El Sahara o la doble moral de la izquierdona

40

EL SAHARA O LA DOBLE  MORAL DE LA IZQUIERDONA

16-11-10

Ni puta idea sobre el Sahara.

Nuestro lamentable desconocimiento de la asignatura Geografía e Historia (todavía confundimos Islandia con Finlandia, y eso que allá por 1985 nos follamos a muchas de ambas naciones, en la mili de IMEC, y cuando el Puerto del Cruz era el mejor caladero de guiris de España. Cuando uno tiene 23 años, hace lo que sale de la polla, y nunca mejor dicho. Qué más da si finlandesas o islandesas. Tenían un chocho y punto. Nos encanta ser brutalmente machistas, en estas épocas de falsa y artificial corrección política. Las mujeres no saben que cuando nos las follamos, enseguida las olvidamos. La tristeza post coitum. Claro, hay excepciones. Hay mujeres que las queremos para el resto de nuestras vidas, y a lo mejor ellas no lo saben. Hay mujeres que tienen nuestro corazón para siempre. Brutal animal el hombre, cuando conjugas el mejor sexo posible con la más exquisita sensibilidad. No hay mujer que se resista a esa combinación. También podemos ser los hombres romántico animal, y entonces robamos el corazón a la mujer. La ambivalencia del imprevisible hombre).

A ver. Hagamos memoria. Resulta que el Sahara fue nuestra última colonia (Lavanda Puig) de todas. Se estaba muriendo Franco o así, y hubo una Marcha Verde o colorada o lo que fuera.

Los marroquíes, esos moros que han intentado darnos por el culo durante siglos (casi todos los marroquíes, aparte de muy machistas, son bisexuales. Es un axioma cartesiano. Son, desde luego, un poco maricones, y como seas un hombre un poco atractivo, te quieren meter mano, los cabrones), okuparon un territorio que no les pertenecía.

Rico en fosfatos y no sabemos en qué cosas raras , el Sahara era muy apetecible para Marruecos, aunque sólo fuera por la arrogancia de una satrapía.

Amparada por USA (los cabrones se casan con cualquiera), Marruecos se quedó con el Sahara, para entonces dar por el culo (algo muy moro) a Argelia, que por lo visto entonces era pro soviética y en plena Guerra Fría

Hala, por el morro, y siendo una posesión española. Es verdad que no sabemos qué cojones pintaba España en el Sahara. Pero ésa es otra historia.

La progresía, la progresión, la izquierdona, siempre ha sido muy como pro Sahara y anti Marruecos. No sabemos por qué pero siempre ha sido así.

El otro día, en una foto,  vimos juntos en una manifestación a los izquierdones habituales, los Bardem y así (nuestro padre, polvo enamorado, diría que ser actor no es un trabajo de verdad, por mucho premio Oscar que tenga. Los Oscar son un timo, como los Nobel. Menos mal que finalmente se lo han dado a Vargas Llosa. Ni Proust ni Borges ni Juan Benet obtuvieron el Nobel, ni maldita falta que les hacía) a algunos payasos del PP. Tampoco sabemos qué pinta en esta historia el PP, cuando nunca le han importado los saharauis. Qué asco de oportunismo político.

La izquierdona está jodida y despistada con el tema del Sahara.

Ahora están matando y torturando a saharauis. Pero a muchos saharauis, porque no lo sabemos de verdad. Ni los periodistas, mucho menos los españoles, pueden hacer su trabajo. Uy, esta vez la libertad de expresión y de información, no importan nada.

La izquierdona calla. La izquierdona mira para otro lado.

Aplauso a Bardem, porque además de ser nuestro mejor actor, no mira para otro lado.

Oiga, qué curioso.

Resulta que la vida de los saharauis vale mucho menos que la de los palestinos, o los iraquíes, en la guerra injusta del asesino Aznar.

Un vez más y como siempre, la doble moral de la izquierdona.

Que os den bien por el culo, sí, los moros marroquíes. Os va a terminar gustando, seguro, ya veréis.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar