El alcoholismo

18

Esto no es una columna. Es sólo un comentario con motivo de unas observaciones de Herrador en otra columna.

Ya sé que el tema es un coñazo. Uno no puede tratar siempre de escribir cosas divertidas y tonterías. El tema es serio, muy serio. No todo en la vida es cachondeo, desgraciadamente.

El tema del alcoholismo es muy complejo, y cada persona es un mundo, como se suele decir.

Si la afectada es mujer, todavía peor. Si un hombre alcohólico está mal visto, una mujer mucho más. No me preguntes Herrador por qué. Seguramente ese latente machismo que todavía persiste en nuestra sociedad en todos los niveles.

Un mujer no puede ir a la barra de un bar, porque sería considerada una alcohólica o una puta, o las dos cosas.

Los bares son territorios masculinos, y nadie te mira si pides un gin tonic y estás solo. Pero ay como lo haga una mujer. La mirarán de arriba abajo y con una cierta cara desprecio.

Por tanto, la mujer alcohólica conlleva un problema añadido: que suele beber a solas y a escondidas. Hasta terminan llevando una petaca en esos bolsos donde nunca encuentran nada.

Quién es alcohólico?

Hay muchas teorías, y ninguna es completa y que se pueda aplicar como principio a la toda la compleja y variada fauna humana.

Unos hablan de determinados gramos de alcohol al día. Otros que si se toma diariamente. Otros que si uno no es capaz de aguantar sin beber alcohol hasta la hora de la comida (es decir, cada día adelanta la hora de tomar la primera cerveza, por ejemplo). Y otros dicen que cuando el bebedor ya no disfruta con el sabor de la bebida (el vino), y solo busca los efectos que produce.

Yo me quedo con esta última teoría. Porque yo conozco gente que bebe mucho y a diario, y por su naturaleza o por lo que sea, pueden llevar un vida normal, y no los considero alcohólicos.

En cambio, otros no tienen esa tolerancia al alcohol, y sus efectos se le nota mucho más en su vida diaria (trabajo, familia, deporte).

Es típico que el alcohólico no reconozca su problema. “Yo controlo”, “Yo dejo de beber cuando quiera”. Mentira. Se engañan a sí mismos.

Pero para eso estamos los amigos y la familia, para indicarles el camino.

Terapias? Hay miles. Empezando por mi denostada de Alcohólicos Anónimos. Quizás fui injusto con ellos. Bienvenido sea si un alcohólico (o millones) deja de beber gracias a su sistema. Pero lo he hablado con psicólogos y tampoco están de acuerdo con su sistema, y que es menos propio para nuestra cultura mediterránea.

Ingreso en clínicas? Sí cuando los casos son extremos. Pero tampoco es la solución. Si el alcohólico no aprende a gestionar sus problemas y su depresión  a través de una buena terapia psicológica, tarde o temprano volverá a recaer.

Para acabar con el alcoholismo de una persona, no hay que atacar/erradicar la consecuencia (el alcoholismo), sino extirpar de raíz la causa.

En los hombres la causa suele estar en el trabajo (despido, desempleo, problemas económicos). En la mujer, la causa suele ser de orden personal/sentimental: pareja, divorcio, muerte de un hijo o un familiar muy querido.

Conozco alcohólicos rehabilitados que llevan muchos años sin beber y ni se acuerdan, y no han ido a estos tortuosas y deprimentes sesiones de AA. Lo consiguieron con terapia psicológica y el apoyo de su familia, que en estos casos es esencial, ya que los alcohólicos suelen ser unos apestados, y la gente suele perder la paciencia enseguida. A veces hasta la familia más directa pasan de ellos, por egoísmo o por simple impaciencia debido a las recaídas y mentiras del alcohólico.

Hay cosas que no se curan, como la maldad y el egoísmo.

El alcoholismo se puede curar, y el alcohólico puede descubrir una nueva vida, que le parecerá maravillosa y plena comparada con la que ha tenido.

Hay que dar con la tecla adecuada, porque el alcohólico suele recaer muchas veces y algunas terapias no funcionan. Lo difícil es encontrar la tecla adecuada del piano de la vida.

No soy muy partidario de ingresarlos, porque el riesgo de recaída es mucho mayor después.

El alcohólico es un ser humano desorientado y abandonado por sí mismo y por todos. Tan solo necesita una mano amiga que le ayude a levantarse y seguir.

Ayudarles no es tan solo nuestra obligación, sino nuestra devoción.

Animo a cualquiera que conozca un caso, sea familiar, amigo o conocido, a que ayude a ese pobre hombre o mujer. No se arrepentirá de hacerlo, y aunque le cueste muchos disgustos.

Si los seres humanos no debemos juzgarnos entre nosotros (Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra), mucho menos debemos juzgar a un enfermo como un alcohólico. A los enfermos se les ayuda, no se les condena al infierno.

Juzgar, o probablemente el verbo más odioso que existe. 

  1. #18
    08/11/20 08:29
    Buenos días, hoy cumplo 5meses sin beber sin resaca y con todo el ánimo del mundo, he tenido mis dudas pero gracias a mi familia y amigos hoy soy una persona nueva, un abrazo y deseo poder ayudar 
  2. en respuesta a Elfester
    #17
    31/08/10 01:39

    Juan Bau. Divorcio. Una canción, muy rara, pero que la cantamos a dúo... En muchos casos, pasa...
    Espero no molestar.

  3. en respuesta a Elfester
    #16
    28/08/10 22:49

    Perdón por mi expresividad del comentario anterior. Ese pu... Pero es lo que pienso, creo que no hay otra palabra que lo defina mejor, al menos para mí.

  4. en respuesta a Elfester
    #15
    28/08/10 01:45

    Gratis...Soy un surrealista. Gratis...No veas lo que me ha costado, las horas que me he dedicado a dar clases, puteado... Para después perderlo todo por el divorcio...
    Pero bueno...Nunca pasa nada.
    Bona nit

  5. en respuesta a Elfester
    #14
    26/08/10 22:46

    Por supuesto que creo que todas las personas pueden salir de todo.El que no lo cree, no cree en las personas. Si creo en el poder de cada uno.
    Cuando una persona se motiva es capaz de hacer cosas increíbles. Sólo, o mejor acompañado. La soledad es mala consejera.
    Siempre hay que pensar cosas positivas, es un escudo. Y la sonrisa, la espada. Lo dije una vez, pero no me acuerdo el orden...
    Lo tengo clarísimo. El caer, no significa nada. Caer en el amor, en el tabaco, en el alcohol... no pasa nada. Nunca pasa nada. Hay que pensar en cosas positivas...
    El que no se levanta, ese sí es el problema. Amigos, familiares... Médicos, no se... El mejor médico es uno mismo y las personas cercanas.
    Creo que deberíamos ayudarnos mas los unos a los otros. Lo que no se es cómo. En este foro, y en el día a día. Lees cada cosa...Hay personas que sufren la soledad, ves cada cosa...
    La soledad... otro libro...Este no lo he comprado. Me lo han regalado gratis. Menos mal...Gratis...
    Bona nit.

  6. #13
    26/08/10 00:47

    Hace sobre 15 años, me compré un libro, porque consideré importante: Querer, no es poder. Bueno, y otro, la magia egipcia...Si, menudo cachondeo se llevó un amigo al verlo. Me pareció interesante, me encanta todo lo relacionado con Egipto. De jóven me compre el Kamasutra. Me gustó por segundos, claro. Me pongo así y me hernio. Ahora no veas. No llego ni al segundo " ejercicio".
    Querer no es poder, creo que lo define claro. Habla del alcoholismo, dice que es una enfermedad. Es muy posible. Sólo por compañeros de trabajo...licenciados...P, muy amabable se quedaba voluntario a vigilar a los alumnos castigados. Baja total. M, la más antipática... baja total. M, da pena verla. M, ya jubilada. Y uno de mis mejores amigos, Enrique. Nos tomábamos una cañas, pero lo que no sabía, es que despues en su casa tomaba pastillas.Era encantador, muy muy agradable, una bellísima persona...
    Ahora vive en Valencia. Un compañero le vió. Camina muy despacio, y no puede irse lejos de su piso, porque no sabe volver. Tiene sobre 50 años. Cuando vea a mi compañero, le pediré su dirección.
    El libro...El alcoholismo es una parte, del mismo problema. La otra es la personalidad, lo que todos tienen en común. Hay que saber elegir...A unos les da por trabajar, fumar, otros al sexo, invertir en bolsa...Es pasarse en lo que sea...Cuando algo domina a alguien es muy peligroso... Entre ellas las mujeres, claro...Ya estoy vacunado...Eso espero.No soy adicto al sexo, pero sí a las mujeres...29 años de cuaresma...Igual me caso con tres o cuatro...¡Cómo salgo de moro!

  7. en respuesta a Nuriawoman
    #12
    25/08/10 14:28

    Nuria UNA de las cualidades de la parresia es décir algo al publico o a UNA persona de tal forma que el mensaje le llegue a tercero o terceros...

    Un beso

  8. en respuesta a herrador
    #11
    25/08/10 14:23

    Los otros...por esa bidireccionalidad empieza y empezamos...todos estamos enfermos en mayor o mejor medida de egoismo ... nos aislamos de los demas y los demas se convierten en islas para nosotros...el proceso de istmotizacion se deberia conjugar con que el naufrago vea intereses sociales en el continente..amor...mueve montanyas y construue itsmos... los puentes se pueden caer...

    besos

  9. en respuesta a Krusty
    #10
    25/08/10 12:11

    Gracias por tu comentario Krusty. Se ve que somos muchos los afectados, de una manera u otra, por esta enfermedad.

  10. en respuesta a Nuriawoman
    #9
    25/08/10 12:10

    Entre unos y otros vamos perfilando el tema, acotando las medidas a tomar, planeando los siguientes pasos.
    Gracias por los ánimos, Nuriawoman.
    I apologize, my lady.
    (Aún no me había disculpado por el día aquel que te llamé "La Nuri", ya ves si soy canalla)

  11. #8
    25/08/10 03:13

    Consejos es difícil darlos, especialmente si nunca te ha tocado de lleno, como mi caso. Pero el alcoholismo no es muy diferente de la drogadicción (de hecho es médicamente la misma enfermedad pero con diferente tóxico). Y esto, desgraciadamente, sí que me ha tocado vivirlo muy de cerca. No son consejos pero son 2 cosas indispensables:
    - Familia y amigos, todo, si falla uno falla el sistema entero.
    - Psicólogos, porque lo que necesita el enfermo son herramientas para solucionar el problema de raíz, que es siempre psicológico y no metabólico/físico. Es por eso que los psiquiatras no suelen ser efectivos, no atacan el problema de raíz, simplemente ponen tiritas (antidepresivos, ansiolíticos, etc). Esas herramientas no solo le servirán al enfermo para superar el problema del alcholismo/drogadicción, sino para superar cualquier problema futuro.
    Yo ni soy pro AA ni soy anti AA, pero tienen razón en una cosa: el alcohólico lo es de por vida, como lo es el drogadicto y el fumador. Y esto no es porque sean psicológicamente "más débiles" sino porque el cuerpo está predispuesto, no me voy a liar a explicar fisiología, pero basta decir que beber una copilla le "recuerda" al cuerpo lo bueno que era beber y no los malos momentos. Por tanto, y ahí son también básicas las herramientas psicológicas, hay que tener presente SIEMPRE que hay ciertas cosas que no se pueden volver a hacer y que ante situaciones de la vida (en las que todos/as nos encontramos en un momento dado) hay que usar la familia/amigos como paraguas, nada más.
    Y como decía Krusty, el viaje es largo, muy largo, pero al final el viaje se acaba. Y la vida se ve de otro color, para todos cambia de color.
    Bueno, besitos a todos y muchos ánimos para los que los necesiten (Herrador). Los que no los necesitéis me los devolvéis que los besitos son gratis pero los ánimos no ;)

  12. en respuesta a herrador
    #7
    24/08/10 21:59

    Es difícil dar consejos, yo lo que te puedo decir es que con ayuda de las personas cercanas, hay solución. Eso si, es muy fácil perder la esperanza y desistir, hay que "comerse" muchas cosas que en realidad no son reales, la persona está enferma y puede llegar a ser muy cruel y hacer que todos flaqueen, pero hay que continuar estando ahí y pensar que todo lo que ocurre no es producto del ser querido, sino del alcohol.
    Mucho ánimo y paciencia, siento no poder decir que en un par de meses todo arreglado, pero de verdad que se tira para delante y se llega a la normalidad, de eso puedes estar bien seguro.

    Saludos.

  13. en respuesta a Elfester
    #6
    24/08/10 21:53

    He escrito doble...Ja,ja..No es el caso...

  14. #5
    24/08/10 21:49

    Todos conocemos a alcoholicos.
    Con mi divorcio, me he pasado con la cerveza, pero no me he emborrachado. Hace 15 años, que ya no estoy en la misma habitación de mi ex...Lo he superado como he podido.
    Es muy fuerte, para un macho hispánico, no poder acariciar a la persona que amas... Pero es lo que hay. Lo de macho...
    Con el divorcio, me he pasado con las cervezas, pero comienzo a aproximarme a niveles normales.
    Para olvidar, para no ver la realidad, para ser simpático y ligar...Es la parte fácil de la vida.
    La soledad...estoy cambiando.Ja, ja, ya veremos que sale.

  15. en respuesta a Argentum
    #4
    24/08/10 13:07

    Hola Argentum.

    Gracias por tu interés. Es un tema importante, aunque desagradable.

    Mi crítica a AA puede que sea injusta. Pero bienvenidos sean, si ayudan a muchos alcohólicos.

    Mis reparos se basan en el sistema: eres un alcohólico de por vida, y siempre lo serán. Es autoflagelante.

    Lo he hablado con psicólogas (son mucho mejores que los psicólogos)y están de acuerdo que el sistema de AA está "viciado" desde su origen, ya que ayuda al paciente a dejar de beber, pero a costa de recordarle todos los días que es un alcohólico.

    En el fondo, este sistema de AA no ayuda al paciente a pasar página, a superar su enfermedad. Le sigue recordando todo el rato que es un enfermo. Muy calvinista.

    En cambio, una buena terapia psicológica y por supuesto la imprescindible ayuda de la familia y amigos, ayuda al alcohólico al olvidarse del tema.

    Pondría un paralelismo. Ante la muerte de alguien querido, uno puedo optar por pasar su personal duelo. Una vez superado, se olvida la enfermedad y la muerte, y sólo nos quedan los recuerdos agradables. Maravillas de la misteriosa memoria selectiva.

    En cambio, con el sistema de AA, uno no pretende pasar su duelo, pasar página, sino regodearse de una manera un poco enfermiza y morbosa en que sigue llorando al desaparcido (o que siendo un alcohólico 10 años después de dejar de bebber).

    Pero bueno. Supongo que cualquier medio es bueno con tal de que el alcohólico se rehabilite.

    Y esta enfermedad está tan extendida, que estoy seguro que todos tenemos casos de familiares, amigos, compañeros de trabajo que son alcohólicos.

    Pero muchos, tanto los familiares como el afectado, no son capaces de reconocerlo.

    Oiga: y que pareciera que yo soy de la liga anti alcohólica. Todos lo contrario. Sabes lo que me gusta comer bien, tomar un buen vino y luego los gin tonics que hagan falta. Pero ojo: siempre que no se convierta en un rutina, porque como dije, el bebedor abusivo puede estar muy cerca de esa delgada línea roja qu le lleva de un forma irremediable y definitiva al alcoholismo.

    Pero el alcohol está detrás de muchas vidas arruinadas debido a un divorcio, pérdida de trabajo y hasta suicidios.

    Un abrazo.

    P.D. Para cambiar de tema, voy a poner un nueva columna, de las tontas. Ja, ja.

  16. en respuesta a herrador
    #3
    24/08/10 03:55
    Hola Herrador, bOrwell Conozco un caso en el que la recuperación ha sido total. Ha asistido a AA, pero hay que remarcar, que mucho ha tenido que ver el amor de una mujer y su apoyo al enfermo. La clave está en encontrar algo o alguien que le de motivos para dejar la bebida. Un abrazo y ánimo
    ARGENTUM Bottom 10
  17. en respuesta a herrador
    #2
    23/08/10 16:07

    Estoy muy de acuerdo con esa clasificación.

    Yo a los alcohólicos sociales los llamaría bebedores abusivos. Es la antesala del definitivo e irremediable alcoholismo.

    Es una línea invisble y muy fina y casi inapreciable, y algunos la traspasan sin saberlo. Todo alcohólico ha sido antes bebedor abusivo, a lo mejor muchos años, hasta que cualquier problema le empujó sin querer al alcoholismo.

    Yo mismo he tenido fases en mi vida de bebedor abusivo, y me di cuenta a tiempo. Cuando comes todos los días fuera de casa, y no menú del día sino en los mejores restuarantes de Madrid, y cuando tus anfitriones o invitados son bebedores, es muy difícil abstraerse de esa dinámica que, lenta e inadavertidamente, ha llevado a muchos al alcoholismo. Afortunadamente, hace ya mucho tiempo que excluí de mi rutina laboral las mal llamadas comidas de trabajo. Además, la mayoría sólo son una pérdida de tiempo. Ahora solo bebo con amigos o con gente con la que me apetezca, y en general no pruebo el alcohol entre semana. Trabajar (y escribir y leer y hacer deporte o estar con tu familia) y alcohol, son malos compañeros. Hay que reservarlo para ciertas ocasiones. Malo si se convierte en un rutina diaria.

    El alcoholismo no significa necesariamente marginación. Conozco casos de gente que lo tiene todo, y van bien vestidos, y mantienen su higiene y una vida aparentemente normal, pero son alcohólicos y no lo saben.

    La mejor terapia es la ayuda familiar y encontrar una buena psicóloga. Los psiquiatras no me gustan nada. Me parecen la mayoría unos cantamañanas que inflan a sus pacientes de pastillas. Los ansiolíticos y antidepresivos pueden ser útiles en una primera fase, pero jamás pueden sustituir a una buena y continuada terapia.

    Y por cierto; lo primero es reconocer el problema, tanto familiares como el alcohólico. Si se mira para otro lado (debido a la vergüenza), no se puede hacer nada. Los problemas hay que enfrentarlos, no ocultarlos por un estúpido sentido de "pudor social".

    Hablamos cuando quieras.

    Un abrazo.

  18. #1
    23/08/10 14:58

    Gracias por publicar la columna.

    Yo estoy googleando sobre este tema y he encontrado alguna página con información. Así, se clasifica la adicción en varios grados, según la cantidad de alcohol que consumen:

    1.- Abstemios.

    Serías aquellas personas quienes no disfrutan o muestran un desagrado activo al gusto y a los efectos del alcohol y en consecuencia, no tienen interés en repetir la experiencia.
    Igualmente están los no bebedores preocupados, que no solamente se abstienen si no que buscan el persuadir o coaccionar a otros que comparten su abstención.

    2.- Bebedores sociales

    Beben con sus amigos. El alcohol es parte de su proceso de socialización, pero no es esencial, y no toleran una embriaguez alteradora. Esta embriaguez es rara, puede ocurrir sólo durante una actividad de grupo, tal como una boda, una fiesta o el día de año viejo, momento en que se permite bebida en exceso.

    3.- Alcohólicos Sociales

    Se intoxican con frecuencia, pero mantienen ciertos controles de su conducta. Prevén las ocasiones que requieren, de modo rutinario, tomar "un par de copas" antes de ir a casa. Son personas que les gusta ir siempre a los mismos lugares de bebida con gran tolerancia al alcohol. Un alcohólico social encontrará tiempo para una copa por lo menos, antes de la cena. Su bebida no suele interferir en su matrimonio ni gravemente en el trabajo mientras mantenga esta situación.

    4.- Alcohólicos

    Se identifica por su gran dependencia o adicción hacia el alcohol y una forma acumulativa de conductas asociadas con la bebida. El término alcoholismo se aplica al desajuste social que se presenta en las vidas de los individuos adictos y de sus familias.

    Habla también de las secuelas físicas que provoca el consumo y ahí aparece el ya citado "Síndrome de Korsakoff", entre otras muchas patologías. Por supuesto, se detiene en el deterioro sicológico y social que provoca la enfermedad.

    En cuanto al tratamiento, no me queda muy claro en qué consiste. El centro en cuestión es un gabinete de sicólogos que utiliza la hipnosis. Lo que sí hace hincapié es en el papel de la familia, en que el tratamiento no es posible sin la implicación del entorno más inmediato del enfermo.

    La familia ha de pasar por unas fases para poder ayudar, que, típicamente, van desde la negación del problema hasta la aceptación, pasando antes por el reconocimiento. el enfrentamiento y el control del problema.

    Y luego están las caídas y recaídas, el seguimiento, la posibilidad de volver a caer en la bebida crónica....

    Y al fondo de todo, la soledad, uno de los principales factores que desencadenan esta enfermedad.

    Tenemos que quedar un día para hablar de nuestras experiencias personales, personales. No se bien como enfrentar esta situación. Cualquier consejo o experiencia compartida me puede dar pistas.

    Un abrazo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar