3
Este contenido tiene más de 12 años

Ahora que ya nos hemos acostumbrado al Euro, ¿tendremos que convertir nuevamente de euros a pesetas?.

Esto es un debate que está en la calle, desde hace días, el problema no es convertir y ya está, sino ver los riesgos y los beneficios que tiene la conversión.

Ya explicamos los problemas derivados de la devaluación , pero ahora pasamos a analizar los riesgos del cambio de moneda:

En primer lugar provocaría una salida masiva de depósitos del país, así como un empeoramiento de los ratios de solvencia de las entidades, por lo que provocaría un corralito temporal en los depósitos.

Colapso de la deuda del estado, por salida de inversores en el país, con el consecuente riesgo político y económico. Costes de redenominación de contratos y de timbrado de la nueva moneda.

Posibilidad de una devaluación competitiva de la moneda. Con el consecuente problema de inflacción.

Por contra, los datos positivos del cambio serían una mejora de competitividad. Posibilidad de autonomía monetaria y posibilidad de imprimir más moneda en caso de necesidad de más rescates. El riesgo político de la salida del Euro está mermada por la escandalosa situación de la economía actualmente.

Estos son los factores más significativos del cambio de la moneda, si bien mi recomendación, sigue siendo una devaluación controlada, consensuada y establecida por todas las economías mundiales, con el Euro como moneda en nuestro país.

Estar en el Euro, nos proporciona mayor seguridad:

1.- Al estar dentro de la unión monetaria, tenemos mayor seguridad política y económica.

2.- Es mayor el peso económico y permite acceder a mayores beneficios económicos y mayor poder de negociación, amén de la no intromisión del gobierno en estos asuntos.

A mi me gustaría una recuperación, sin ninguna de las dos opciones antes planteadas pero como dijo Plinio el Joven: "Lo que no podemos alcanzar, basténos haberlo intentado".

  1. #3
    28/01/09 23:24

    Me temo que la salida del euro no es la solución, podemos justificar que la entrada no ha cumplido tantas expectativas como se esperaba, podemos hablar de situaciones anecdóticas, aunque altamente importantes, de la inflación del coste del café, y el redondeo al alza de infinidad de productos, CIERTO EN MAYUSCULAS, pero la salida hoy por hoy se me antoja como un despropósito, me apunto a una definición recogida en otro blog que dice “Los motivos por mantener el € son infinitos, los de salirse es uno: ineptitud por corregir la situación, que es muy distinto a: imposibilidad de corregir la situación.

    A pesar de las injusticias sociales que existen, que son muchas, hoy por hoy y desde la entrada de España en la Unión Europea, y sé que aquí no se discute la permanencia o no en la UE, pero a mi entender la UE y el euro tienen algo más que una “relación de amistad”, los españoles en general vivimos mejor que nuestros padres”, salir del euro, volver a la peseta y devaluarla, puede parecer una idea a estudiar, pero España es un país importador, con un déficit comercial del 10% del PIB, vaya que venderíamos más barato y seriamos más competitivos, lo cual es como mínimo “medio falso”, la competitividad no solo se reduce a una cuestión de precio, aunque sea una parte muy importante de la definición, pero si compramos más que vendemos (déficit comercial) con devaluación ¿compraremos más caro no? ¿O alguien espera que los importaciones se pagarían en pesetas, por lo general debería hacerse la convertibilidad de la peseta en otra moneda fuerte como el dólar o el euro no?

    Sinceramente no lo veo

  2. #2
    Anonimo
    27/01/09 22:13

    Yo creo que no es solución, para salir de esta crisis tenemos que interiorizar y corregir lo que nos llevó a ella y no poner soluciones antiguas que maquillen un poco la situación para volver a caer en otra crisis.
    El euro al menos nos exige ser más disciplinados, austeros e imaginativos para intentar mantener los criterios de permanencia, de no estar en el euro nos llevarían a la ruina.

  3. #1
    Anonimo
    27/01/09 11:25

    Creo que aún habría más contras. El dinero que se ha usado para las hipotecas ha salido de países de la zona Euro (Alemania, principalmente) y habría que devoler ese dinero en euros, por lo cual si la "nueva peseta" se devalúa un 50% frente al euro... eso lo dice todo.

    Una moneda débil haría que las importaciones subiesen de precio, y cuando el crudo suba, y probablemente lo hará, nos veríamos muy afectados al ser España un país muy dependiente del exterior a nivel energético.

    Sería necesaria una política económica restrictiva por parte del Banco Central de España ante la creciente inflación, producida entre otras, por las más que probables medidas proteccionistas que se tomarían por parte del gobierno español (veríamos lo que pasaba si el otros países de la UE hacían lo mismo que nosotros). Subiría el precio de los activos pero también el coste, por ejemplo, de las hipotecas. ¿Podrían las familias afrontar mayores cuotas de hipoteca?

    Por otra parte no hay que obviar los riesgos geopolíticos, dado que los movimientos separatistas aumentarían sobre todo por parte de Cataluña. Esto nos llevaría a una situación grave.

    Por tanto en la salida de la UE veo más desventajas que ventajas. Creo que sería un suicidio para nuestra economía y tal vez el fin de España como nación.

    No obstante nada es imposible y hasta puede que nos "echen" del euro como moneda de referencia,lo cual como pequeño ahorrador me lleva a una pregunta: ¿Cómo proteger mis ahorros ante una hipotética situación como esta? No lo se, la forma más directa sería llevarse el dinero a Alemania, que es el país más seguro de la zona euro, aunque tal vez invirtiendo en deuda Alemana (bonos a 3-5 años) podría ser suficiente al ser activos denominados en euros.

    Bueno, acabo aquí el rollo que he soltado.

    Un Saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar