2

Con esa palabra ya cada vez más familiar, nos sorprendió Juan Ramón Quintas, presidente de la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros), en una charla la semana pasada.
Pero no se refería a la banca nacional, sino indica que se está preparando una segunda ola nacionalizadora en la banca mundial.
Es una segunda vuelta de privatizaciones, para garantizar el sistema económico, recuerden de las ya realizadas En Usa como Bank of América, RBS, entre otras. Así como las realizadas en Reino Unido.
Y es que la solvencia se está viendo mermada, así como la liquidez bancaria, y en este desaguisado de billetes, no se presta nadie. La morosidad está en niveles muy preocupantes, y es más se esperan llegar a niveles de morosidad, que tendremos que ir a los libros de historia para recordarlos.
El problema de la nacionalización de las entidades de crédito tiene dos vertientes, y además muy dañinas:
- Mayor intervencionismo de los estados: No son capaces de arreglar su casa, imagínense llevar los pantalones de toda una barriada.
- Mayores impuestos: Al final privatizar las entidades, le cuesta a todos los contribuyentes un potosí.
Con lo cual, es el peor remedio, pero tal como está todo, advierto que es el único. Porque o se toman medidas de esta magnitud, o bien la depresión será mayor y más prolongada. Es decir que pasaremos de crisis a depresión.
Quintás así mismo ha solicitado recapitalizar las Cajas de Ahorros para no perder competitividad respecto a las que lo han hecho hace pocos meses. Desde el punto de vista nuclear, el comentó: "si ellos tienen una bomba atómica, nosotros también la queremos". Menudo ejemplo para los tiempos que corren.
Buena semana y que las nacionalizaciones sean en otros países, que eso indicará que nuestra salud financiera está fuera de peligro, y por ende nos costará menos la bromita.
  1. #2
    Anonimo
    23/02/09 02:24

    Por cierto,

    te paso este link más que interesante:

    http://www.bolsageneral.es/macrons/%C2%BFpodremos-descabalgar-la-crisis-galopante/

    El método sueco que funcionó de maravilla puede ser el ejemplo a seguir.

    Yo también reflexioné sobre ello en septiembre:

    https://www.rankia.com/blog/jaime/2008/09/mtodo-sueco-mtodo-japo-mtodo-bush.html

    Es la última medida, pero visto lo visto hasta ahora mejor hacerla, y cuánto antes y cuánto mejor posible, mejor para todos.

    Jaime

  2. #1
    Anonimo
    23/02/09 02:10

    Genaro,

    Aquí sucederá igual, al menos con una gran parte de las cajas. Ya empiezan a aflorar los casos. Aquí todo está viniendo con retraso, mayoritariamente porque la burbuja inmobiliaria española ha reventado más tarde, y porque se hicieron las cosas un poco mejor que en el resto de los sitios.

    Pero la orgía crediticia aquí también ha sido considerable, así que dudo que nos salvemos de ello. Salvo honrosas excepeciones de unas pocas entitades (si es que hay alguna) la cantidad de dinero necesaria para salvarlas va a ser increíble.

    Lo de crisis o depresión... pues va por barrios, pero la realidad es que las cosas en vez de arreglarse o empezarse a arreglar cada vez pintan peor. Más capitalizaciones, más despidos, menos crédito, más deblace bursátil...

    Para llegar al fondo aún queda. Los primeros en llegar serán los USA. El resto iremos después (y en España de los últimos).

    Cuando se estabilice el valor de los activos tóxicos tocando suelo, cuando se llegue a una mínima estabilidad ahí se podrán valorar pérdidas. Mientras tanto aún hay camino por recorrer.

    Y después de esta crisis, el crédito no volverá a ser tan alegre, con lo cuál, la recuperación será más lenta.

    Al menos yo lo veo así. Coincido, nacionalizaciones se verán, la crisis aún no llego a punto mínimo, y la recuperación será muy lenta. Y dependiendo del país tardará más o menos (no están igual de endeudados ni son tan crédito-dependientes los alemanes como los británicos, ni tienen la misma mierda los bancos de USA que los España, ni la burbuja de activos fue igual en Irlanda que en Austria).

    Jaime

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar