¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Joldi's Blog

Reflexiones sobre economía, sector inmobiliario, empresa, finanzas...

Buscando un piso de alquiler desesperadamente

Por aquellas cosas de la vida me ha tocado mudarme y ponerme a buscar piso de alquiler por Barcelona. Y después de tirarme unas semanas escrutando todo el mercado de alquiler he empezado por entender porque el alquiler en este país está tan bajo mínimos comparado con el resto de Europa.
Obviamente, primero hay una cuestión que resulta impepinable y que por todos es conocida, y por algunos explotada; y es que en este país, rige por encima de todo, una cultura de propiedad. Y tanto da que ello se consiga mediante una propiedad megaendeudada sufragada por una hipoteca agobiante porque tal como dicen los nuncabajistas "alquilar siempre será tirar el dinero".
Ello por lo que respecta por el lado de la demanda, ahora bien, por lo que atañe a la oferta el asunto también tiene miga. Empezaremos con las agencias inmobiliarias, en donde el alquiler representa un sector de negocio claramente secundario y/o, en ocasiones, marginal por cuanto su margen comercial (1 mensualidad + 150€/300€ de gastos de contrato, todo en B por supuesto) son ridículas comparadas con la tajadas que sacaban hasta hace poco en las compraventas. Ello motiva en muchos casos que los profesionales destinados al alquiler sean de bajo perfil: poco profesionales, faltos de seriedad y de escasa preparación, y que por tanto, pueden acabar por entorpecer el cierre de las operaciones antes que facilitarlas. Y por otro lado tenemos a los caseros, señores, que sin ánimo de polemizar porque toda generalización es injusta, en algunos casos hacen gala de una portentosa imaginación para creerse estar en posesión de un palacete en zona exclusiva cuando en verdad alguien debería de decirles que son propietarios de pisitos cochambrosos que "atesoran todo tipo de "bondades": suciedad, dejadez, mala conservación, falta de mantenimiento, trastos por doquier, suministros en lamentables condiciones, ..., en resumen, pisos en los que el dueño lleva años sin rascarse el bolsillo para acometer las reformas necesarias para hacerlos aptos para entrar a vivir de inmediato tal como ellos aseguran. Y si ya con eso no tienen suficiente, luego están las condiciones draconianas que te imponen para firmar, entre otras perlas; precios que en Barcelona no bajan de 1.000 € al mes si quieres hacerte con algo decente, exigencia de exhibir contratos fijos y nóminas que tripliquen la mensualidad pedida y con fianzas que van desde los 3 meses (sin amueblar) hasta la presentación de aval bancario del 10% de una anualidad y toda una retahíla de cláusulas abusivas que harían palidecer hasta al más sinvergüenza. Muchos propietarios no quieren entender que la avaricia rompe el saco, y que a más precio que pidan, más riesgo de subarrendamiento de habitaciones, auténtico tema tabú en el sector.
Vaya, todo un panorama que no es el más favorecedor para impulsar el alquiler en este país por mucho que algunos no paren de marear la perdiz. Aún y con eso, al final y a base de rascar, trinqué el piso. Esperaremos que pase la tormenta y ya veremos más adelante que tal anda el mercado de compraventa.
  Leer más

Una alternativa a los Expedientes de Regulación de Empleo

En tiempos de crisis como los actuales prácticamente no pasa día que no sea noticia la presentación de algún que otro Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a la Autoridad Laboral de turno. En este tesitura, y aunque los mismos sean justificados, nadie puede quedar impasible frente al drama humano que acarrea a los afectados estar incluidos en un ERE. Y más cuando en tiempos como los actuales la posterior recolocación en el mercado de trabajo puede ser harta larga y complicada.
En estas situaciones críticas, poco o nada se habla acerca de lo que podría ser una alternativa firme a los ERE's como son los Expedientes de Suspensión de Contratos regulados en el art. 45.1.j del Estatuto de los Trabajadores. Este procedimiento, coyuntural para superación de situaciones críticas de las empresas, ha caído bastante en el olvido. Y es una lástima por cuanto es una herramienta al alcance de todas las empresas y que bien instrumentada es una alternativa frente a la toma de una medida tan drástica como el Expediente de Regulación de Empleo. Básicamente, se trata de un procedimiento que con la previa autorización administrativa permite a las empresas suspender en tiempos de crisis y de una forma motivada los contratos de sus trabajadores. Con ello la empresa no se desprende de manera definitiva de su capital humano al que ya ha formado y que acredita sobrada experiencia, a la par que no tiene que abonarles su salario ni indemnizaciones por despido mientras dure la crisis, si bien sí que deberá seguir cotizando a la Seguridad Social por los trabajadores con contrato suspendido. Los trabajadores, por su parte, cobrarán el desempleo mientras dura la suspensión de sus contratos de trabajo. Una cuestión a debatir mientras se instruye el expediente de suspensión es el relativo al complemento de la prestación por desempleo hasta el salario real que venía percibiendo el trabajador, dependiendo ello en gran parte de la situación más o menos crítica que pueda acreditar que atraviesa la empresa.
En fin, que creemos que es una opción que siempre se debería tener más en cuenta por todos los agentes sociales y que desde el Gobierno se debería de impulsar y agilizar su utilización, a la vez que se debería de introducir alguna que otra novedad legislativa como las relativas a que los trabajadores incluidos no vean mermadas sus derechos de acceso a nuevas prestaciones por desempleo si la empresa finalmente no se sale de la situación crítica en que está inmersa o con matizar la exigencia a la empresa de seguir cotización a la Seguridad Social por los trabajadores suspendidos.   Leer más

Tiempos de Crisis, Tiempos para cambiar

En tiempos de crisis salen a la palestra los temas de siempre: que si toca flexibilizar el mercado laboral, que si hay que abaratar el despido, que si hay que invertir en la formación de los trabajadores, que si hay que crear puestos de trabajo de mayor valor añadido, etc. Y si bien es encomiable que se pretenda impulsar planes que reviertan en una mayor formación y cualificación de los trabajadores para así aumentar la productividad y competitividad de este país, no es menos cierto que se echa en falta que de la misma forma no se haga hincapié en atender las carencias de gestión de las cúpulas directivas y empresariales de este país. Porque en ocasiones resulta desalentador presenciar in situ los atrofiados conocimientos, capacidades y actitudes de la que hacen gala ciertos dirigentes que comandan muchas empresas. Y ya sabemos que toda generalización es injusta y que en absoluto se trata de incitar a un debate clasista o generacional, o de echarle el muerto de esta crisis al tejido empresarial, pero muchas veces es de juzgado de guardia el nivel que presentan ciertos elementos que están dirigiendo nuestras empresas. Podemos encontrar todo tipo de carencias: analfabetismo crónico en conocimientos básicos de gestión empresarial, torpeza en tomarle el pulso a la realidad que les rodea, incapacidad para implantar una gestión eficiente, falta de previsión, de planificación, cortoplacismo, imprudencia e irresponsabilidad en un excesivo apalancamiento, dejación de funciones, aversión a la innovación, al cambio, soberbia, aprovechamiento propio e indecente, retribuciones superhinchadas con incentivos perversos, etc. En definitiva, una ineptitud patente para el cargo que desempeñan y del cual dependen el sustento de muchas familias. Esperemos que la debacle actual represente una limpieza y para los que queden una necesaria cura de humildad para que en posteriores crisis acumulen un poco más de honradez intelectual e integridad moral. Todos se lo agradeceremos.   Leer más

En tiempos de crisis, Hacienda se estira

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha afirmado hoy que Hacienda permitirá que las empresas puedan aplazar el pago de las retenciones de IRPF. Para ello, Solbes dice que se han dado instrucciones a las delegaciones territoriales para que sean flexibles y miren con buenos ojos las solicitudes de empresas de aplazar el ingreso de las retenciones por IRPF que se practican en las hojas de salarios de los empleados.
La medida es novedosa, llamativa y controvertida ya que las retenciones por IRPF que se descuentan de las nóminas no es propiamente dinero de la empresa, sino del trabajador, al que se le retiene en nómina para ser posteriormente ingresado mensual o trimestralmente al fisco. Es decir, las empresas tan sólo actúan como meros intermediarios o colaboradores forzosos de Hacienda. Por tanto, acusándonos de demagógicos, se podría llegar a afirmar que se estaría permitiendo a las empresas financiarse a corto con dinero de sus empleados. Hasta ahora este medida era excepcional y tan sólo era efectiva para situaciones en que "pudiera afectar sustancialmente el mantenimiento de la capacidad productiva y del nivel de empleo" de las empresas y con el límite de que "pudiera producir quebrantos para los intereses de la Hacienda Pública". Resumiendo, que a la práctica Hacienda hasta la fecha acababa siempre por tumbar cuantas solicitudes de aplazamiento se le presantaran por delante.
No obstante, que nadie se emocione con este presunto altruismo del fisco, porque como cualquier otro acuerdo para demorar un ingreso de deuda tributaria, junto con la correspondiente petición de aplazamiento, la empresa deberá presentar un aval que garantice su pago. A más a más, a la deuda se le cargará un tipo de interés por el aplazamiento que rondaría el 7%, nada atractivo cuando el precio legal del dinero está a más de la mitad. Puestos a financiarse a corto plazo de 1 ó 2 meses con cargo a las arcas públicas, recomendaría a las empresas optar por hacerlo a cargo de la Seguridad Social, por cuanto es automático, no requiere de aval, los importes adeudados sueles ser mayores y los recargos de mora son del 3% y 5% durante el primer y segundo mes de morosidad. Vaya, que visto lo visto, parece ser que continuaremos igual. Eso sí, se agradecería un pelín menos titulares de postín y sí información más completa.
  Leer más

Lacalle a la calle

Ahora es el momento de comprar, los pisos no bajarán más". Semejante patraña la suelta hoy en LA VANGUARDIA Enric Lacalle, presidente del Salón Barcelona Meeting Point , que hoy se inaugura en Barcelona. Este es el mismo fantoche que en 2003 negaba que hubiera burbuja inmobiliaria en este país y aseguraba que “el sector es sólido como una roca y no defrauda nunca a medio y largo plazo”. O el mismo sinvergüenza, que el año pasado seguía negando que hubiese burbuja inmobiliaria y afirmaba con toda desfachatez que “ que el precio del inmobiliario no lo he visto bajar nunca” Sobran los comentarios, el tiempo, juez inapelable, coloca a cada uno en su sitio.

Lo que Lacalle se calla, es que dada la virulencia de la crisis actual y vistos los fundamentales con que trabaja el sector, quedan años de desplome por delante. Y sino que se lo pregunte al Gobierno, acérrimo nuncabajista hasta hace poco, que con la ampliación de la cuenta vivienda de 4 a 6 años, ha acabado por admitir tácitamente que ahora no toca comprar.   Leer más

Otra dosis de populismo de ZP

Otro parche más, otra operación de maquillaje más de ZP. De las medidas anunciadas hoy de ayuda a las familias, la medida estrella es la moratoria del 50% en el pago de las cuotas hipotecarias mensuales, con un tope máximo de reducción de 500 €/mes y para hipotecas no superiores a los 170.000 € (poquitas de éstas hay firmadas en los últimos años) y que se empezará a aplicar a partir de enero de 2009 y durante 2 años. A semejante disparate sólo se podrán acoger parados recientes (¿?) con cargas familiares y con derecho a prestación, los autónomos que se vean obligados a cerrar su negocio o que vean reducido su beneficio en tres veces el IPREM (una puerta abierta al mamoneo puro y duro) y pensionistas con cargas familiares. En estos casos, el Estado garantizará, a través del ICO, el pago de la otra mitad de la cuota hipotecaria. A falta de conocer la letra pequeña de la misma, nos parece otra medida típica made in ZP; populista, demagógica, liosa, poco eficiente y de escaso calado; ya que por sus restricciones afectará a muy pocos y para quienes se puedan acoger a ella, supondrá básicamente una refinanciación de su deuda ; menos cuota durante dos años pero más endeudamiento en su totalidad, vaya, pan para hoy y hambre para mañana, o lo que es lo mismo, alargar una agonía en muchos casos. Más nos parece una operación de distracción pensada para que los bancos/cajas de este país no se vean obligados a aprovisionar por las moras de las hipotecas y que ello represente para muchos la puntilla definitiva que los envíe al garete. Por último, puestos a seguir chupando de Papá-Estado, lamentar que ZP haya vuelto a dejar en el más puro ostracismo a los ciudadanos de este país que están de alquiler. Mucho se ha llenado la boca este Ejecutivo de potenciar el alquiler, pero en realidad se les acaba por dispensar una trato discriminatorio de ciudadanos de tercera: ya no tenían derecho a deducciones en renta que ahora se les deniega el derecho a ayuditas como las aprobadas hoy. Total, que los inquilinos en este país tienen prohibido por ley quedarse en paro. En fin, que ZP sigue luciéndose.   Leer más

¡Te quieres callar!


El presidente del Consejo Superior de Cámaras de España (CSC), Javier Gómez-Navarro no para de cargarla. Días atrás, este ex-ministro socialista, soltó que " las madres con hijos homosexuales prefieren que éstos sean diplomáticos, porque así les ven poco". No satisfecho con esta perla homófoba, ayer se jactó de que "hay que convencer a los sindicatos de que su papel no es defender a los vagos. No deben seguir protegiéndolos". Aparte de la grosería de esta afirmación, lo que sabe peor es que esta bravuconada se la pegue justo cuando las colas de parados frente al INEM no paran de crecer y hay encima de la mesa de la Autoridad Laboral cientos de Expedientes de Regulación en marcha que afectarán a miles de familias. Y si bien es cierto que estas declaraciones se comentan solas y son fiel reflejo de la catadura moral del personaje que se autodefine como socialista liberal (¿?, menudo morro!!), no deja de tener gracia que sea precisamente este tipejo apoltronado el que haga estas declaraciones desde su cargo de capo mayor de las Cámaras Españolas. Unas instituciones inútiles y desfasadas, que si alguien no lo recuerda, son a su vez uno de los mayores parásitos de este país a base de nutrirse de un impuesto revolucionario que religiosamente están obligadas a pagar muchas empresas a cambio de prácticamente nada. En fin, tan solo es de esperar que si este acomodado ex-político tiene un pelín de vergüenza, dimita, o en su defecto, que alguien nos haga el favor de darle una soberana patada en su enorme culo para que le perdamos de vista.
  Leer más

Cosas por hacer si te echan del trabajo

Hoy ha saltando la noticia de que en este país por primera vez en catorce años se está destruyendo empleo neto. El drama del paro se ha instalado una vez más entre nosotros para acompañarnos en esta larga travesía por el desierto de nuestra economía. Es por ello que en estos momentos de destrucción neta de empleo, es importante no confundir a la gente y dejar muy claro que en los tiempos que corren no hay trabajo fijo y que en España opera un tipo de despido libre, express e indemnizado. Esto es, que el empresario pagando la indemnización máxima legal de 45 días/año-trabajado puede prescindir en el acto de cualquier trabajador que le plazca. La excepción a esta regla son sólo supuestos de conculcación de derechos fundamentales y libertades públicas, a más a más de ciertos blindajes a colectivos como los representantes de los trabajadores o madres trabajadoras. Por tanto, cuando alguien es objeto de un despido disciplinario con reconocimiento de su improcedencia y ponen a su disposición la indemnización máxima legal, la recomendación más sensata y práctica es no darle demasiadas vueltas al tema y trincar la pasta. Porque de no hacerlo así, el empresario acabará consignando la pasta en una cuenta del Juzgado y deberemos esperar a que el funcionario de turno nos llame para pasar a cobrar,..., lo cual no es lo más aconsejable sabiendo como anda Administración de Justicia. Tema aparte es cuando a alguien se lo pretenden ventilar mediante despido objetivo por causas económicas ofreciéndole 20 días/año-trabajado. Esto ya no tiene nada que ver con lo anterior, aquí nos están recortando la indemnización a más de la mitad, y por tanto las razones económicas esgrimidas en la carta de despido deben ser lo suficientemente contundentes para justificar que nuestro despido contribuya a la superación de la situación crítica de la empresa. Y en caso de disconformidad del trabajador, estos argumentos deberán ser probados en acto de juicio, y según el juez que esté delante, esto no resultará tarea fácil. Y para acabar una reflexión: supongamos que la gran mayoría de la contratación temporal en este país se realiza en fraude de ley, supongamos que esta gran masa de contratación temporal no es renovada y se extinguen fraudulentamente sus contratos, supongamos que los trabajadores no satisfechos con ello reclaman por despido encubierto solicitando la indemnización a 45 días/año-trabajado y el devengo de los salarios de tramitación hasta la fecha del acto de conciliación o juicio. ¿Algún voluntario para cuantificar la pasta que ello representaría y el palo que se llevarían muchas empresas?   Leer más

Yo no soy tonto. Yo no compro

A mediados de esta semana el Ministerio de Vivienda dio a conocer que los precios de la vivienda en el tercer trimestre cayeron un 1.3%. No está nada mal para un Ministerio que hasta mediados de este año se había negado en redondo en reconocer el colapso inmobiliario de este país, si bien es una obviedad que el MIV sigue quedándose muy corto en sus cifras que no reflejan el auténtico desplome de precios que soporta el sector. Aún así, el MIV no puede esconder que este bajada cuadriplica la del segundo trimestre que fue de tan sólo un 0.3%. Nos queda rally bajista para largo, digan lo que digan los interesadillos de turno, porque en una coyuntura como la actual, que nadie se lleve a engaño, comprar ahora es, salvo contadas excepciones, cagarla. Hace falta recordar que a más a más de la situación de gravísima crisis económica en que estamos inmersos, el mercado inmobiliario lleva tiempo sin levantar cabeza, que está en clara tendencia bajista y con un sobredimensionamiento brutal en su oferta que irá en aumento por las viviendas que se irán acabando y por las provenientes de subastas por impagos. A ello hay que añadirle una demanda menguante, con serias dificultades de financiación y tocada por el desempleo. Con estos condicionantes quién es el incauto que ahora se mete a comprar. Quién compre ahora debe asumir que compra en sobreprecio, debe de saber que todavía nos quedan como mínimo de 2 a 4 años de caída anuales en los precios de la vivienda que estarán merodeando (si no es sobrepasando) los dos dígitos. Por mucho que nos quieran intoxicar con toscas proclamas nuncabajistas (léase Guillermo Chicote & friends), no habrá resurrección del sector ni en 2009 ni en 2010. Y un dato para los que se empecinen a reconocer la cruda realidad que nos acecha, en los EE.UU. se han publicado nuevos informes solventes que muestran que los precios de las viviendas están muy lejos de tocar fondo, y ya se sabe que cuando en los EE.UU. estornudan, aquí nos resfriamos, y eso sin contar que su crisis inmobiliaria empezó año y medio antes que la nuestra y que para venideros años tendremos casi 3 millones de viviendas vacías. Lo más sensato para quién retenga posiciones de liquidez y tenga pensado comprar sin urgencias es empaquetar su efectivo en depósitos a 2 años o más años a tipos superiores al 6% (o productos similares) y asistir con toda tranquilidad al desplome del mercado inmobiliario para acabar entrando como carroñeros cuando hayamos tocado fondo. En todo caso, viendo el cariz que está tomando el asunto, echo de menos alguna campaña institucional, de aquellas tan fútiles y que pagamos entre todos, que fuera mentalizando a la gente que cada día que pasa su pisito de los mil amores vale un poco menos que ayer pero más que mañana. Vaya, lo mismo que la secta ladrillil en este país había elevado como dogma de fe hasta hace poco, pero en sentido inverso.   Leer más

Que siga la fiesta...

Días de locura. Después del pánico generalizado vivido la semana pasada, y tras conocerse las medidas chabacanas de tapa-agujeros de este fin de semana de la cumbre de la Unión Europea, toda una histeria alcista sin precedentes se ha apoderado de nuevo de las Bolsas, contagiando de optimismo irresponsable a muchos incautos.

Las noticias de las bajadas del Euribor y la Inflación también han servido para animar una fiesta efímera y cuya resaca será terrible. En fin, que nadie se lleve a engaño, esta volatilidad histórica en los mercados no puede presagiar nada bueno, y si bien se ha capeado la última tempestad en los mercados financieros, esto para nada se ha acabado y la pregunta será saber por cuanto tiempo durará esta calma chicha. Queda todavía mucha mierda por caer y poco por hacer para evitar que nos salpique lo menos posible.   Leer más

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar