¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Finanzas de casa
Educación financiera al alcance de todos

La semana laboral de 4 horas. Timothy Ferriss

¿Por qué todo el mundo necesita exactamente 40 horas para realizar su trabajo? ¿Es la jubilación una meta? O…  ¿Puedes hacer lo que te gusta sin tener que esperar hasta la jubilación?

Timothy Ferriss, autor de “La semana laboral de 4 horas” nos cuenta su propia experiencia. Cómo, cansado y aburrido de su vida, estresado y trabajando muchas horas a la semana, puso en práctica acciones para aumentar sus ingresos y liberar su tiempo. De este modo pasó de trabajar muchas horas a solo “4 horas” a la semana.

Su método consiste en 4 pasos:

1. Definición

¿Qué te detiene para tener la vida que quieres? Da el primer paso. Es mejor pedir perdón que pedir autorización.

2. Eliminación

Concéntrate en ser productivo y no en estar ocupado. Elimina las tareas que no son necesarias. (Leyes de Parkinson y Pareto)

3. Automatización

Crea un sistema para ganar dinero en el que no tengas que estar siempre presente y delega tareas.

4. Liberación

Mediante teletrabajo, miniretiros…

Quizás suene un poco “utópico” eso pasar de trabajar 40 horas a la semana a 4, y puede que no sea un libro para todo el mundo, pero te recomiendo su lectura porque este libro hace que te plantees las creencias erróneas que tenemos arraigadas.

Por ejemplo, vivimos en una sociedad en la que es más valorado el que trabaja más horas que el que es más productivo, en la que el estrés y las enfermedades asociadas al exceso de trabajo están normalizados, una sociedad en la que la jubilación es una meta  para realizar todo aquello que no has podido hacer antes…

Lecciones aprendidas

Lo mejor de este libro, son los consejos para gestionar mejor tu tiempo y ser más productivo. Son válidos tanto si eres empleado como si eres emprendedor. La finalidad es liberar tiempo para hacer lo que te gusta.

Aunque la mayoría de las estrategias que te voy a dar a continuación las conoces, no viene de más verlas por escrito para darte cuenta de lo importantes que son y cómo pueden ayudarte a organizar mejor tu trabajo:

  • Robos de tiempo: Has calculado alguna vez cuanto tiempo pasas con el móvil y las redes sociales. De poco sirve trabajar 8 horas si cada 10 minutos estás mirando el móvil. Intenta no desperdiciar tu tiempo.
  • Comienza tu día realizando las tareas prioritarias, aquellas que te llevan a conseguir tus objetivos.
  • Revisar el correo del trabajo solo a unas determinadas horas. Muy práctico y muy importante. Si revisas el correo al inicio de la jornada, probablemente te llevará a realizar otras tareas que no eran las que tenías previstas. Realiza primero tus tareas objetivo y después encárgate del resto.
  • Si no puedes resolver nada, no mires el correo fuera del horario de trabajo o los fines de semana, ya que tu mente estará pensando en eso y no podrás disfrutar de tu tiempo libre.
  • Fuera reuniones. Seamos sinceros, cuantas reuniones se alargan durante más de una hora y lo importante se ha visto en 10 minutos y el resto del tiempo se ha hablado de temas que muchas veces nada tienen que ver con esa reunión. Las reuniones deben hacerse solo cuando sea necesario, y de poca duración.
  • Cambia las llamadas de trabajo por correos electrónicos. Esto es muy útil. Un proveedor/cliente puede tenerte al teléfono media hora, pero no te escribirá un correo de 10 páginas. Intenta que tus clientes/proveedores te escriban un correo en lugar de llamarte por teléfono. Así los obligarás a ser concretos.
  • Automatiza todo lo posible en tu vida (ropa, menú semanal, compra…)
  • Protege tu tiempo, no permitas que otros te interrumpan o que tengas que malgastarlo.

Por último, la combinación de estas dos leyes hará que tardes menos tiempo y necesites menos recursos para realizar tu trabajo y aumentar tu productividad:

  • Reduce las tareas a las más importantes. Ley de Pareto. “El 80% de los resultados viene producido por el 20% de los recursos invertidos.” Esta ley, aplicable a muchas áreas de tu vida, viene a decir, que en una jornada normal de trabajo, en el 20% del tiempo resuelves el 80% de los asuntos más productivos… Extrapolado a otras áreas: el 20% de tus clientes puede suponer el 80% de tu facturación, incluso que el 20 % de tu ropa te la pones el 80% del tiempo. Por lo tanto, elimina lo que te da peores resultados y concéntrate en el 20%.
  • Reduce el plazo para realizar tus tareas. Ley de Parkinson. “El trabajo se expande hasta llenarse el tiempo disponible para que se termine”. Si tienes una tarea con un plazo límite alargado, ésta se demorará en el tiempo hasta casi el plazo límite. Sin embargo, si tienes un corto período de tiempo para terminar esa tarea te concentrarás lo suficiente, y le dedicarás el 100% de tu tiempo para terminarla en el plazo objetivo.

Conclusiones

“Siempre que te descubras en el lado de la mayoría, es hora de detenerse a reflexionar” Antonie de Saint- Exuperi

Libros como éste, te aportan una nueva visión del mundo.

Muchas veces estamos tan metidos en el día a día, trabajando de lunes a viernes, (en el mejor de los casos) deseando que llegue el viernes para disfrutar del fin de semana, o con un ojo puesto en la jubilación como meta de vida para cumplir sus sueños… que es necesario pararse a pensar y cuestionarse que quizás no necesitamos unas ganancias tan grandes para vivir la vida que nos gusta… O que si reorganizamos mejor nuestra jornada de trabajo, podemos ser capaces de liberar tiempo para hacer lo que nos gusta.

Después de leer este libro, aprecio aún más el tiempo, y a todo aquel que dedica 10 minutos a leerme y a todas aquellas personas a las que he entrevistado y me han “regalado su tiempo”.

Si te ha parecido útil este artículo compártelo en tus redes para que otros puedan beneficiarse.

  1. #1

    Salva Marqués

    A mi me gustó mucho el libro. Quizá excesivamente sugerente el título, pero sí puede ser muy útil para optimizar nuestro recurso más escaso. Gracias por el artículo!

  2. #2

    Abguerrero

    en respuesta a Salva Marqués
    Ver mensaje de Salva Marqués

    Gracias Salva! Al igual que tú opino que quizás no sea muy alcanzable trabajar 4 horas a la semana, pero si podemos tomar nota de algunos consejos para gestionar nuestro tiempo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar