Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
14 recomendaciones

Si no has oído hablar nunca de la ley de Pareto, posiblemente habrás escuchado la ley de 80/20. Si tampoco te suena, es posible que encuentres este artículo de interés.

Vilfredo Federico Pareto fue un ingeniero, sociólogo y economista italiano que vivió desde 1848 hasta 1923.

El principio de Pareto o la regla 80/20 describe un fenómeno estadístico que se da en multitud de escenarios por el que una minoría en una determinada población contribuye a la mayor parte del efecto que se quería conseguir.

Pareto observó como el 80% de la riqueza se acumulaba en el 20% de la población. Y el 80% de la población tenía el 20% restante. Y como este ejemplo pueden existir cientos:

  • El 20% de tus clientes de tu empresa te dan el 80% de tus beneficios.
  • El 80% de los resultados de tu trabajo los obtienes con el 20% de tu tiempo.
  • El 20% de un libro tiene el 80% de ideas importantes del mismo.
  • El 20% de los alimentos te proporciona el 80% de tu salud
  • El 20% del ejercicio que haces contribuye en un 80% a tus mejoras en el rendimiento
  • Etc

En general el 80% de los efectos viene determinado por un 20% de las causas.

Y esto es muy importante.

La contribución de Pareto para mí ha sido toda una revelación.

He de decir que he aplicado el principio de Pareto inconscientemente toda mi vida de la mejor forma que he podido y los resultados que he obtenido me han ayudado mucho. Inconscientemente porque no fue hasta hace relativamente pocos años que leí sobre la ley de Pareto. Hasta entonces tenía una cierta idea de lo que tenía que hacer para mejorar en cualquier ámbito. A partir de ese punto sabía que había una Ley importante en la que me puedo basar para mejorar muchos ámbitos de mi vida

Siempre me han dicho que aprendo muy rápido, que cualquier cosa que le pongo empeño la saco muy deprisa. Y lo que me ha llevado a ese punto lo tengo claro ha sido la ley de Pareto.

¿Y cómo puedo aplicar este principio en todo lo que hago en mi vida?

Pues lo más importante a la hora de hacer cualquier cosa es aprender a dividirla en partes. En cualquier cosa que queramos mejorar, seguro que el proceso es divisible en partes.

Estudiar un idioma, existe vocabulario, gramática, expresión oral, escrita, etc.

Aprender a bailar salsa. Existe la posición corporal, vueltas, aprender a llevar a tu pareja, musicalidad, etc.

Defensa personal. Existen patadas, puñetazos, lucha en el suelo, agarres, proyecciones, defensas, etc.

Mejorar la fuerza de mis piernas. Puedo hacer sentadillas, correr, utilizar máquinas que aíslen el cuádriceps, el gemelo, el femoral, etc.

Una vez que hayas dividido la tarea en partes concéntrate en las partes más importantes. Esta es la clave. Muchas personas tienes problemas en este punto. Pero es lo más importante de todo:

En el caso de los idiomas, El 80% del tiempo utilizamos el 20% de las frases y/o palabras. Además de los mismos tiempos verbales. Céntrate en los tiempos verbales más comunes, en conocer las palabras más comunes y en aprenderte las frases más repetidas. Este es un muy buen punto para empezar.

Para aprender a bailar salsa. Aprende los movimientos básicos de vueltas y figuras base que luego puedes utilizar alguna variante para crear nuevas figuras. Aprende pasos libres sencillos que vayan con golpes de la música. Siempre utilizarás libres similares y utilizarás los golpes para cuadrar tus libres.

En el caso de la defensa personal, no me interesa saber dar 1000 patadas diferentes. Quiero saber la forma más efectiva de dar una patada en condiciones. Solo aprendo una patada, o dos como mucho, pero es la más rápida y fuerte. Golpes de mano lo mismo. Defensa contra cuchillo lo mismo. No quiero florituras, quiero lo que funciona.

Mejorar la fuerza. Existen dentro de la preparación deportiva unos ejercicios llamados básicos. Los ejercicios básicos estimulan gran cantidad de músculos. Por lo que si eres novato (o incluso no tan novato) centrarte en estos ejercicios vas a reclutar más fibras musculares. Puedo hacer curl de femoral o puedo hacer sentadillas. Si tengo que elegir, elijo las sentadillas.

En el mundo de las finanzas es exactamente lo mismo. El 20% de ratios de una empresa me dan el 80% de la información que necesito sobre un apartado completo.

El 20% de estrategias con opciones me dan el 80% de los resultados.

De un análisis de una empresa que puedo pasarme 10 días perfectamente para hacer un análisis completo, en 2 días tengo el 80% de los resultados y el 20% restante es información adicional.

Para mí siempre ha sido una obsesión centrarme en lo verdaderamente importante y desechar el resto o por lo menos no ponerme tan encima de ello en un primer momento. Luego si el tema lo requiere o me interesa ya puedo dedicarle más tiempo.

Y es justo lo que aplico en mis análisis. Puedo hacer un análisis muy rápido con el que tendré el 80% de las cosas de valor de la empresa. Y en la mayoría de los casos, para el inversor retail esto es justo lo que se necesita, ni más ni menos. E incluso puedo hacer un análisis de un minianálisis en 20 min. Y no creas que no voy a obtener información de valor.

El webinar que impartí el otro día trataba de justamente eso. Qué 20% de ratios (o incluso menos) son los que mejor han funcionado para centrarme en esos y de esta forma mejorar mi ratio tiempo/resultados.

 

Y lo mismo con las estrategias con opciones. Qué estrategia me puede dar buenos resultados el 80% del tiempo dedicándole un 20% de esfuerzo.

Eso es todo.

Para mí utilizar esta ley en mi vida es lo que me ha permitido mejorar en multitud de temas. Si quieres cuéntame cómo te ha ido a ti o si la has utilizado y qué tal te ha ido.

Un saludo.

PD: Sólo quedan 2 plazas para el descuento del curso de Value investing + estrategia con opciones completa.

  1. en respuesta a Yoespeculador
    #8
    Imarlo
    De acuerdo contigo al 200%. Es bueno ponerse perfeccionista para las cosas que vale la pena ponerse perfeccionista. Pero para la enorme mayoría de cosas, la perfección 100% no te va a ayudar, sino que puedes entrar incluso en parálisis por análisis. 

    Y eso también lo he visto muchas veces en mi vida. 
    Evidentemente no caigamos en generalizaciones, pero de una cosa estoy seguro, que aplicando esta ley me ha ido mucho mejor que si no la hubiese aplicado
    1 recomendaciones
  2. #7
    Yoespeculador
    Estoy completamente de acuerdo contigo. De hecho lo aplico también en mi trabajo y en mi vida, y lo digo mucho. A la gente cabezota y perfeccionista que se enfosa con los detalles siempre le salgo con lo del 80\20.

    Generalmente en lugar de analizar mucho suelo hacerme preguntas simples:

    1) Esta empresa gana pasta o pierde pasta?

    2) Ganará más pasta en el futuro?

    3) Está sobrevalorada?

    4) Puede seguir sobrevalorada o ir a más sobrevaloración?

    Y luego la pregunta más importante de todas:

    5) Cuál es el riesgo?

    Y en esta última siempre soy muy talebiano. Siempre intento ponerme en el peor de los casos. No creo que exista gestión del riesgo sino te planteas la catástrofe y sabes cómo saldrás vivo (financieramente).
  3. en respuesta a W.Buffett
    #6
    Imarlo
    A ti W.Buffet.
  4. #3
    W.Buffett
    Excelente Imarlo,
    Gracias
    1 recomendaciones
  5. en respuesta a Salva Marqués
    #2
    Imarlo
    Pues sí. Hay muchas técnicas de productividad que se basan en eso precisamente. Hacer lo importante primero. Y de ahí también han surgido muchas herramientas de gestión. 
    1 recomendaciones
  6. #1
    Salva Marqués
    Yo creo que esto es clave en el trabajo también... conocer en qué empleamos nuestro tiempo y qué obtenemos como retorno para luego tratar de reducir al máximo lo que menos retorno nos da y centrarnos en lo importante.
14 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar