Cannary in the coal mine. Cruce de oro fracasado

La situación del Estado de California es económicamente desesperada. Fitch ya rebajó la calificación del riesgo de la deuda californiana, convirtiéndola en la peor calificada de Estados Unidos y hace pocos días ha vuelto a rebajar su calificación quedando a sólo dos niveles de los Bonos Basura. El Estado de Illinois, entre otros, se encuentra en parecida situación y esperando una próxima revisión de su calificación también.

En el siglo pasado, los mineros del carbón ingleses y americanos utilizaban a los canarios para introducirlos en las minas y detectar la posible presencia de gases tóxicos como el metano o monóxido de carbono. Gracias a su mayor sensibilidad, cuando los pájaros mostraban malestar avisaban así del peligro a los mineros, quienes podían salir de la mina o protegerse adecuadamente y evitar enfermar, o peor.

¿Será California el canario que está avisando de la toxicidad existente en la calidad crediticia de los estados americanos?. SI es así, la situación del mercado de bonos estatales, y otros de crédito, se complicará convenientemente. De momento, debido a la falta de liquidez el estado de California ha empezado a pagar sus facturas con pagarés (i.o.u.).

En cualquier caso, California es un Estado con una de las economías más grandes del mundo, con un PIB de $1.8 billones (trillion), con casi 39 millones de habitantes y es el mayor emisor de deuda estatal americano. La actual crisis de crédito entraña peligros considerables para el sistema, aún sin recalificaciones bajistas adicionales, que por cierto ya han sido anunciadas. Mientras, como es natural, los gobernantes californianos están al unísono entonando el versillo típico de los gobernantes ante situaciones similares: nunca suspenderemos pagos.

Por otra parte, abundando en la idea manifestada la semana pasada por Warren Buffet “parece que vamos a necesitar más medicina –estímulos- y no menos”, la asesora de Obama, Laura Tyson, ha declarado que la evolución económica está siendo más débil que lo estimado cuando se formuló el programa de estímulo y que habría que plantearse la posibilidad de aprobar un nuevo plan (adicional al anterior de $787.000 millones).

La tasa de paro ha crecido sustancialmente por encima de sus estimaciones, en cerca de 2.5 millones de personas afectando al cuadro macro. La evolución del paro y la duración del desempleo en máximos, con cerca de 18 meses de media, no auspician un rebrote económico, vean el gráfico siguiente. El presidente Obama, por su parte, entonó hace pocas semanas su versillo: no será necesario un nuevo plan de estímulo.

Duración media del empleo en USA. Meses.

Como se puede observar, la duración media del paro ha ascendido bien por encima de los niveles máximos vistos durante las pasadas cinco décadas. Así, los últimos datos de confianza han sido negativos, defraudando al mercado, y las cifras de morosidad más recientes, publicadas por American Bankers Association, están subiendo con fuerza. Morosidad en máximos históricos las relativas a tarjetas de crédito y préstamos asociados al sector inmobiliario y en préstamos para la compra de autos ha crecido un 48% desde final de 2.008.

Tasas de morosidad

Los fondos del plan de estímulo pertenecen al programa ARRA (American Recovery and Reinvestment Act of 2.009) firmado por el Sr. Obama el pasado 17 de febrero. El gráfico siguiente refleja la estimación de la evolución económica con y sin las ayudas, según el CBO (Congressional Budget Office). Mucho ruido – estímulo- para pocas nueces-recuperación-.

Además de los planes de estímulo económico puestos en marcha, las autoridades americanas han derrochado energías y fondos en programas de rescate como nunca antes. Recordemos que los $787.000 millones del plan de estímulo fueron destinados a alivios fiscales, coberturas por desempleo, provisiones sociales, sanidad, infraestructuras, educación y energía.

Además, sumar los numerosos planes de ayuda y rescate al sector financiero, inmobiliario y mercados: TARP (Troubled Asset Relief Program), PPIP (Public-Private Investment Program), TALF (Term Asset-Backed Securities Loan Facility), TLGP (Temporary Liquidity Guarantee Program), CAP (Capital Assistance Program, TIP (Targeted Investment Program), HASP (Homeowners Affordability and Stability Plan), CPFF (Commercial Paper Funding Facility) AMLF (Asset-Backed Commercial Paper Money Market Fund Liquidity Facility), MMIF (Money Market Investor Funding Facility).

Al margen de los famosos brotes acuñados por Bernanke el pasado día 15 de marzo, la producción industrial ha mostrado una pauta de comportamiento durante los pasados nueve meses similar a la experimentada en la Gran Depresión, durante los nueve meses siguientes al techo registrado en 1.929. ¿No había mejorado capacidad de los gobernantes económicos con el uso de la experiencia y los avances tecnológicos para anticiparse y / o controlar las grandes crisis?.

Mercados y cruce de oro

Planes sí, conviene tenerlos ahora especialmente para prevenir una hipotética visita de los mercados a los niveles de cotización mínimos de marzo. Razones de peso para tal desenlace no faltan –débil evolución económica, tic-tac derivados, sector inmobiliario no residencial y residencial también, banca y morosidad disparada en tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos en general, calendario de ajuste de tipos en diversos tipos de préstamos, presumible revisión de calificaciones de los estados americanos, etc…- y el escenario técnico es propicio para que se produzca una nueva oleada de ventas, quizá descontroladas, en cualquier momento.

No obstante, también existen datos macro mejorados respecto de los vistos hace tan solo cuatro meses, aunque todavía insuficientes. La estabilización de los mercados financieros es un objetivo primordial de las autoridades para, entre otras cosas, dotar de confianza a los agentes económicos, tal como han afirmado en numerosas ocasiones. Esa mano invisible del mercado creada al efecto (Plunge Protection Team) y con el apoyo de esos tibios brotes tienen capacidad para dificultar las caídas y prevenir desplomes bursátiles. Por tanto, los bajistas empecinados tampoco podrán dormir tranquilos del todo y quizá la actuación –manipulación- de las autoridades impida un verdadero test de mínimos, veremos.

En las pasadas sesiones se ha producido un acontecimiento técnico relevante conocido como Cruce de Oro; cruce alcista de la media móvil de 50 sobre la media móvil de 200 sesiones respectivamente. La lectura que presenta este hecho al mercado es trascendente y se traduce en una señal de mercado alcista confirmado.

Días después de producirse la señal, el precio del SP500 ha caído bajo las dos medias móviles, 50 y 200, negando la señal alcista previa y manifestando gran desconcierto, en lo que técnicamente pasa a ser un Cruce de Riesgo. Este comportamiento tramposo del mercado suele anticipar volatilidad elevada y caída de precios.

SP500. Intradía, 60 minutos.

Continuamos en la misma posición expresada desde el mes de mayo, que consiste en favorecer la hipótesis de una corrección hacia el entorno de los 800 puntos de SP500, si no más abajo.


Sugerencias en [email protected]

Atentamente,

Antonio Iruzubieta.
CEFA. Certified European Financial Analyst.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar