Financial repression is here to stay

Generar efecto riqueza, vía inflación de activos y minimizar el coste de la deuda, vía QE, Twist, TARP y demás, son evidentes objetivos de las autoridades. Ambos se persiguen vía manipulación de los mercados y de tipos desvirtuando la tradicional ecuación o binomio de rentabilidad riesgo.

La pasada semana, la media de rentabilidad de los bonos corporativos descendió hasta niveles históricos del 3.8%, el nivel más bajo de las últimas 4 décadas.

Los bonos basura, ahora eufemísticamente denominados “high yields” con el fin de retirar connotaciones negativas, han alcanzado también niveles mínimos históricos rondando el 7% de rentabilidad actual.

 

De acuerdo con lo anterior, los bonos corporativos cotizan de media con PER de 26 veces, en un entorno de debilidad en el crecimiento económico y de probable techo, temporal al menos, en la marcha de los beneficios empresariales, ¿ratio caro o barato?

Carmen Reinhart, refiriéndose a la manipulación de tipos para mantenerlos extremadamente bajos ha manifestado en Bloomberg que “financial repression is here to stay”.

Resultado, como decía, de la intervención masiva, agresiva política monetaria, tipos ZIRP, política de la subvención generalizada y el rescate. Así, se han adulterado las cotizaciones dificultando la identificación real de los riesgos y originando un factor de riesgo real y estructural en los mercados

Estadísticamente se puede afirmar que los bonos están caros, y presentan una perspectiva inadecuada para involucrar fondos con objetivo de rentabilidad en el largo plazo.

Y quizá no sólo en los mercados de bonos, cuando precisamente son los bonos la referencia de valoración del resto de mercados,  Bill Grosslo expresa así; “Los mercados de bonos son poderosos porque constituyen la base fundamental de todos los mercados. El coste del crédito, el tipo de interés acaba determinando el valor de las acciones, de las casas y de toda clase de activos“.

La manipulación de los bonos y el “mantenimiento de los tipos extremadamente bajos por tiempo prolongado”, según ora Bernanke, originan un efecto pernicioso para ahorradores e inversores. Supone en realidad un impuesto presente además del impuesto silente que presumiblemente se está gestando para el futuro, gracias precisamente a las políticas implementadas, como es la inflación.

La activación final de los CDS sobre Grecia decidida el viernes por la asociación ISDA, manifestada con el mercado cerrado, curiosamente ha pasado completamente desapercibida en los mercados. No ha aumentado la volatilidad, no se ha producido ajuste alguno ni tampoco parece haber afectados –excepto un banco austriaco-.

 

La gran opacidad del mercado de derivados impide deliberadamente  el conocimiento de los detalles sobre prácticas especulativas de las instituciones, vergonzoso e increíble pero cierto! Ahora bien, se cuenta que era una noticia ya descontada y por tanto de limitado impacto. Así se hace.  

La sesión de hoy estará vinculada a los importantes datos de ventas al menor en USA, con permiso de Ben, quién se reúne también esta tarde en el Comité de Mercados Abiertos y podría “arreglar” un mal dato, en su caso. Ahora bien, el mercado está deseando escuchar algo más que una presumible excusa y quiere saber cuándo se implementará el siguiente programa de estímulo.

La semana pasada se filtró que la FED estía tramando un nuevo programa, que no consiste en crear dinero, no no, se trataría de una nueva medida para ofrecer liquidez –para seguir apuntalando los tipos- esterilizando las mismas cantidades. Hoy quizá se expliquen más en detalle desde la propia FED.

 

Las bolsas encantadas con las autoridades y empezando a cuestionarse hasta cuándo. De momento, el risk-on-trade continua, independientemente de cuestiones técnicas del mercado alertando del riesgo, o del ridículo volumen con que se apuntala.

Desde finales de enero, los índices no han conseguido progresar apenas, sí han defendido perfectamente referencias de soporte, se han desplazado lateralmente mientras las ventas de insiders alcanzan niveles preocupantes. Será muy interesante comprobar el detonante utilizado para dejar respirar al mercado.

Ayer, mientras el ratio PUT / CALL subía hasta niveles que reflejan falta de complacencia, 1.10, el índice de volatilidad VIX cotizaba en zona de mínimos de los últimos años, zonas por cierto desde las que el mercado después ha reaccionado bruscamente a la baja.

VIX. Diario

La represión financiera está alienando todo lo relacionado con la lógica de los mercados, suponiendo que alguna vez la tuvo, y desafiando los principios básicos y referencias financieras 101.

DOW JONES. Semanal

 

Antonio Iruzubieta.

CEFA

Más información en www.anide.es

Sugerencias en [email protected]

El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.

Este documento ha sido elaborado por Anide S.L. con la finalidad de proporcionar información general  y está sujeto a cambio sin previo aviso. Anide S.L. no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas fiables pero puede no ser exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Anide S.L. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe.

Comportamientos de variables en el pasado pueden no ser un buen indicador de su resultado en el futuro.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar