Visión distante de brotes y mercados

2
Uno de los pilares básicos sobre los que se sustenta la economía moderna es la expansión del crédito. Tim Geithner afirmó recientemente que “no podemos avanzar en esta economía sin aumento del crédito: el crédito es el oxígeno de la economía”. Los datos más recientes indican que la evolución del crédito es extremadamente débil.

De cuando en cuando, la historia muestra episodios –excesos o burbujas- derivados de una expansión crediticia descontrolada y es entonces cuando las autoridades salen obligadas al rescate.

En la operación rescate actual las autoridades se la juegan seriamente (entendiendo que cualquier recuperación debe pasar por aumentar la expansión crediticia adicionalmente, algo similar a un toxicómano que dice encontrarse mejor al consumir una dosis… pero su estado real es cada día peor) los elevados niveles de deuda contraídos por particulares y empresas están siendo transferidos al estado, quien está aumentando su deuda para vigorizar la economía con el inconveniente de que el multiplicador del dinero es ridículamente bajo y la velocidad de circulación del dinero no mejora.

En síntesis, los recortes fiscales, expansión cuantitativa, programas de subsidios varios, expansión monetaria y demás medidas de rescate, desbarajustan las cuentas de un estado que está observando descontrolados los niveles de déficit y endeudamiento públicos.

Además, las autoridades se han visto obligadas a actuar sobre las normas de juego con el fin de evitar la quiebra total del sistema y simultáneamente facilitar la salida del atolladero para retomar la senda del crecimiento. Además de los profundos cambios llevados a efecto, ahora plantean modificar una regulación que ha sufrido graves abusos por unos pocos, quienes presos de la codicia se han forrado mientras ponían al sistema al borde del precipicio.

El gobierno ha rescatado a la banca con fondos públicos pero el lobby bancario sigue luchando por detener cualquier intrusión del regulador en su forma de trabajar, defendiendo sus intereses y dificultando así la introducción de medidas para prevenir futuros abusos y disfunciones. Muestra de su altivez es que los bonus de los banqueros en 2.009 serán similares a los que recogieron en 2.007.

Tras la gran campaña de “dólares verdes” ya se aprecian algunos de los efectos colaterales negativos y por tanto pendientes de ser corregidos, entrañan serios riesgos. Se ha ampliado enormemente la brecha entre economía real y financiera, la FED tiene un balance cercano a los $2.2 trillion y subiendo, el déficit y la deuda públicos registran niveles históricos, insostenibles y subiendo (especialmente para los actuales tipos de interés de la deuda soberana) y el dólar está siendo cuestionado como moneda de reserva internacional.

Los tipos de interés de largo plazo pueden sufrir un proceso de elevada volatilidad en cualquier momento por razones de mucho peso fundamental y de confianza pero además por lecturas técnicas se puede agravar la reacción de los agentes de renta fija o “Bond Vigilantes” si se pierden niveles relevantes que se encuentran muy cercanos a la cotización actual. Vean:

T-BOND Gráfico trimestral 1983-2009. Semilog


Importantes voces como la de Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Central de China indicando que “The costs of a dollar-dominated system to the world may have exceeded its benefits. The dollar should be replaced by a new global reserve currency”, o como la de Detleff J. Kotte, jefe de política macroeconómica y de desarrollo de Naciones Unidas “Replacing the dollar with an artificial currency would solve some of the problems related to the potential of countries running large deficits and would help stability." además de las noticias conocidas y luego desmentidas de parte de los países productores de crudo ,en las que de puertas adentro discuten la posibilidad de cotizar el petróleo en una moneda diferente al Dólar, no son buneas referencias para la estabilidad futura de la actual moneda de reserva mundial.

Como consecuencia de la desconfianza hacia el dólar (y de la política americana de dólar irónicamente fuerte) éste se ha depreciado un 16% en términos de Dólar Index o casi un 20% frente al Euro desde marzo, lo que se ha trasladado directamente al encarecimiento del precio de las materias primas. Como ejemplos, el petróleo ha subido un 138% desde febrero, el Oro un 57% desde noviembre, el cobre un 140% desde enero, aluminio un 51% desde marzo, plata 106% desde noviembre.

Los consumidores están afrontando serias dificultades, el paro todavía no ha alcanzado su punto de inflexión y continua subiendo, los trabajadores empleados sufren recortes en sus pagas (según el índice que representa el 80% de los trabajadores, Total Weekly Pay for Production Workers, viene cayendo los pasados 9 meses consecutivamente, el peor registro en más de 40 años), la mitad de los parados ya no reciben subsidio alguno, el precio del crudo al alza, la tasa de ahorro al alza, etcétera.

El consumidor ha quedado atrincherado, desapalancando su posición financiera y con escaso acceso a nuevo crédito por lo que no parece conveniente apostar por la pronta mejoría del consumo y es por eso que los mensajes más recientes de las autoridades no muestran euforia de brotes sino más bien cautela.

Los datos macro y de sentimiento y confianza no están siendo buenos. Los empresariales son mejores que lo esperado, menos malos, y no parece claro que vayan a ser sostenibles en el futuro mientras no aumente la partida de ingresos por ventas. En cualquier caso, los datos finales de 2009 serán negativos a pesar de la recuperación de los últimos dos trimestres.

Los mercados de acciones continúan sostenidos y registrando nuevos máximos del año en un entorno de desconfianza que, entre otras cuestiones, queda patente a través del volumen de negociación, cada día más reducido y sin confirmar las subidas.

ETF SP500 Semanal 2.007-2009, Semilog


La posibilidad de superar el hueco abierto el pasado año con éxito y fortaleza técnica queda en entredicho también por el hecho relevante de atacar el área con un volumen equivalente a sólo un tercio del negociado cuando se abrió aquel hueco. La pauta –cuña ascendente- continúa vigente, la resolución suele ser bajista y las implicaciones de su ruptura pueden ser aparatosamente bajistas con objetivos en las profundidades de marzo. No favorezco semejante derrumbe para los próximos meses aunque sí una oleada de ventas desordenadas tras la ruptura.

Atentamente,

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta
CEFA. Certified European Financial Analyst.
  1. #2
    Anonimo
    26/10/09 23:52

    Amigo Iruzubieta, en mayo ya decía usted esto ...... y mire donde estamos.

    Actualmente, tras las fuertes subidas de marzo- abril y el desarrollo lateral de mayo, hay una interesante lista de datos que apuntan a una ruptura en dirección bajista como escenario más probable.

    Respecto del comportamiento de los agentes del mercado, los insiders se encuentran en posición neta y enérgicamente vendedora, en el nivel más elevado de ventas desde octubre de 2.007. Las compras empresariales de autocartera están en niveles mínimos y las posiciones adoptadas durante el mes de febrero y marzo se están cerrando. Sin ir más lejos, aquí en España, el Banco de Santander, por ejemplo, ha hecho negocio aumentando autocartera en marzo del 1% al 4% y vendiendo en mayo con plusvalías de varios cientos de millones de euros.

  2. #1
    Anonimo
    24/10/09 08:46

    Como en el resto de sus comentarios, Antonio sintetiza muy bien, con objetivo realismo y datos duros, la situaciòn de la economìa real versus economìa financiera. No obstante todos estos signos no pesan lo suficiente -y deberìan pesar mucho- para contrarestar el absurdo mecanismo psicologico que mantiene la extravagante alza bursàtil de los ùltimos meses.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar