¿Por qué compra la gente bonos con TIR negativas?

¿Por qué compra la gente bonos con TIR negativas?

Desde la gestora M&G, nos explican por qué los inversores están comprando bonos con TIR negativas. ¿Por qué los inversores compran estos bonos si saben que recibirán una cantidad inferior a la que invirtieron inicialmente?

Vivimos tiempos interesantes en los mercados financieros. Los medios de comunicación nos bombardean a diario con noticias sobre malestar político, altibajos en los mercados y previsiones económicas. Desde 2008, la popularidad de las «inversiones refugio» percibidas como seguras –especialmente la deuda soberana ‡ de países core como Alemania, Estados Unidos o el Reino Unido– se ha disparado. Sin embargo, la mayor demanda de estos bonos ‡ ha conllevado una subida de sus precios, y sus rentabilidades de inversión esperadas han caído (gráfico 1). Esta tendencia refleja perfectamente el entorno de aversión al riesgo ‡ en el que nos encontramos actualmente: la preservación del capital ‡ parece haber reemplazado al crecimiento del capital ‡ como prioridadprincipal de los inversores.

M&G deuda soberana

 

¿Cómo afecta un bono con TIR negativa a los inversores?

En julio, por primera vez en su historia, el gobierno alemán emitió un bono a 10 años con una rentabilidad (TIR) ‡ negativa. Básicamente, esto significa que los inversores tienen que pagar por el hecho de prestarle dinero al gobierno, en lugar de obtener interés por dicho préstamo. Por consiguiente, con el tiempo, los inversores en estos bonos recibirán una cantidad inferior a la que invirtieron inicialmente. Desde este punto de vista, comprar bonos con TIR negativas no parece una decisión de inversión racional. Examinemos a continuación las posibles razones por las que una persona podría llevar a cabo una operación como esta:

1. Vender los bonos a otra persona a un precio más alto

 Una de las principales maneras en las que un inversor puede lograr una rentabilidad positiva es vendiendo su activo ‡ a otra persona a un precio más elevado. En este caso, lograr beneficio dependerá de si la demanda de los bonos continúa creciendo y los precios siguen subiendo.

Como ya hemos visto, esta evolución tiende a provocar una caída de las rentabilidades esperadas: ¿Habrá siempre «alguien más ingenuo» dispuesto a comprar un bono como este?

2. La expectativa de deflación a largo plazo

El pensamiento económico convencional sugiere que su dinero tiene más valor hoy que en el futuro, con lo que los inversores deberían recibir interés sobre su liquidez para compensar dicha depreciación. No obstante, si uno se halla en un entorno de deflación ‡ (precios decrecientes), podría darse el caso de que 100 € dentro de diez años tengan más poder adquisitivo que 100 € ahora.

Sabiendo que las autoridades de todo el mundo están haciendo todo lo posible para evitar la deflación, confiar en que esta continuará estando presente en los próximos diez años –para compensar por unas TIR negativas a día de hoy– parece un tanto audaz.

3. Seguridad

Si en algo estarán de acuerdo la mayoría de los inversores es en la perspectiva muy probable de que uno pueda recuperar su dinero cuando compre deuda soberana de países core, aunque algo menos que su inversión original cuando estos bonos se adquieran en TIR negativas.  

Por desgracia, los activos pueden conllevar el mayor riesgo cuando parecen ser «los más seguros», debido sobre todo a que la popularidad de los instrumentos «refugio» suele elevar sus valoraciones hasta cotas excesivas. Además, parecen muy vulnerables a cambios en el sentimiento del mercado, lo cual sugiere que los inversores en deuda de países core podrían ser más susceptibles si cabe a caídas adicionales de sus rentabilidades de inversión...

Evidentemente existen pros y contras en todas las clases de activos. Sin embargo, el actual entorno de mercado presenta el siguiente interrogante: ¿qué deberíamos hacer cuando un «activo seguro» ya no se percibe como tal?

Aviso legal

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial. Los puntos de vista expresados en este artículo no deben considerarse como una recomendación,asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Por favor, consulte nuestro glosario si desea obtener información sobre cualquiera de los términos destacados con el símbolo ‡ en el artículo.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

 

  1. #3
    24/09/16 16:36

    Añadiría dos puntos más.

    Por obligación: Algunos fondos de inversión o pensiones y algunas aseguradoras tienen por obligación legal que dedicar una parte de su capital a la inversión en deuda pública.

    Por patriotismo o por mal uso de los recursos propios: Por ejemplo, la hucha de las pensiones ha llegado a invertir un 97% de su capital en deuda pública del Estado español.

    El de la expectativa de inflación a largo plazo que comentáis lo matizaría. Incluso teniendo esa expectativa es mucho mejor opción tener el dinero en liquidez que invertido en un bono con interés negativos. No entiendo este motivo de invertir en bonos con intereses negativos incluso incluso en un escenario de total certeza de deflación a largo plazo.

  2. #1
    20/09/16 19:54

    No creo que haya mucha "gente" que compre estos bonos; supongo que son los fondos de inversión y de pensiones los que se dedican a este "negocio"...

    Por aquí ya avisan del riesgo:

    "En la actualidad, existen en España más de 30.000 millones de euros (un 30% del ahorro acumulado en Planes Individuales) invertidos en Fondos de Pensiones de Renta Fija a Corto y Largo Plazo, con una gran concentración de Deuda Pública, activos cuyo rendimiento es casi nulo o negativo y con un riesgo potencial significativo de depreciación cuando la situación se normalice. Este segmento del mercado, junto con los Planes Asegurados, cuyos rendimientos residuales se encuentran en la misma tesitura, son una gran oportunidad de negocio para las gestoras independientes y vocacionales que tienen clara su misión.

    “Lo que en su día se le llamó seguridad, mañana puede ser una temeridad”

    http://www.blog.gvcgaesco.es/post/21826

    PD A mí los de GAESCO me caen como una patada en los mismísimos...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar