Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Históricamente, el Franco Suizo siempre ha sido una moneda de refugio debido a su estabilidad política y socioeconómica. La credibilidad del país helvético nunca ha estado cuestionada, hasta que a mediados del 2007 los escándalos ligados a su sistema financiero, cambiaron la situación. Más concretamente, Credit Suisse y UBS erosionaron no solo la confianza de los inversores en su gestión, sino en los reguladores suizos, que permitieron que estas entidades incurrieran en pérdidas millonarias. La mayor industria del país, la Banca Privada, que supone el 8,5% del PIB y 4% de la población activa, se vio fuertemente cuestionada y por lo tanto quedo cuestionado el concepto de confianza en el país.

Hasta hace unos meses las cuentas de los clientes estaban bajo la protección completa y ocultación de la identidad de los clientes finales. Dicha regulación ha sido en conjunción con la estabilidad política y la neutralidad en cuestiones de política internacional, la razón de la fortaleza estructural del Franco Suizo. El citado marco regulatorio fue modificado para permitir en casos excepcionales (blanqueo de capitales, tráficos de armas…) el conocimiento del propietario último de la cuenta, por lo que la ventaja competitiva de Suiza parece ponerse en duda.

 Esta duda se ha traducido en una debilidad de la divisa helvética, que se ha visto presionada por organismos internacionales(G20) , entidades recaudatorias y del sector bancario mundial para que el secreto bancario  desapareciese en dicho país, generando flujos de dinero hacia el exterior, y por lo tanto, creando presiones bajistas con respecto del Euro. Con la quiebra de Lehman Brothers y la posterior crisis en el sector financiero, las dudas que rodeaban a la divisa helvética se fueron disipando al observar que el Franco Suizo se ha ido apreciando desde el citado mínimo del 2007.

El cruce Euro/Franco Suizo se encuentra en un punto de inflexión muy importante desde que a finales del 2007 marcase un mínimo cercano a 0,60 Euros/Franco Suizo. Desde ahí la tendencia primaria alcista de depreciación del Franco Suizo con respecto al Euro, se revertió entrando en una tendencia muy continuada. Desde ese momento, se encuentra enmarcado en un canal alcista y actualmente ha superado el histórico nivel de 0,70 Euros/Franco Suizo. Es muy relevante el hecho que el nivel con el que se encuentra, es el máximo histórico de dicho par, y no hay referencias históricas por encima. Junto con la fortaleza estructural anteriormente explicada, se conjuga la debilidad sistémica que la Unión Europea presenta tras los problemas presupuestarios, y de confianza, que presentan países como Grecia, Portugal o España, que tanto está afectando al cruce del Euro con cualquier otra moneda.

Dado el elevado nivel de sobrecompra, indicado por el RSI por encima de 80 y una divergencia bajista en el MACD, y las formaciones de velas japonesas de después de sobrepasar el nivel, creemos que ese primer intento de ruptura del máximo histórico se verá frenado y buscara la media exponencial de 40 sesiones, encaminándose a niveles de 0,685 Euros/Franco Suizo.

Departamento de Análisis de Dracon Partners
C/ Velázquez, 59 - 6º CentroIzda
28001 Madrid
Tel: +34 91 577 19 85 Fax: +34 91 781 03 43
www.draconpartners.ws

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar