Estimado Presidente:

Me dirijo a usted, para comentarle una serie de aspectos, que espero le hagan reflexionar, pensar y conocer los aspectos más generalizados, presentes en la sociedad. Desde un punto de vista estrictamente mundano, desde la humildad de un trabajador por cuenta ajena, victima de la más voraz de las crisis.

Estamos sumidos en una sociedad, en la que se ha sobrepasado, el espíritu consumista, hemos valorado lo material, pagamos ahora las consecuencias. Poco a poco la cultura cambiará hacia el consumo responsable, hacia valores más humanos. Son las altas instancias, las que tiene que realizar previamente los ajustes.

Los costes se tienen que ajustar al mercado, pero se tiene que ver el lado social en el sentido más puro, un desempleado significa una familia sin pan, ni dinero para cubrir los consumos más básicos. Se tiene que ver como una catástrofe, un sentimiento que tiene que actualmente tiene que variar, y dentro de mi humilde conocimiento, quiero si puedo hacer algo, colaborar en lo que sea preciso.

Los precios no se ajustan, al tan codiciado IPCA, las rentas de las familias, se ven minoradas, mermadas sin parangón. Por lo tanto se tendrá que buscar para futuros tiempos, un indicador que tenga en cuenta los puntos más básicos de la renta ciudadana, como es la vivienda.

Tenemos que ir buscando fórmulas, para poder ir asegurando una jubilación agradable, los planes de pensiones privados, es un excelente apoyo. Quiero hacer extensible estos planes, buscando formulas que permitan ahorros privados fiscalmente favorables, para que estas situaciones de desempleo social, no pasen a ser tan desoladoras y dramáticas.

Siempre es bueno el ahorro, y más en estos momentos, pero creo que hay que potenciar, que las empresas no den durante estos ejercicios unos resultados tan elevados. Sino que al coste que sea mantengan los empleos, en este puntos los bancos tienen que colaborar, buscando que familias y empresas estén en armonía. Pudiendo vivir, sin tener que acudir a ayudas públicas, que al final lo que se le está dando son préstamos a la población a L.P..

Los impuestos en los núcleos más desfavorecidos tiene que verse mermados, aunque atente, contra fines contradictorios. Lo importante es que organizaciones de ayuda a los ciudadanos no se vean colapsadas, así como los ciudadanos puedan comer caliente todos los días.

Tengo razones, limpias razones, para pensar que todos los aspectos, desde el más estricto sentido económico, social, empresarial y ciudadano, se han pensado y al final se han elegido otros rumbos, desde el sentido político y asesorado por personas totalmente válidas. Pero no me gustaría que cayeran en el silencio y en el olvido.

Los agentes sociales, tendrían que tener un tono más elevado, defendiendo a los empleados, pero sin llegar a la crispación. Que más lejos de la realidad, no es un tono agradable ni necesario en estos días. Donde el buscar el pan en estos momentos, es lo que a la población le preocupa.

El empleo público, tendría que dar el golpe de efecto, ser más eficiente y muestra de ejemplo, ya que con ello se resolverían muchos mitos, y permitiría un empujón sin precedentes.

En momentos de crisis, es tiempo de ver las cosas, como las hemos hecho y no proceder a despidos masivos. Sino a ver como hemos hecho las cosas, en que puntos lo hemos hecho mal, ver que aspectos son mejorables, y sobre todo no echarle la culpa al fenómeno mundial.
Hay que adelantarse a los tiempos, con un poco de pericia, podremos salir reforzados.

No piensen que todo está perdido, que no podemos hacer nada, por supuesto que se pueden hacer cosas y muy importantes. Ante ustedes está el futuro de España, con ustedes hemos llegado hasta aquí, y con ustedes confiamos que saldremos reforzados y con cambios estructurales, que permitirán, tener un crecimiento más sostenible y ajustado a los nuevos tiempos.

Podría y de hecho tengo más temas a comentar con usted.
Reciba un cordial saludo.
Genaro Fragueiro
[email protected]
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar