DON´T BUY THE DIP YET (no compren bolsa en esta corrección)

2

Contrariamente a la opinión general, o generalmente difundida, invito a considerar los aspectos puros de mercado que sugieren prudencia y cautela antes de lanzarse a comprar cualquier pequeña caída. Sugerencia efectiva en términos de índices y considerando que siempre habrá valores que se comporten positivamente incluso con los índices bajando.

El mercado ha vivido un periodo dulce durante meses hasta que estos días se ha producido el primer descenso de entidad en muchas semanas. Las noticias de Oriente Medio son de suficiente calado como para frenar el ímpetu comprador experimentado por los mercados durante tantos meses consecutivos.

Los índices han comenzado a corregir de una manera que, desde la estricta perspectiva técnica, no habíamos visto en mucho tiempo. El volumen ha crecido significativamente en las caídas, los índices de volatilidad, los BPI (Bullish Percentage Index), Nyse Summation INdex, porcentaje de valores sobre las respectivas medias de 50 y 200 sesiones, Put/Call ratios, se han alineado mostrando debilidad.

Entretanto, las comentarios de expertos e instituciones, prefieren hacer su trabajo desde el “sell side” del mercado, están alentando a los inversores a no perderse la oportunidad de comprar las caídas. 

El extremo que ha alcanzado el mercado en precio así como en numerosos indicadores. osciladores, optimismo, short interest en el Nyse -en mínimos de 10 años-,  es remarcable. Este tipo de mercado bajo condiciones extremas no tiende a ser corregido con dos días de caídas, más bien se digiere con una pausa de los mercados de  más tiempo o / y con unos descensos pronunciados, del orden del 10% al menos.

El SP500 muestra una estructura vulnerable desde estos precios y especialmente considerado su evolución comparada con la del petróleo. No obstante, se está produciendo una divergencia incómoda, para apostar por caídas decididas, desde el punto de vista de correlaciones que tiene que ver con el Dólar.

El Dólar, como indicaba en un escrito semanas atrás, no está actuando como moneda refugio  a pesar de los acontecimientos geopolíticos que acontecen y este hecho es inusual. Tan inusual como que se está debilitando al tiempo que el mercado cae, cuando históricamente las correlaciones  indican lo contrario.

Ahora bien, el Dólar tampoco ha mostrado debilidad clara, no ha registrado ruptura bajista relevante y más bien permanece dentro de una estructura lateral desde el año 2003 –trazo azul- que se va convirtiendo en triangular –trazo negro- con el paso del tiempo.

Los niveles técnicos son muy visibles, están claros como el agua, no tanto la intención de los inversores de comprar la moneda americana con Ben al frente del mayor derroche, deudas, déficits e impresión de dinero nunca antes conocido.

Sin embargo, determinadas lecturas de medio plazo, semanales, están desplegando una pauta de mínimos crecientes que suponen divergencias relevantes a las caídas más recientes y que suelen anteceder la recuperación del dólar. Veremos.

El SP500, por su parte,  ha fracturado una estructura alcista impecable que venía dibujando desde el pasado verano y aunque aún no cotiza por debajo de las medias móviles de corto plazo de gráficos diarios, el panorama se ha deteriorado.

 

El camino alcista puede quedar limitado al entorno 1325-1334 en cuyo caso cuidado con la reacción sucesiva. Si se supera esa zona en cierres entonces sabremos que se abren otras posibilidades.

En caso de perder los mínimos de estos días, el camino bajista está cargado de referencias de posible soporte. Los más importantes para el próximo futuro se encuentran en los niveles  1.280 y 1.220 puntos respectivamente.

Reitero el título del escrito, NO compren las caídas, en todo caso resulta mejor alternativa esperar al desenlace del posible tanteo a la zona 1.325- 1.334 antes mencionada y en su caso después decidir.

 

Atentamente,

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta.

CEFA

 

  1. #1
    25/02/11 22:34

    Gracias.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar