ETFs interesantes en Estados Unidos

2
Los Exchange-Traded Funds o ETFs ofrecen algunas ventajas respecto a los fondos de inversión tradicionales, como menores gastos de gestión y una mayor transparencia al limitarse a replicar un índice, pero a mi entender una de las mayores consiste en la posibilidad de analizar el volumen de negociación.
A diferencia de los fondos tradicionales, cuyas órdenes de compra y venta se ejecutan a un único precio calculado a partir del precio de cierre de los activos constituyentes del fondo, los ETFs, como fondos cotizados, se pueden comprar y vender a lo largo de la sesión de mercado, deparando además de un precio de apertura, de cierre y un máximo y un mínimo de cotización, el volumen negociado durante el día.
Seguidamente le voy a mostrar dos de los ETFs más conocidos y seguidos en todo el mundo: el “spyder”, que replica el S&P 500, y el “qube”, que replica al Nasdaq 100, y le voy a pedir que preste especial atención al volumen de negociación.

La importancia del volumen como indicador radica en la confirmación de los movimientos del precio y de la tendencia, de manera que el volumen debería aumentar conforme el precio se mueve en el sentido de la tendencia, y debería disminuir cuando el precio va en contra de ésta. Si se fija en los gráficos, podrá observar algo propio de las tendencias bajistas: un incremento de volumen en las bajadas y un decremento en las subidas.
A continuación puede fijarse en dos ETF que replican el Russell, índice conformado por empresas de pequeña y mediana capitalización. Si ya en el Spyder y en el Qube se podía apreciar que el volumen de las transacciones había aumentado en la reciente bajada, en el iShares Russell 2000 el incremento aparece meridianamente claro. Con todo, lo verdaderamente interesante entre los ETFs norteamericanos, es el extraorinario volumen que se viene negociando últimamente en el Direxion Daily Financial Bear 3X Shares, FAZ, un ETF inverso apalancado x3 sobre el Russell 1000.


El lector malpensado tal vez podría apuntar dos conclusiones provisionales, como no puede ser de otra forma en los mercados: la primera sería que alguien está acumulando posiciones, apostando fuerte por una caída severa en los índices de renta variable; y la segunda, que ese alguien probablemente no sea un inversor cualquiera, sino que se trate de un inversor sofisticado, capitalizado, y capaz de asumir y gestionar riesgos. Su apuesta es además concreta, envidando por la caída de las pequeñas y medianas empresas, seguramente porque en un entorno económico de alto endeudamiento a la par que de restricción del crédito, sean éstas las que más pueden sufrir y las más expuestas a suspensiones de pagos y quiebras.
Por supuesto, la renta variable puede seguir subiendo, pero como decía el sargento Esterhaus: Tengan cuidado ahí fuera.
  1. #2
    15/11/09 22:08

    Hola Opinión, espero haberte respondido en la siguiente entrada.
    La corrección se ha producido en la misma proporción que se hizo en el movimiento de marzo a julio, a partir de ahí los 3 escenarios: o nuevo movimiento al alza, o techo y fuerte corrección, o lateral y pasotismo hasta que termine un año ya finiquitado para muchos.

    En cualquier caso, los niveles para comprar y vender están claros, demasiado claros.

    Saludo cordial.

  2. #1
    Anonimo
    13/11/09 21:32

    Como siempre muy fina la observación.

    La expectativa, lo prefiero a la lógica (los mercados no son exactamente un dechado de virtud como inferencia válida ex ante), es corrección.

    Corrección sana que impulsase a consolidar su ganancia a quien está en disposición psicológica de salir, y permitiese entrar a quien así lo desea pero no con la certeza de estar pagando el precio más caro de la serie reciente.

    Sin embargo da la impresión como si unos y otros se situasen al margen (o den por concluido el año: ni a mejorara ni a empeorar).

    De una parte entiendo que la lateralidad en la serie va atenuando señales de sobrecompra en indicadores, lo que atenua el riesgo.

    Y durante la semana pasada fui dando cierta cobertura a mi cartera (hasta 3/8) para ver saltar el stop el viernes 7 (con pena ecómica el viernes, con el consuelo del comentario de un gran profesional el sábado, y con alegría de mercado de ya no estar corto el lunes).

    Ahora la razón me dice que tome de nuevo coberturas. Pero si a la doña le da de nuevo por la sin razón, si todos los ETF inversos son sinónimo de corto, al igual que mis coberturas saltadas, y su volumen progresivamente creciente en el lateral, de nuevo un alza mínima, que los llevase a su cierre masivo, ¿no sería en si mismo lo que impulsase a la serie al siguiente up grade?.

    ¿Que probabilidades le otorgas a la solución del lateral?, ¿cual el indicador adelantado que nos diese la pista? (estoy seguro que esto ya se dió antes).

    Un cordial saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar