Con esta estampa despedíamos Atenas, dirección Estambul. Esos son los momentos en los que valoras lo bueno de la vida, disfrutando del presente, dejando el futuro en manos del azar.
Ahora es momento de hacer recuento, de ver lo que hemos dejado en el camino y que nos deparará el ya entrado 2009.
Hoy los datos del Ipc, me han dejado sorprendido, un 1.5%, el más bajo de una década.
El Euribor se está poniendo a tiro, hoy más bajo del 3 %, lástima que las entidades de crédito hayan subido las primas de riesgo, por la mora, así como por la perdida de confianza, que provoca tensiones en el interbancario; sino se reactivaría el sector inmobiliario.
Los bancos están pidiendo medidas más laxas, para la contabilización de compra de activos a inmobiliarias, que hasta ahora se tenían que contabilizar hasta un 150% un préstamo normal. Si esto se flexibiliza, la mora, puede quedar al menos, medio resuelta.
Lo que tenía que hacer el Banco de España, es sacar a todas las entidades a la palestra y eliminar las dudas. El problema de la falta de confianza es lo que hace que el "credit Stop", siga en la misma sintonía.
El sistema financiero, está en una de las mayores depresiones de la historia, todo este sistema está basado en la confianza así como el crecimiento de los créditos y los depósitos. Ahora con este parón, el sistema financiero se tiene que reinventar.
Para que lo entendáis vamos a poner un sencillo ejemplo:

Yo quiero desplazarme a mi trabajo, para ello quiero comprarme un utilitario, como no dispongo del dinero, y voy al banco a pedir un crédito de 10.000 Euros.

El banco como se fía de mi me da el préstamo, yo con ese dinero lo compro y el vendedor tiene confianza en el banco y lo deposita en la misma institución financiera.

Ese mismo dinero que el vendedor deja en depósito es prestado a un herrero y un campesino, para comprar unas herramientas, así se va incrementando el tráfico de dinero prestado y depositado. Y se incrementa el volumen de negocio.

Siempre que no se vea lastrada la confianza, ni el préstamo, todo funciona, pero cuando la cadena se ve parada, rompe el sistema.
Y hasta que no se vuelva a depositar la confianza, no funcionará con soltura y el banco no prestará al herrero, ni al campesino, ni a mi. Por que pese a ser cumplidores, al no pagar el lechero, todos somos medidos por el mismo rasero.
Con lo cual no hay dinero inyectado en la economía el vendedor de coches no deposita el dinero, y ese banco nadie le presta. Y con ello se establece el "credit stop".
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar