La movilidad

28

LA MOVILIDAD

04-08-10

Nacemos sin movilidad, y morimos inmóviles. La inmovilidad podría sugerir muerte, pero resulta que hay vida sin movilidad.

Como machos alfa de este planeta (la especie humana, la superior, arriba  del todo en la cúspide de la famosa cadena alimenticia) que lo estamos aniquilando poco a poco (menos mal que ya existe una fuerte y muy extendida conciencia ecológica, sin tener que ser necesariamente para ello un ecologista profesional y gilipollas, con rastas y fumando porros, y viviendo del cuento de las subvenciones, sin trabajar de verdad, y encima izquierdones), nacemos tan frágiles y prematuros que estamos unos doce meses sin poder caminar.

Tanta leche de especie superior, y un bebé recién nacido en la sabana africana no duraría ni dos telediarios de Matías Prats, al contrario que animales como los ñus o las gacelas, que a los pocos minutos de nacer ya pueden correr, y ponerse fuera del alcance de una leona, por ejemplo, no así de un guepardo, que son muy rápidos, y que era nuestro animal favorito, allá de muy niños cuando nos leímos entera Fauna (manda güevos, unos diez tomos. Ya entonces éramos unos friquis. Quién sabe, a lo mejor eso nos improntó para siempre nuestro irremediable gusto por la lectura,  además de otras sagradas aficiones posteriores como la comida, la bebida y las mujeres), la enciclopedia de Salvat dirigida por el memorable Félix Rodríguez de la Fuente, que hacía algunas trampillas en el rodaje (ahora no permitidas por los documentalistas más serios tipo BBC o National Geographic), pero nos da igual.

Vaya. Ya nos estamos yendo por los cerros del Serengueti, divagando y haciendo frases y párrafos largos con muchos paréntesis, a lo Juan Benet. Una prueba de lectura para nuestros ya innumerables y fieles lectores. Coño, que se esfuercen por un día, que uno no va a escribir todos los días corto y claro, como cuando bebemos mucha agua y meamos claro, y así nos reímos del boticario.

Al grano (o a la columna), que se nos ha ido media columna diciendo gilipolleces.

Uno no aprecia su movilidad, hasta que la pierde. Nos levantamos por la mañana sin ayuda, y desayunamos y nos duchamos y paseamos el perro y conducimos y cogemos el metro (lo menos posible. No es de nuestros sitios favoritos, la verdad. Preferimos el taxi, y así charlamos un poco con los taxistas, y tomamos el pulso a la nación y a la bolsa).

Somos móviles, independientes, libres, y ni siquiera pensamos en ello.

Nosotros no sabíamos que el mayor regalo de la naturaleza, no es por ejemplo  tener una polla muy grande, y, sobre todo, incansable y muy fiable. No. El mayor don que nos ha dado la naturaleza es la movilidad.

Cuando nuestro padre (ya polvo, más polvo enamorado) perdió su movilidad, descubrimos con horror lo que es no tener movilidad, autonomía, pero dependencia, sufrimiento y humillación. Y depender de otros, en muchos casos ni hijos ni familia, porque hay muchas familias que huyen de los viejos enfermos, y los abandonan a la suerte de un geriátrico, o al cuidado de un pobre inmigrante sin papeles al que pagan una miseria por cuidar noche y día a un enfermo sin movilidad, uno de los trabajos más duros que conocemos.

La inmovilidad de nuestro padre, su dependencia de una silla de ruedas, nos asustó tanto, que nos prometimos cuidar nuestro cuerpo de la mejor manera posible, cosa que hacemos a medias y a rachas, por cierto.

Muchos de los que hoy vemos por la calle (a lo mejor nosotros mismos), seremos algún día inmóviles: nos costará cada día más caminar, hasta que acabemos en una silla de ruedas, y entonces todo nuestro cuerpo se irá atrofiando poco a poco, y no activaremos la benéfica y necesaria circulación sanguínea, e iremos perdiendo la fuerza, y hasta nos haremos menos inmunes por la falta de ejercicio, y, por tanto, falta de apetito, y así un resfriado se convertirá en una aviesa y mortal neumonía.

El simple hecho de caminar, nos da la vida, y no lo sabemos. No es necesario ser un vigoréxico de gimnasio a lo Aznar (menudo bobo. A la vejez viruela). No. Se trata de cuidarnos un poco para que podamos caminar y vivir solos y autónomos, y si es posible hasta el día antes de nuestra segura muerte.

La movilidad o  la mejor y más valiosa joya que tenemos, y ni siquiera lo sabemos.

Ay de quien se convierta en inmóvil y viejo . Entonces no necesitará todavía morirse para saber lo que es el cristiano infierno. 

  1. en respuesta a desvelada
    #29
    13/08/10 03:06

    Bona nit, desvelada.
    El sol por fuera...Mirar el perfil mas conocido de los muebles...
    Me haces llorar...
    Me desconciertas. Pero no pasa nada, la vida es así.
    Espero que seas muy feliz.
    Si supiera enviar unas imágenes mías, de hace 12 años...
    En mi pueblo,con una movilidad que no veas ( encima de un caballo), vestido de moro, mi casco, mi espada... No la pongo, porque no se enviarla, claro. Si lo supiera, al día siguiente, estarías a mi lado, rendida a mis pies.
    Bueno pensando que hace años atrás,te lo pensarías, claro.
    No tengo casco, ni pelo...
    Estoy solo...Estoy fatal. Pero posiblemente pronto, seré muy feliz. Y si no, ¡Pues no!
    Hago lo que puedo. Hasta ahora, me ha ido bien...

  2. en respuesta a 3...s
    #28
    10/08/10 14:28

    Espero que lo de la férula en el antebrazo derecho no fuese un daño colateral de la comida en el Meson 5J.
    De cualquier manera, parece que no es demasiado grave, de lo cual me alegro.
    Pero dices, "para lo que podía haber sido". Pues tu sabrás lo que podría haber sido, pero hay que andar con ojo.
    Cuidate.

  3. en respuesta a Elfester
    #27
    10/08/10 03:45

    Hola Elfester,

    Veo que ahora sabes hasta cambiar el apodo. Me alegra que te hayan podido ayudar de verdad y sin tanto lío.

    Hoy estoy desvelada otra vez (ya ves la hora) y estaba intentando traducir un poema que me gusta mucho de Miquel Martí i Pol. Él padeció durante 30 años esclerosis múltiple y murió de esta enfermedad.

    Empezando por el título, no sé si es mejor hechizo, conjuro o ensalmo...lo que os parezca de la vida sencilla. A mi me parece maravilloso este poema, aunque fuera por su triste situación que lo obligara a estar en casa, en la que imagino una tarde de verano.

    ..................................................................

    Conjuro de la vida sencilla

    Es bueno sentarse en casa en la penumbra
    con un libro en las manos, no comenzado
    mientras el sol resplandece con furia fuera
    y todo debe incitar a la desmesura.

    Es bueno reposar los ojos y el pensamiento
    en los perfiles más conocidos de los muebles
    y sentir a lo lejos el ruido de los automóviles
    en los que la gente viene y va agitada.

    Y es bueno también saborear los instantes
    de la quietud total, porque el silencio
    es agua de palabras que concreta
    el entramado sutilísimo del poema.

    Es bueno vivir en cualquier momento,
    en ocasiones solo, otras en compañía,
    escuchando las voces que el paso de los años
    y un obscuro impulso, convertirán en himnos.

    Miquel Martí i Pol

    ...............................................................

    Eixarm de la vida senzilla

    És bo de seure a casa en la penombra
    amb un llibre a les mans, no començat
    mentre el sol bat amb fúria defora
    i tot deu incitar a la desmesura.

    És bo reposar els ulls i el pensament
    en els perfils més coneguts dels mobles
    i sentir al lluny el brum del automòvils
    en què la gent va i ve desficiosa.

    I és bo també assaborir els instants
    de quietud total, perquè el silenci
    és aigua de paraules que concreta
    l'entrellat subtilíssim del poema.

    És bo de viure en qualsevol moment,
    a estones sol, d'altres en companyia,
    bo i escoltant les veus que el pas dels anys
    i un fosc impuls convertiran en himnes.

    Miquel Martí i Pol

    .................................................................

    Os deseo que podáis disfrutar de algún momento así este verano.

  4. en respuesta a Elfester
    #26
    10/08/10 03:12

    Vuelvo a escribir...por si se borra...
    No se si eres viejo, pero al decir Valencia, me acordé de tí.
    Las mujeres...No todas son iguales. ¡Pero que difícil es entenderlas! No se si es genética, educación, muchas son maravillosas...Espero que esta última, no se me escape de las manos. Ni yo de ella, claro.
    La tranquilidad... Cada época tiene su encanto.
    Bona nit.

  5. en respuesta a Viejo
    #25
    10/08/10 03:06

    Quizás busqué ese nombre, por la soledad familar. Una especie de autocompensación.
    Mi penya es importantísima para mí, y pensé varias veces en dejarla. Mis amigos me decían: ¿ Pero que dices ?
    Ahora, poco a poco, vuelvo a ser yo. Era muy lanzado.
    Uno de mis mejores amigos, nos queremos como hermanos. Un primera división. Se machaca en el gimnasio, NUNCA ha bebido cerveza o vino. Me dice: " Vamos a Valencia, te presentaré a...". ¡ Que quieres que me de algo! Si yo juego en tercera regional, no preferente. Casi preñado...Me insiste, porque sabe que estoy mal.

  6. en respuesta a Viejo
    #24
    10/08/10 02:53

    Es que estoy medio de vacaciones...mira que te gusta provocar, Viejo ;) A mí también, aunque no tengo tanto arte. Te voy a contestar.

    Entre Enric y yo hay buen rollo, y un intento fracasado por mi parte para que pudiera conectarse a otras páginas, tener una dirección de correo, subir sus dibujos...pero lo siento, no me explico demasiado bien y no pudimos coincidir nunca en el chat para enseñarle algunas cosas. Él me lo ha agradecido con los piropos que me ha dedicado, aunque me sonroja a veces leer cosas así.

    Jajaja, lozanía, juventud!!!......Ignoraros? Nunca! Ya ves que os leo en cuanto tengo un rato en este inusualmente movido verano.

    Besos (porque supongo que lo de movile lo has dicho para que encajara con el título del post...).

  7. en respuesta a Enricelfester
    #23
    09/08/10 13:06

    Lo ves, Enricelfester, el nombre tambien es importante, en el tuyo llevas implícito la fiesta, la juerga, el jolgorio. etc., en el mio el reposo, la decadencia, la vejez.......
    A ti, nuestra querida "desvelada", te ha puesto piés en polvorosa cuando a mentado a su pareja, a mí en cambio, me piropea con aquello de que no soy tan viejo como parece y además en su inconsciencia juvenil me llama lúcido.
    De esas cosas de amores y desamores sabe mucho nuestro amigo "mane" y espero con deleite su regreso a estos lares, para que nos haga mas llevaderos estos calores veraniegos.
    En cuanto a nuestra "desvelada", ya sabes "la donna e mobile qual puima....." y esa movilidad viene dada por su lozanía y juventud, ya sabes que a las mujeres se les perdona todo, menos que nos ignoren, e incluso a veces, tambien eso.

  8. en respuesta a 3...s
    #22
    09/08/10 12:50

    Siento lo de tu brazo, amigo. Espero que sea algo leve.

    Y exacto. La columna iba más por la inmovilidad/dependencia de nuestos viejos.

    No quiero hablar más del tema para no contrariar a Viejo.

  9. #21
    09/08/10 00:14

    El comentario de ayer está incompleto, claro.
    Voy a simplificar a tope.
    Mi amigo A, tuvo una herida en el pie. Dos meses, para curarse.
    Se sube a una moto...Escayola.
    Esguince...
    Ahora ciática. No podía casi andar. Lleva 6 meses así.
    ¿Cómo me encuentras?. ¿ Ves algo raro en mí?. Estoy tomando Valium, sin autorización. (Es oculista)
    Nada, te veo, cansado.
    Me dijo:" No quiero entrar en Internet". Por eso le comenté lo de Boswell.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar