El CME mueve ficha al calor de la noche

Este contenido tiene casi 10 años

 

Comienza nueva semana con sensación parecida a las anteriores, con intranquilidad y nervios, con caídas en los mercados, especialmente duras en los europeos, y sin atisbo de observar siquiera la manera de reparar el desconcierto y riesgo que impera en los mercados.

Los mercados financieros europeos están siendo vapuleados por los inversores, excepto el Euro –curioso-, las deudas soberanas no se compran, las acciones se venden, los comunicados explicando las conclusiones de las cumbres, aunque causan repuntes muy bravos en las cotizaciones y caídas en las primas de riesgo,  son ilusiones ópticas de pocas sesiones y en el fondo motivo de escarnio e indignación.

Los bancos y las empresas no se fían de la seguridad que ofrece el sistema y han depositado más dinero en las arcas de los bancos centrales, BCE y FED que nunca antes. El riesgo sistémico es verdadero, muy elevado, y ante un posible escenario de activarse, que cada día toma más cuerpo, el dinero busca refugio.

Los mercados de deuda están enviando señales serias y que aconsejan suma prudencia. Una segunda crisis de deuda, en esta ocasión también soberana, sería mucho más grave que la de 2.008.

Indicadores como los Swap spreads, los diferenciales en bonos basura, las primas de riesgo y diferenciales en deudas europeas o el comportamiento ascendente del LIBOR, entre otros, indican que los niveles de estrés de los bancos están a flor de piel.

Así las cosas, las bolsas europeas han abierto la sesión cayendo bruscamente, por encima del 2% mientras que en Asia han cedido también, por debajo del 1% y el globex americano registra ahora caídas superiores al punto porcentual. El Dólar está rondando el nivel 1.3700 aunque podría moverse en el rango lateral de las últimas sesiones, delimitado por los niveles 1.3600 – 1.3900 sin aportar mayor información.

La pérdida del nivel inferior alertará de mayor debilidad en los mercados de acciones, las relaciones internas de mercados indican que un dólar fuerte no estimula recuperaciones sostenidas en las bolsas. En este momento quizá la debilidad del dólar es uno de los pocos argumentos que expliquen la fuerte subida de octubre y resistencia de las bolsas, aparte del apuntalamiento de las autoridades.

Entretanto, los mercados se mueven a golpe de cumbres, reuniones de alto nivel según cuentan, y sobretodo rumores que afectan especialmente a Europa mientras que noticias de cierto calado con origen en USA se omiten sabiamente.

Por ejemplo, estos días la administración ha tenido que inyectar otros $6.000 millones a la compañía hipotecaria Freddie Mac, quebrada y acogida por Uncle Sam  en la crisis, o el viernes pasado y en la nocturnidad del mercado ya cerrado, el CME (Chicago Mercantile Exchange) y después de la quiebra de MF Global Holdings, elevó los requerimientos de garantía al mantenimiento de posiciones en bonos. Esta medida afectará de manera crucial a los intermediarios con mayor apalancamiento… ni un rumor en el mercado al respecto, CME afirma que es una medida para ajustar adecuadamente los niveles de colateral al riesgo, ¿de quién?.

Vigilando de cerca los niveles técnicos relevantes de los principales índices ante la posibilidad de que la teoría del caos se apodere de la situación. De momento, no se han producido rupturas técnicas preocupantes en los índices USA, tampoco en el DAX o EUROSTOXX, y el Dólar permanece dentro de rango. En tanto no se atisbe cambio, el riesgo será el principal factor a considerar en las bolsas y se confirmará su profundidad a través del desarrollo técnico. Seguiremos expectantes y analizando novedades.

sp500-intradia

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta,

CEFA

ANIDE

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar