cádiz y una de las mejores del mundo.

  13. #3
    05/07/11 17:35

    A mi, con una buena compañía y sin abusar –como todo en la vida- me encanta el Gin tonic.

    Pero tiene que estar bien preparado: en copa de balón o incluso en vaso de Sidra , nunca en vaso de tubo, que debería estar prohibido ya que una buena ginebra entrando en un vaso de tubo es como comer un "poulet de Bresse" en un plato de plástico.

    El hielo es para enfriar no para deshacerse en el vaso. No me gusta el hielo con sabor a comida. Si guardas hielo sepáramelo de la carne o del pescado ya que el congelador no sabe distinguir una sardina de un cubito y si puede unirlos lo hará.

    Mi ginebra preferida:"Tanqueray nº ten". Es un poco cara pero en este caso el precio está más que justificado y además, a veces lo caro sale barato.

    Respecto la tónica personalmente cualquiera me vale pero imprescindible de botellín.
    Pero tengo amigos -con más criterio y paladar que yo para hablar de destilados- que además son expertos en el Gin Tonic y dicen que no cambiarían nunca la Schweppes por otra.
    Yo respeto su opinión, ellos la mía y todos contentos. Como debe ser.
    A mi no me va a saber mejor porque ellos beban otra cosa.

    Lo que no me gusta es agitarla, no me aporta nada,y no entiendo por qué otros lo hacen salvo que les haga daño el carbonico.

    Y todo servido con cariño, con delicadeza, con amor, sin florituras para que
    entre suavemente en la copa, que no pierda gas por el impacto, que resbale dulcemente...

    Y repito lo mas importante: Beber siempre con moderación y en compañia nunca solo.

    Buenas tardes.

    PD. Ay, que se me olvidaba. A mi lo que diga el impresentable de SS “me la bufa”.

  14. en respuesta a Maois
    #2
    05/07/11 17:14

    Me gustaría que la gente que tiene el valor de hartarse de alcohol, tabaco y otras sustancias manifiestamente nocivas, lo tuvise también para hacerse cargo de las enfermedades que pudiese padecer a cuenta de ello sin tener que arrastrar a sus familias durante penosos años de sufrimiento.

    Saludos

  15. #1
    05/07/11 14:20

    Doctor: lo tuyo es grave, debes vigilar la tensión, nada de tabaco ni alcohol, dieta suave y vigila tu excitación....

    Paciente: si haog todoe eso ¿viviré más tiempo ?

    Doctor: que va, pero se te hará de largo....

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar