De cumbre a cumbre y subiendo por incertidumbre (¿?)

2
Este contenido tiene casi 10 años

 

 

Excelente respuesta del mercado al gran vendaje que han ideado las autoridades europeas para frenar la crisis, quizá algo excesiva considerando la magnitud del asunto y los temas pendientes de solucionar. Han conseguido estabilidad financiera para el corto plazo o al menos eso han querido entender los mercados, su alivio es evidente, a pesar de los cruciales matices todavía por determinar.

Matices como la quita voluntaria de la deuda griega, quienes acudirán, cuándo, si se obligará a los bancos a asumirla en sus cuentas antes o después de recapitalizarse… la dotación al EFSF y capacidad de las autoridades para atraer el interés inversor, fondos, de países con superávit.

Superado el jolgorio de corto plazo, el crecimiento de la Eurozona y la evolución de la deuda soberana regresarán a la actualidad, numerosos expertos vaticinan malas noticias económicas y nueva recesión en próximos trimestres, además un Euro especialmente fortalecido tras la Euro-función del miércoles no hace más que empeorar las cosas. Así, los problemas de deuda soberana podrán resurgir.

La sombría situación económica y de expectativas no afecta sólo a Europa, en USA el Instituto de Estudios de Ciclo Económico (ECRI) anuncia nueva recesión, en vista de la debilidad persistente, y es una observación respetable considerando que ECRI tiene un índice de aciertos del 100% en lo referido a anticipar recesiones.

No obstante, las indicaciones de grandes multinacionales americanas son muy remarcables y pueden contradecir los augurios de ECRI. Empresas como 3M, Dupont, UPS, Caterpillar o Ford Motor han informado que sus respectivos crecimientos de ventas en emergentes han sido muy positivos en los dos últimos años pero actualmente se está desvaneciendo al tiempo que  están mejorando las ventas domésticas, en USA.

Si esta tendencia experimentada por las multinacionales persiste, su positivo efecto en el consumo y economía debería ser el siguiente paso natural. Demasiado pronto para evaluar pero interesante tendencia, tanto como preocupante que las vents fuera se deterioren tal como por cierto, han anunciado en Hong Kong.

Superada la cita de las autoridades en Europa, el mercado pasa su atención a la reunión de la FED la semana próxima, al G-20 y especialmente a la gran cita del congreso USA del 23 de noviembre. También la semana que viene conoceremos datos importantes de actividad USA, deambulando desde hace meses por la zona 50.

A principios de mes el pesimismo de los inversores era atronador, el SP500 cedía más del 20% desde sus máximos y los medios se encargaron de divulgar este hecho como la confirmación de que ya estaba en tendencia técnicamente bajista confirmada. Un día después -3 de octubre- el mercado tendió una trampa bajista impresionante, rompiendo soportes con energía y a falta de sólo 40 minutos para el cierre, de repente, sin noticias pero con virulencia, el SP500 salió catapultado recuperando un 4%... a partir de ahí el SP500 ha conseguido subidas de aproximadamente el 20%. 

SP500-semanal

 

La subida ha sido impresionante pero eso no es todo, a la vuelta de la esquina dará comienzo el rally de fin de año, según esperan algunos. De momento, parece más razonable consolidar  ganancias y meditar si las empresas mejorarán sus ganancias en un entorno económico como el actual y con las ventas cayendo. Difícil! Pero un rally puntual no requiere otra cosa que la voluntad de la “invisible alma caritativa”.

Fíjense en la simetría de la magnitud de los desplazamientos del índice, los trazos azules son muy similares en longitud. En ocasiones la simetría es indicio técnico de alerta y en esta ocasión conviene tener presente la extensión del índice, subiendo un 20% en 18 sesiones de contratación,  la confluencia de referencias técnicas que pueden actuar como freno de las alzas y el hecho de que la tendencia principal sea aún BAJISTA.  

En línea con la recuperación de los índices de octubre, el sentimiento de los inversores ha mejorado de manera sustancial, según la última encuesta de AAII el porcentaje de inversores esperando un desenlace bajista para los próximos seis meses ha retrocedido a plomo hasta niveles del pasado 7 de julio, el 25%. Mientras, quienes esperan alzas en ese periodo han alcanzado el 43% y superado la media de largo plazo situada en 39%.  El diferencial alcistas-bajistas es de 18 puntos, el mayor desde febrero.

This week’s AAII Sentiment Survey results:
  Bullish: 43.0%, up 7.0 points
  Neutral: 32.0%, up 2.6 points
  Bearish: 25.0%, down 9.6 points

Long-term averages:
  Bullish: 39%
  Neutral: 31%
  Bearish: 30%

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta,

CEFA

ANIDE

  1. #3
    30/10/11 20:21

    Me da que esas encuestas de alcistas y bajistas no son muy fiables, cambian del todo al nada en breve plazo.
    s2

  2. #2
    28/10/11 20:35

    Conviene distinguir bien los problemas. Dónde no hay distinción hay confusión y en esta crisis hay mucha confusión. En Europa tenemos un problema de deuda pública, los gobiernos gastan mucho serán porque como los socialistas y los inversores intentan no prestarles, más creo que poco les sirve su resistencia.
    Tenemos un problema bancario sólo en algunas entidades de la zona euro. Tenemos un problema de ralentización de la economía en algunos países y la pura crisis. Tenemos un problema de confianza más agudos que en otros y no hay quien pare este problema de noticias negativas y pesimistas, si no cesa esta tormenta ...
    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar