Derivados en máximos históricos. Indicadores adelantados (LEI vs CEI)

4
Con el fin de evitar el gran colapso, la Reserva Federal se endeuda hasta límites impensados absorbiendo prácticamente cualquier papel que circula por el sistema y cambiándolo por dinero fresco. El peligro de semejante actuación reside en la posible creación de nuevos excesos, que anticipa el propio Bernanke no saber detectar, así como en el profundo debilitamiento de las finanzas públicas americanas.

El Tesoro americano, por su parte, inunda los mercados de papel y afirma trabajar ahora en modificar la regulación bancaria para evitar posibles excesos y controlar la posibilidad de sufrir otro conato de colapso en el país.

Ambas instituciones de renombrado prestigio parecen estar jugando a hacer tortillas sin romper huevos con el fin de contentar a la masa, cuidando no interponerse en los intereses de la banca. Reflación masiva de activos que contenta al mercado, contentos los inversores y contenta la banca. Así visto, qué fácil parece la gestión global!

Han conseguido detener y controlar una situación que nos arrastraba al colapso a través de diversas medidas pero especialmente abusando de una herramienta que en la crisis de 1.929 no se pudo usar como es la emisión incontrolada de moneda. Niveles de emisión nunca antes vistos mezclados además con potenciadores o armamento financiero de destrucción masiva, los productos derivados.


DERIVADOS

Antes de la crisis ya se habían producido episodios de inestabilidad provocados por el mercado de derivados. Durante la crisis, los derivados han sido cruciales en la expansión rápida del problema, provocando un peligroso efecto dominó, así como de la iliquidez de los sistemas financieros. Countrywide, AIG, Merril Lynch, Bear Stearns, Lehman Brothers y otros cientos de instituciones menores demás han quedado convertidos en esqueletos financieros devorados por los derivados.

Ahora se puede mirar atrás, al meollo de la crisis con el beneficio de la retrospectiva, para verificar que hay indicios ciertos de que los derivados actuaron como auténtico catalizador y transmisor del riesgo financiero. Pero no hemos aprendido nada.

A día de hoy, los grandes bancos americanos mantienen un nivel de derivados todavía superior al que tenían al inicio de la crisis, registrando un nuevo nivel máximo histórico, según datos de Comptroller of the Currency. Además, todavía hoy, la concentración de esos riesgos es elevadísima y el 97% del total se reparte entre sólo cinco grandes entidades (Goldman, Citi, Wells Fargo, Bank of America y JP Morgan). ¿Cómo es que Citi…?, una entidad zombi que recibió enormes sumas de fondos del gobierno para evitar su quiebra y que sin ser suficiente tuvo que ser adquirido en parte por las autoridades para sobrevivir.

Cerca del 95% del negocio de derivados es mercadeado en la sombra, con contratos Over The Counter –OTC- no intercambiados ni liquidados en mercados o plataformas oficiales.

Un antiguo ejecutivo de AIG afirma que "Systemic risk [triggered largely by derivatives] afflict all life insurance and investment firms around the world ... If AIG were to fail, it is likely to have a cascading impact on a number of U.S. life insurers already weakened by credit losses. State insurance guarantee funds would be quickly dissipated, leading to even greater runs on the insurance industry." (siento no traducir la cita).

Por cierto, uno de los grandes beneficiados del rescate de AIG, el mayor, resulta ser la incubadora de la que proceden los señores Geithner y Paulson, Goldman Sachs, que a la sazón sustenta un riesgo total en derivados que supone 10 veces su base de capital. Gracias a esta exposición, algunos ya lo conocen como Goldman Hedge Fund. Lo cierto es que los grandes tenedores de bonos, grandes instituciones, han sido indemnizados con el dinero de todos y no han sufrido las consecuencias de la crisis como debía haber sido.


INDICADORES ADELANTADOS Y COINCIDENTES

Cotilleos financieros al margen, el asunto serio a tratar es la inercia económica conseguida por las autoridades con su mega- rescate y política de fuerte aumento del riesgo país a futuro. Desde primavera, la fortaleza que muestran los Indicadores Adelantados del Conference Board invita al optimismo a los agentes del mercado.

El pasado 26 de junio de este año, quien escribe explicaba lo siguiente en un artículo: ”El Conference Board ha hecho públicos los datos Indicadores Adelantados –LEI- y Coincidentes –CEI-del mes de mayo, aportando noticias esperanzadoras y que históricamente suelen anticipar el inicio de recuperaciones económicas. Durante los seis meses pasados, noviembre a mayo, el indicador LEI ha crecido un 1.2%, con cinco de los diez componentes ofreciendo lecturas positivas.

Ambos indicadores (LEI y CEI) aislados, y mejor combinados, suelen aportar información relevante y generalmente fiable, pronosticando el final de las recesiones con cierto tino. La excepcionalidad de la coyuntura invita a revisar cada componente y poner en contexto los datos proporcionados, en un intento de avanzar un poco más en el análisis de la situación buscando conclusiones adaptadas a la realidad de hoy.

El dato de Indicadores Adelantados se obtiene de la media ponderada de 10 componentes, que a su vez están distribuidos en tres grandes grupos de variables; financieras, económicas y de opinión.

El grupo de variables financieras pondera el 63.6% del LEI y sus componentes (la recuperación o rally bursátil, el ensanchamiento positivo de la curva de tipos y el fuerte incremento en la oferta de dinero) han ayudado mucho a la recuperación del total del LEI. Realmente son datos que han disfrutado de la política de salvamento del sistema y han mejorado significativamente aunque de manera inducida. De hecho, todavía están siendo monitorizados y asistidos y tienen poca autonomía para desenvolverse por sí solos.

El grupo de variables de opinión, aunque marginal en la ponderación del LEI, es muy reactivo y está ligado a la mejora en los componentes financieros. Así, su comportamiento y recuperación es coherente y máxime considerando la campaña de brotes verdes realizada, que también ha incidido en la opinión de los agentes económicos.

Vean a continuación la evolución de los Indicadores Adelantados –LEI- y la de los Coincidentes-CEI- desde 1980. Especialmente la última escapada al alza de los LEI y la falta de confirmación por parte de los CEI nueve meses después de implantar el programa de estímulo más ambicioso de la historia.




Los Indicadores Coincidentes -CEI- no mejoran ni están mostrando las voluntades reparadoras de los gobernantes y son el triste reflejo de que la evolución presente de la economía es frágil, casi inexistente. La respuesta de la economía tras los esfuerzos realizados para relanzar la actividad económica, está siendo muy decepcionante y como se observa en la gráfica, la situación actual es la peor de los 30 años de la serie y revela una eventual recuperación todavía en entredicho a día de hoy.

Ante tal atrevida gestión en términos monetarios, cuantitativos y fiscales y la pobre incidencia en la marcha económica, no es de extrañar que existan voces como la de Nassim Taleb señalando que la reelección de Bernanke como gobernador será causa de su exilio… Posiblemente porque teme que se le esté ocurriendo otra puesta en escena de rodillas ante el congreso, como ya hizo Paulson hace un año, para suplicar un nuevo plan de estímulo.

A la vista de los datos CEI, recientes ISM bajo 50 y desempleo sobre 10% incluidos, se puede inferir que Bernanke & Co no van a retirar los programas de estímulo ni a subir tipos en un tiempo “prolongado”.

Tan sólo se les ha ocurrido la idea de comenzar a tantear al mercado a través de operaciones repo inversas, es decir, un experimento novedoso y dúctil de probar y ver. Acerca de imponer medidas orientadas a drenar y retirar extra estímulos, por el momento nada.

La diferencia entre la acción de las autoridades en 1.929 y la actual es que entonces se produjo una purga y limpieza de excesos en tiempo y forma, quizá extremadamente penalizadora, que consiguió cimentar un nuevo suelo firme. Ahora el suelo está resquebrajado y habiendo conseguido dosificar la caída –contra deuda- han aplazando el momento de hacer frente a los profundos desequilibrios.


MERCADOS

El mercado cotiza hoy en niveles de PER que superan a los alcanzados en los diversos techos de mercado que se registraron el pasado siglo así como la rentabilidad por dividendo , alrededor del 2%, en mínimos. Durante cien años el mercado ha tenido la tendencia a sobre reaccionar tanto en tendencias alcistas como bajistas, corrigiendo excesos previos.

En esta ocasión no ha sucedido todavía el extremo de pesimismo e infravaloraciones gracias a las peligrosas herramientas de liquidez utilizadas. Probablemente el desmadre de liquidez -que no llega a las empresas ni personas- pero sí al mercado, esté sosteniendo la espectacular espantada alcista de diversos activos pero es del todo improbable que “esta vez sea diferente” y la corrección vivida meses atrás asociada al subprime sea la última se este ciclo.

Por el momento, los índices están insultantemente fuertes y sostenidos en el rango superior de precios, haciendo caso omiso a la crudeza de los datos negativos pero descontando impulsiva, casi fanáticamente los positivos.

La actividad en los mercados de acciones es realmente compleja. Cada día se produce un hueco de mercado, da igual la dirección porque eventualmente el mercado se sostiene. El sector bancario ha comenzado a caer y presenta un aspecto técnico y fundamental peligroso mientras los índices aparentan fuerza. El volumen se comporta como suele en procesos de distribución de acciones y los datos internos del mercado no acompañan tampoco a la subida sin apoyar en absoluto la tendencia pretendida por los índices.



SP500. Intradía, 60 minutos


¿Habrá rally de navidad? A pesar de todo lo expuesto, no negaré esa posibilidad aunque sí matizo la escasa fortaleza en la proyección alcista del mercado frente al riesgo creciente de una ruptura repentina y violenta a la baja. La primera señal está en la pérdida de los 980 puntos pero no se confirmará el descenso en tanto no se registren cierres por debajo de los 1.040 puntos.

Buen fin de semana.

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta

CEFA
  1. #4
    Anonimo
    06/12/09 03:58

    Entrevista ¿con una visión muy dura? o es una visión muy realista?

    http://articulosclaves.blogspot.com/2009/12/lo-ineficaz-debe-quebrar-para-que-no.html

  2. #3
    Anonimo
    06/12/09 00:16

    Como de costumbre, felicitaciones¡¡ por tan interesante análisis a que me tienes acostumbrado los fines de semana. Lo del CEI y LEI muy revelador. Es posible saber como encontrar en la web la fuente de esa gráfica?

  3. #2
    Anonimo
    05/12/09 19:16

    Sr.Antonio, todos estos excesos no me dan ninguna buena señal, es posible que sea apagar un fuego hechando mas fuego.....emisión incontrolada de moneda mas productos derivados. El indicador que para mi sigue siendo valido, son los valores refugio, hasta que estos no dejen de subir el oro, paladio y plata, hay crisis. En este sentido se repite la historia de la crisis energetica de los 70, cuando pasao la crisis los valores refugios volvieron a valores aceptables.

  4. #1
    Anonimo
    05/12/09 13:31

    Qué satisfacción oir a alguien que piensa por sí mismo.

    Está claro por qué no escribe para el "establishment".ç

    Como cada semana, un placer.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar