La andrógina mujer

28
Este contenido tiene más de 8 años

 

LA ANDRÓGINA MUJER

29-11-12

Alguien dijo que las mujeres quieren estar delgadas para gustar a otras mujeres.

Ante lo inesperado e inquietante de tal apotegma (que significa dicho breve y sentencioso, que lo acabamos de mirar), decidimos preguntar a nuestra mujer, que nos contestó un tanto airada y mosqueada: Qué estupidez. Yo quiero estar delgada para gustarme a mí misma.

Esta contestación nos sumió todavía más en la perplejidad, y entonces decidimos escribir esta columna para poder investigar un poco sobre el asunto.

Es absolutamente enternecedor observar los tremendos esfuerzos que hacen las mujeres para cuidarse. Alguna ya no sólo se opera las tetas, los morros y las piernas, sino que se operan hasta el chocho, que ya es decir.

(Verídico. No es trola, que lo hemos leído en internet).

Nuestra favorita es la mujer madura, más o menos de nuestra edad. Como tenemos una hija guapísima de veinte años, consideramos algo ridículo y hasta delictivo eso de que hombres maduros salgan con mujeres mucho más jóvenes. De hecho nos parece un delito de pederastia, aunque formalmente no lo sea. Debería ser punible.

Es encantador observar a la mujeres en una lucha, mejor, una guerra que ya tienen perdida de antemano: la vejez, el paso del Tiempo.

No hay nada más patético y triste que mirar en una mujer el resultado de la falta de pericia de un cirujano plástico. No hay nada menos erótico que, estando en plena faena, tocar el bulto duro de la silicona de un pecho operado (con la salvedad de aquellas que, por enfermedad, hayan tenido que reconstruir su tan femenino atributo, porque entonces las adoramos más aún si cabe).

Nosotros somos hombres y nos gusta estar delgados, pero no andróginos. Mariconadas, las justas. Y queremos estar delgados para estar a gusto con nosotros mismos (no hay nada más deprimente que probarse un pantalón del verano pasado y que no nos entre). En esto va a ser que nuestra mujer tenía razón, por extensión y analogía.

Pero sospechamos que si las mujeres llevan bolsos y zapatos y cinturones y accesorios a los que los hombres jamás prestamos atención, lo hacen para gustar, en el buen sentido, a otras mujeres. Si no, para qué?

Por tanto, nos identificamos con el apotegma más arriba dicho. Misterio resuelto después de nuestra investigación.

El problema es cuando la mujer, ya da igual la edad, de tal delgada que quiere estar, se convierte en algo andrógino: la miras por detrás, y no tiene culo, sino el culo de un hombre delgado. Por no hablar de las tetas, que con tanta dieta creemos que hasta se les empequeñecen y hasta se les caen, con lo bonitas y útiles que son unas buenas tetas.

Pues nada, dale que te pego: quiere ser hombre cuando los hombres deseamos que sea mujer, y cuanto más maciza, mejor.

La española caucásica o como se diga, tiene un problema: que España se ha llenado de latinas, que al contrario que la nacional, no desfallecen en mostrar sus femeninos atributos: unos culos, unas caderas, unas tetas, que nos hacen temblar a los hombres.

Los hombres en público somos unos esnobs, y preferimos que nos vean con mujeres delgadas/andróginas y con bolsos de marca, aunque nos sepamos cuál.

En secreto, preferimos las latinas.

Entonces, señoras, para qué tanta dieta? Sufren ustedes y encima no nos dan gusto a los hombres.

La verdad, no hay quien les entienda.

  1. en respuesta a 8........s
    -
    #31
    29/01/13 13:40

    Supongo que serán mas o menos como estos dos puntos de vista.
    http://www.youtube.com/watch?v=6wwbrWFC910
    Muy graciosos al principio, hay frases... y al final.
    La realidad...Cada uno cree que la tiene.
    Es un tema que siempre me ha preocupado.
    A nivel social, al principio de una relación con una amistad...
    O ver la realidad de nosotros mismos.
    Hay que mirarse en el espejo interior como dices y es mas difícil.
    Ya lo dijo nuestro amigo: " Ves la paja en el ojo ajeno, y no ves la viga en el tuyo".
    No he encontrado nada mas del que "avisa no es traidor" que me guste. Y es una pena, porque creo que puede hacer cosas buenas.
    Un abraç.

  2. en respuesta a Elfester
    -
    #29
    28/01/13 13:08

    así es enric...antes el corrector me metió la o...esto de los correctores ...son un poco como los censores...los borjas y los curros tienen una forma diferente de ver la realidad...y a veces tiene que venir un antonio o un luis cualquiera para mostrarnos algunas partes de la realidad que a veces nos ocultan y otras ...nos las ocultamos...por cierto el tío este es bueno...y es que todos podemos mostrar un poco del monstruo que llevamos dentro...este al menos nos aviso...y claro encima de acojonar el tío va y nos dice que nos advirtió...es que no hay nada como que nos pongan de vez en cuando enfrente de nuestro espejo para alejarnos de cualquier doctrina...un abrazo enric...

  3. en respuesta a 8........s
    -
    #28
    28/01/13 12:46

    Hola 8........s. Se lo pregunté a mi amiga de Sevilla que es un Borja y me dijo que un pijo. Y un curro, pues un currante.
    Estoy buscando cosas de él, y es lo mejor que ha hecho, creo. He visto algunos que no me gustan nada de nada.
    Te envío éste, pero no es de humor precisamente...
    Voy a buscar algo mas y si encuentro algo interesante te lo envío.
    http://www.youtube.com/watch?v=LJzcfnR6yQ8

  4. en respuesta a Elfester
    -
    #27
    25/01/13 15:43

    es muy ...requeteestupendo...que diría un Borja...o un de puta madre que diría un Curro...por cierto Enrico tienes más de este tío...un abrazo...

  5. #26
    25/01/13 01:14

    Sí son así.
    ¡Ya está bien!
    Tantas feministas...
    Hombres del mundo, uníos...
    Ya está bien de machaques.
    Por eso la palmamos antes...
    Ni genes, ni alcohol o tabaco...
    ¡De los disgustos que nos dan!.
    Éste hombre ha manifestado su dignidad...
    Esta noche ya puedo dormir tranquilo por contribuir con mi granito de arena ante tamaña explotación...
    ¡Ya he visto la luz!.
    Pero me voy a dormir...
    Sino lo envías esto a tus amistades...
    No te saldrá la primitiva. El Euromillones. Ni una tia buena...
    Nada, no te saldrá nada.
    Bueno sí, las paperas aunque ya las tuvistes.
    Me ha hecho mucha gracia este hombre...Es muy expresivo...
    http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=16yk60RUkGQ&feature=endscreen

  6. en respuesta a Elfester
    -
    #25
    02/01/13 22:03

    Lo malo, es cuando no dejan que leas...
    Aquí es un sitio libre, podemos escribir, nos dejan, puedes leer...
    Y pasa...
    Vaya que si pasa...En otros sitios.
    Que no pasa...No dejan.
    Tanta libertad de expresión.
    Y ahora de víctimas, a verdugos...
    Dan verguenza ajena, de tomadura de pelo.
    No tipo pelicula en blanco y negro...Cuando una pareja se besaban...Americanas, claro...Tan avanzadillos ellos. Nosotros no besabamos, éramos castos...
    Y alguna persona gritaba en el cine algo muy gracioso, que era la hilaridad de los espectadores.
    Geniales...ja ja ja
    Y lo censuraban tipo porno, o mejor manipulación, los de aquí, claro.
    Ahora son muy sutiles, entonces eramos de "pueblo", ahora estamos algo informados, pero seguimos en las mismas...

  7. en respuesta a Kitty_kitty
    -
    #24
    02/01/13 15:58

    Leer es aprender, sea del tema que sea, de lo bien escrito que esté o no, de la seriedad o del sentido del humor...

  8. #23
    02/01/13 15:22

    Lo que hay que leer...

  9. #22
    02/01/13 15:00

    Sobre el tema, prefiero a las delgadas. Aunque no a las andróginas...
    Las muy llenitas, o hechitas no me gustan por dos cuestiones: Una de "logística", o sea que no hay un contacto íntimo directo, total. ¿ Como lo escribiría, por si hay niños leyendo?. Pues que no hay un contacto entre los dos huesos púbicos. Vamos, o no se, o al mirar en el anexo del Kamasutra, ni lo han puesto.
    Y otro y ese ya es mucho mas serio, mas grave, mas de supervivencia el de morir por asfixia en el intento oral, tan hablador él... al no poder respirar.
    No es broma, me ha pasado con dos amigas, y no mas...La vida ante todo...
    Paso...
    Otra cosa es que sea mi pareja y engorde, entonces me adaptaría, porque el cariño lo supera.
    Las rusas son bellísimas. Las brasileñas tan macizas...francesas...valencianas, madrileñas, catalanas, gallegas, sevillanas...Y es que en cada sitio están las jamonas, piernas de cordera típicas del lugar.
    De acuerdo con Boswell que no haya excesiva diferencia de edad.
    ¡Ay el paso del tiempo! Lo veo conmigo mismo, y cuando veo algún que otro cuerpo. Pero engañan muchas con 60 años. Estan muy bien, es verdad. Lo digo en serio. No estoy desesperado...
    ¡Y la experiencia que tienen! que me hacen cantar rancheras o cantos gregorianos, dependiendo de su carácter...
    Saben un montón. Eso es cultura...Eso es saber...
    Es mas, tienen buena conversación, saben lo que quieren, se entregan en todos los aspectos en el sexual, pero sobre todo buscan a los sentimentales, no a los sementales. Buscan cariño.
    Cuando vamos, ellas estan de vuelta y media. Estamos perdidos ¡Nos superan con creces!.
    Una vez quedé con una conocida, y tenía los labios mas gordos que Kunta Kinte. ¡Qué horror!, para denunciar por agravio estético a una paciente. Lo de las tetas, lo he sentido, y no es agradable. Casi como tocar el balón del Madrit. Notas un no se qué de repelús...
    Nos vamos a comer.

  10. en respuesta a Boswell
    -
    #21
    01/01/13 22:40

    Lo del druida me dejó un tanto desconcertado. Hizo que de golpe hasta supiera hablar gallego, al repetir lo que decía...
    Esa oscuridad.
    ¿Y la niebla que había?.
    No me extraña que crean en las meigas...
    La queimada muy buena caliente, pero al enfriarse no es lo mismo.
    Las costillas con las manos...Oye, que buenas estaban y tiernas...Creo que nunca he comido unas tan buenas.
    Los bancos sí eran un tanto problemáticos.
    La compañía encantadora.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar