Crónicas de la Sociedad Geográfica Mercantil: Angola.

7

Para un escritor que considera el colmo de la aventura los paseos diarios con su perro labrador por el descampado que hay a la espalda de su casa, la expectativa de un viaje a Angola, aunque sea con alojamiento en un hotel de lujo de Luanda, es una perspectiva horripilante.

Sin embargo, en la Sociedad Geográfica (sin mas apellidos), estamos para ayudar a conocer mundo a los que tienen alergia a salir de casa, al tiempo que buscamos patrocinadores para los que estaríamos dispuestos a viajar aunque no nos pagaran por ello.

Conozco unos cuantos lugares de África, pero nunca he estado en Angola. Sin embargo, he recorrido, desde Ethosa hasta Chobe, la Franja de Caprivi, un corredor de más de 400 kilómetros de largo por treinta de ancho que pertenece a Namibia y está entre Angola y Botswana. 

Ethosa es uno  de los Parques Nacionales más impresionantes de África, por la aridez de sus sabanas, sólo aliviada por las charcas donde de noche acuden todo tipo de animales a beber. Algunos de esos estanques están junto a las zonas de acampada, de modo que los visitantes pueden pasar la noche viendo entrar y salir del abrevadero jirafas, rinocerontes, hienas, elefantes, leones, antílopes, etc. Chobe es el paraíso de los elefantes, el lugar en donde aún puedes ver manadas de casi cien ejemplares vadeando el río al atardecer siguiendo a la matriarca del grupo.

En el mismo viaje estuve en la ciudad de Maun, en Botswana, donde el río Okavango, que ha nacido en las tierras altas del sur de Angola con el nombre de Cubango, entre dos poblaciones llamadas Vila Nova y Boas Aguas, desemboca en medio del Kalahari y forma el mayor delta interior del mundo. En el Delta del Okavango se puede visitar la Reserva  de Caza de Moremi, en barca por los brazos del río, o en todo terreno, partiendo desde uno de los lodges o campamentos del interior del parque.

Pero supongo que en una hipotética visita a Luanda, la capital de Angola, no habría tiempo para visitar las Reservas de Caza ni los Parques Naturales del país. La cosa se limitaría a un viaje rápido con media docena de citas concertadas, otras tantas reuniones con los responsables de las entidades a contactar, la presentación de unos cuantos informes financieros que haríamos como que aprobamos, sin  muchas ganas de entrar a auditar a fondo todos los números que allí se nos presenten y tres o cuatro noches en un hotel de cinco estrellas, sin más compañía que algún pesado de las empresas visitadas y todas las escorts que tuvieran como base de operaciones el Hotel Meridièn.

Además de cualquier chica con la que pudiéramos contactar en cualquier sitio y estuviera buscando cualquier modo de sobrevivir al boom económico de uno de esas países donde un 10 % de la población acapara un 90 % de la riqueza. Luanda, con crecimientos anuales del PIB del 20 % y un encarecimiento geométrico del precio del suelo y los inmuebles, es “la ciudad más cara del mundo”.

  1. en respuesta a Elfester
    #7
    04/09/10 02:43

    Cartas amarillas, de Nino Bravo...En You Tube.
    No hace falta viajar, para soñar.Es mi opinón, claro.
    El amor, la juventud,el dibujo...
    Modelé a mi mujer en la arena de la playa...La verdad, me salió muy bien. Acostada, de lado...Las personas se detenían y me sonreían. La gente es muy maja. Incluso algunos, parecían darme unas pesetas, pero no se atrevieron, ja, ja...
    Éramos jóvenes, muy agradables de ver...
    Quizás, uno de los momentos mas agradables de mi vida.

  2. #6
    02/09/10 23:29

    Decíamos ayer...
    Me enrollé tanto, que se me olvidó decir lo importante.
    Mi primo C,de Valencia, nos dijo que había visitado todos los paises del mundo. Unos por trabajo, otros de vacaciones. Es muy pijo, pero sincero.
    Prefiero los paises en los que puedo ir en coche.Europa, claro.
    Una vez me llamaron:" Enhorabuena, le ha tocado un viaje para dos personas a Venecia, una semana."
    " Es en avión". Si... "Pues lo siento, ni en broma."..La señora se quedó desconcertada.
    ¡ Cómo voy a arriegar mi integridad física, por ver Venecia!. Además, ya fuí y me constipé...
    En el fondo tengo envidia por los que les gusta viajar, los aventureros...

  3. en respuesta a Elfester
    #5
    02/09/10 02:32

    Una vez vino un hombre con una guitarra. Es MUY CURIOSO, parece ayer... Que si, que si...Recuerdo perfectamente su facciones." Puedo tocar la guitarra" Era muy agradable...Era todo un señor. No lo he visto mas. " Por supuesto que si", contestaron las féminas...Los hombres estaban currando.
    Pero se queda en el recuerdo.Creo que con los años, somos un armario, donde almacenamos cosas.
    Somos coleccionistas...

  4. en respuesta a Elfester
    #4
    02/09/10 01:44

    Mi padre, con mi tio, dormian en el billar. Ja,ja. Mi padre, que era muy suyo dijo: " Me voy". Era la oveja negra de la familia...Le entiendo.

  5. en respuesta a Elfester
    #3
    02/09/10 01:40

    Villa los trece. Así ponía arriba de la entrada de la casita, Una placa de un material traslúcido, con una luz, patética, detrás...Vamos, un cirio.
    No veía ni torta... Y era un niño...Eran tiempos difíciles. sin duda...
    Subiamos,bajabamos al pueblo, a comprar hielo.

  6. #2
    02/09/10 01:23

    Mi abuela materna tuvo 11 hijos. Murió sobre los 46 años.
    Soy hijo único, una desgracia, porque siempre quise tener a una hermana. Tenía unos ahorros...Para poder comprar a una. Venian de Paris...La inocencia...
    ¡ Soy así!
    La vida es así. Cada uno tiene su perspectiva, su experiencia...
    Me encanta el amor. Pero aunque tenga amigos...as...Estoy terriblemente solo. Es temporal, claro. Menos mal que no tengo problemas de comunicación...
    Si digo, mi primo es médico, dentista... Tengo a tantos...

  7. #1
    30/08/10 17:23

    Muy bien herrador,
    Me apunto al proyecto, pero de viajero.
    Que el del perro haga los informes desde Pozuelo, los envíe por Internet y los presentamos en el hotel de Luanda.
    Yo paso de escorts, ya tuve uno hace un siglo. También era negro, como éstas...
    Bon dia e unha aperta

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar