Rankia España
Acceder
blog Fresh Family Office
Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Fuga de deportistas y cerebros españoles hacia Universidades de EE.UU.

 

El diario Público ha entrevistado a diversos deportistas españoles que decidieron marcharse a estudiar a universidades de USA para perfeccionar sus carreras, tanto académicas como deportivas. Esta sangría de talentos no solo la viene sufriendo nuestro país a nivel deportivo, sino también a nivel académico, ya que cualquier estudiante de nivel medio o medio-alto tiene cabida en el sistema universitario norteamericano.

eeuu

Veamos las motivaciones que llevan a deportistas y a "simples" estudiantes seguir sus carreras en universidades norteamericanas. Para los deportistas el hecho de formarse allí les conlleva la consecución de un título universitario que muy probablemente aquí no conseguirían, ya que les resultaría muy difícil compatibilizar su carrera deportiva, entrenamientos y torneos con las clases y los exámenes. El resultado es que muy pocos deportistas españoles tienen una titulación universitaria cuando finalizan su más o menos exitosa carrera deportiva. En los EE.UU. el éxito deportivo no solo es compatible sino que va obligatoriamente de la mano del mundo universitario. La compatibilidad por tanto de entrenamientos y competiciones que les van a llevar al deporte profesional, con clases, estudios y exámenes es total y absoluta. Además, las instalaciones, nivel deportivo y calidad de entrenadores de las áreas deportivas del sistema universitario en USA es de ensueño, ya que sus presupuestos están a años luz de los de cualquier club deportivo en España, lamentablemente.

 

houston

En defintiva, un deportista que con 16-18 años toma la decisión de quedarse en España, se juega su futuro a una sola carta: La de triunfar suficientemente como profesional del deporte o quedar relegado a ser, por ejemplo, un mero entrenador sin carrera universitaria. En el mejor de los casos deberán reciclarse académicamente cuando tiren la toalla de su carrera profesional, tarde y mal, para conseguir un trabajo. En cambio, un deportista que se vaya a una universidad americana, aunque tampoco consiga triunfar lo suficiente como profesional, al menos tendrá un título universitario (amenudo vinculado al mundo del deporte) que le permitirá abrirse camino en el mundo post-deportivo con las mismas posibilidades que cualquier otro licenciado. Además, podrá obtener incluso sus masters o postgrados mientras sigue con su carrera deportiva.

La madrileña Estela Pérez-Somarriba, estudiante de University of Miami y campeona de la NCAA (la liga universitaria de tenis más competitiva del mundo), lo explica perfectamente en dicha entrevista:

“Hice muy bien en mirar a largo plazo. Quería dedicarme al tenis profesionalmente, siempre había sido mi sueño y aún lo es. Pero al acabar el bachillerato, empecé a poner en la balanza la parte académica, tenística, económica y personal. No sabía si quería vivir en Madrid toda mi vida, me faltaba madurar, no me podía permitir viajar y pagar a un entrenador para dar el salto profesional, y en Estados Unidos podía compaginar el deporte con una carrera”.

Estela estudia Económicas y Gestión del Deporte, y no puede estar más satisfecha de la decisió que tomó. Su objetivo ahora es saltar al circuito profesional femenino (WTA) en cuanto se gradue, cosa que además hará becada de principio a fin por la propia universidad:

“Los recursos físicos, médicos, las instalaciones, los asesores y profesores te ayudan mucho. Mi día a día es duro, pero somos deportistas de alto nivel y si quieres ser el mejor en tu deporte y sacarte una carrera, siempre va a ser un reto. Pero aquí tengo muchas facilidades que antes no tenía”.

Pero no solo los deportistas tienen su camino abierto al mundo universitario en USA. Cada día más y más alumnos que no practican ningún deporte estudian en las más de 2000 universidades existentes en todo el país. Y es que los precios no son tan abusivos como a priori muchas familias podrían pensar. Ni tampoco los niveles académicos requeridos son tan altos.

 

 

Cualquier estudiante de nivel medio tiene su lugar en una universidad americana. Los precios no tienen porqué ser mayores que los costes de una universidad privada española. Y la manutención, es decir apartamento y comidas, dentro del propio campus universitario cuesta lo mismo que enviar a nuestros hijos a estudiar a Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao o cualquier ciudad española. Podéis ver el detalle de los costes y rangos de precios en nuestro artículo: "¿Puedo enviar a mis hijos a estudiar a una Universidad en USA?"

Además, no nos engañemos, la titulación de una universidad norteamericana va abrirles a nuestros hijos más puertas profesionales y laborales que una titulación española. Tanto si regresan a España para buscar trabajo como si se quedan en los EE.UU. o se van a vivir a cualquier país del mundo, llevar bajo el brazo unos títulos universitarios de cualquier universidad norteamericana va a marcarles la diferencia de por vida. ¿Qué mejor herencia que esa les podemos dejar?

Aunque pueda sorprender a muchos, el proceso de preparación para ser admitidos por una universidad norteamericana debe realizarse con un mínimo de año y medio de antelación y el asesoramiento especializado adecuado. Es decir que, como ya explicamos aquí, el momento para iniciar el proceso es entre el fin del 4º de ESO y la primera mitad del 1º de Bachillerato.

En este artículo de Público podréis encontrar otras historias de deportistas españoles que inteligentemente decidieron desarrollar su carrera en USA.

En definitiva, familias con hijos con edades de 15-17 años, sean o no deportistas, sean o no estudiantes brillantes, explorad las posibilidades académicas y de becas que os ofrece el mundo universitario norteamericano. Marcará la diferencia en sus vidas, y en las vuestras.

 

 

  1. #1

    Eguzkialde

    Hay que ver lo que todavía se puede hacer con el dinero ajeno.....
    hay alguna Universidad americana por su puesto donde te enseñan primero a ganar el dinero antes de gastar....te enseñan a trabajar .....te enseñan a pensar....es que yo soy muy de pueblo y me enseñaron a pensar , luego a trabajar , a ganar y por último a gastar....y ahora soy el primero y único , como no podía ser de otra forma.
    ¿todavía tienes dudas de que no eres el primero y único? la vida es el sitio adecuado y las universidades igual que el urinario son para hacer uso adecuado de ellas.

  2. #2

    Luis Angel Hernandez

    Hablo desde el mundo del voley donde conozco a varios que han compartido entrenamientos conmigo y han buscado una salida en las ligas universitarias en EE.UU ante las pocas salidas que existen en España.

    El camino es su caso suele ser a través de envío de videobooks a las universidades. Un punto de los que no se comentan es que aunque ciertamente te becan y es una oportunidad para avanzar deportivamente, no es un Erasmus. Es decir, te exigirán un rendimiento tanto académico como deportivo y sino lo cumples estás fuera.

    Saludos

  3. #3

    Gurús Mundi

    en respuesta a Luis Angel Hernandez
    Ver mensaje de Luis Angel Hernandez

    Con el asesoramiento adecuado los deportistas encuentran universidades y recursos públicos y privados que les cubren perfectamente sus necesidades, y éstos pueden ser en forma de ayudas económicas (financial aids) o de becas (scholarships). Dependiendo de las circunstancias de cada estudiante, es decir, su nivel académico, su nivel deportivo (si es deportista) y su capacidad financiera, puede encontrar la universidad que mejor se adapte a dichas circunstancias y le cubra sus necesidades.

    El problema con el que se encuentran la mayoría de estudiantes, sean o no deportistas, es que tratan de ser admitidos en universidades sin el asesoramiento adecuado, y por tanto no consiguen la mejor opción (económica, deportiva y académica) para sus circunstancias personales. En muchos casos ni siquiera consiguen ser admitidos en ninguna de las universidades a las que aplican porque lo hacen sin conocimiento ni asesoramiento, dando palos de ciego que suelen acabar mal y fuera de su alcance financiero y/o académico.

    El sistema universitario norteamericano es extraordinariamente versátil y dispone de recursos descomunales, pero hay que saber dónde y de qué manera aplicar para conseguir lo que cada uno necesita. Lógicamente, un deportista mediocre que además sea un estudiante mediocre, deberá pagar de su bolsillo su aventura en USA. Y como bien dices, si no cumples ni a nivel académico ni deportivo, sólo podrás seguir perdiendo el tiempo pagándotelo de tu bolsillo, obviamente. Pero a poco que un alumno destaque en uno u otro campo, y se deje asesorar convenientemente, se empiezan a abrir posibilidades que se adaptarán a las circunstancias de su perfil y a la capacidad económica de su familia.

Autor del blog
  • Gurús Mundi

    Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Envía tu consulta

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar