El mundo está revuelto, tenemos los principales conflictos activos en Irak y en la Franja de Gaza.
La emoción está servida, por que Hamás no va a dejar las armas, y lo de Irak visto lo visto, va para largo.
El problema que yo veo más importante, sin menospreciar los problemas anteriores, es la que se avecina en Rusia.
Si no se resuelve en estos días se puede montar "gansa", Ya que Rusia, necesita protagonismo. Está acallado en su país, y ahora que le ha salido bien la jugada, va a poner a los consumidores europeos contra las cuerdas.
Los Rusos quieren ganar dinero, como lo están haciendo hasta ahora, pero más ganas tienen de poner en compromiso a los paises de la Otan, captando la atenció y el poder. Espero que se resuelva pronto el conflicto, que no está exento de riesgos.
Los oligopolios tienen estos riesgos, y la KGB, está siempre pensando la manera de recobrar el poder, uno de los puntos que tienen de ventaja los rusos son el armamento y los recursos naturales.
La solución era realizar una mayor inversión en energías renovables, e incluso volver a la energía atómica para no depender tanto del exterior.
El Kremlin busca tensar a todo el mundo, desde el petróleo que ha encarecido el precio por este conflicto, hasta las propia diplomacia que está echando un pulso contra el Gobierno Ruso.
Si inician una guerra retoman los precios al alza (por que no olvidemos que es uno de los principales países productores de petróleo). Así como recobran el poder perdido en los últimos años. Este conflicto podría provocar la tercera guerra mundial.
Las grandes depresiones, siempre se ven solventadas por grandes reconstrucciones, que reactivan la economía. Aunque yo siempre he pensado que las únicas guerras que tenemos que sembrar son las guerras de ideales y que el armamento que hay que librar es la dialéctica.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar