Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
"¿Quién se ha llevado mi valor?"
Esta frase bien podría definir la situación global por la que estamos atravesando. Si hacemos algo así como un examen de conciencia, pero en lugar de repasar pecados contabilizamos el valor de nuestro patrimonio, pocos, muy pocos superarán el mediocre benchmark de no perder. Sólo algunos Elegidos para la Gloria.



Muchos ya han perdido en los últimos 6, 12 o 18 meses porcentajes del valor de sus activos pre-crisis muy importantes. Pero los que hasta hoy se hayan salvado de la quema, van a tenerlo muy difícil para evitar las disminuciones patrimoniales en el negro horizonte que tenemos ante todos. Y cuando nos referimos a pérdida de valor patrimonial lo hacemos a valor liquidativo, como criterio de valoración comúnmente utilizado y cuyo optimismo desciende a niveles de realismo.

Hagamos pues un ejercicio sano y lúcido de valoración de todo nuestro patrimonio en este final de 2008. Anotémoslo convenientemente y comparémoslo con el valor que le calculamos de fin de 2006 y 2007. Y cuando hayamos vuelto en sí y estabilizado nuestras constantes, hagámoslo también en el futuro, al fin del 2009 y 2010, sin ir más lejos.

Antes de comenzar os recomiendo que os exijáis un concepto clave para este ejercicio: Rigor. Y sobre el resultado final, cada uno que aplique la dosis de ilusión, distorsión, optimismo y maquillaje que coronariamente necesite. Aquí tenéis una simple guía para clasificar los activos:

  1. Activos mobiliarios: Son de fácil valoración, ya que las entidades financieras están obligadas a ponerle cifras diarias al descalabro o la excepcionalidad.
  2. Activos corporativos: Son más complejos de valorar. Aquí englobamos la empresa familiar o no familiar, si la hay. Pero también las participaciones en empresas y asociados diversos en forma de acciones generalmente no cotizadas (la compra de acciones cotizadas las excluiremos, ya que deben estar ya contabilizadas como activo mobiliario y formarán parte de los saldos y valoraciones de las entidades financieras con las que trabajemos).
  3. Activos inmobiliarios: Son también relativamente fáciles de valorar, aunque en los tiempos que corren deberíamos afinar más, y sobre todo aplicar a estas valoraciones criterios de mercado rigurosos.
  4. Activos diversos: Aquí englobaremos todos nuestros activos materiales que no pueden incluirse en los tres anteriores. Por ejemplo obras de arte, vehículos o maquinarias que no consten en los balances de los activos corporativos, y activos diversos de valor significativo y que sean líquidos.
A partir de aquí una simple suma. Respiramos hondo y lo comparamos con los mismos criterios de valoración de hace un año y dos. Aunque la memoria nos falle, conseguiremos (si realmente lo queremos hacer) obtener cifras aproximadas, que siempre deben seguir criterios de rigor y moderación, huyendo de un optimismo muy peligroso en tiempos difíciles.

Nótese que estamos hablando de valoración patrimonial y no de cuantificación de ingresos o gastos. Buscamos en este ejercicio la pérdida, mantenimiento o aumento de valor en nuestro patrimonio. Como ya hemos dicho, a esta valoración final, cada uno que aplique la dosis de ilusión, distorsión, optimismo y maquillaje que coronariamente o anímicamente necesite.

Muchos, la mayoría, estarán en este fin de 2008 ya por debajo de los años anteriores. Pero si este ejercicio lo realizamos dentro de 12 y 24 meses, me temo que los resultados serán mayoritariamente dramáticos. La pregunta que muchos se harán es si es posible crecer patrimonialmente en un entorno en el que los inmuebles caen de precio, las bolsas se desploman y las facturaciones y beneficios empresariales penden de un ERE y de una morosidad presente y futura nunca vista.

Pues bien, la respuesta la debemos encontrar en el mismo enunciado de la pregunta. La estrategia a seguir debe huir temporalmente de los activos perdedores. Pero esta obviedad es algo muy difícil de llevar a cabo de forma suficientemente sustancial y ágil. Es más, el principal problema no es ni siquiera la agilidad en la ejecución de la estrategia patrimonial que debe modificar totalmente la seguida durante muchos años de bonanza. Sino que el principal escollo es mentalizarse y asumir que no estamos ante una crisis cíclica conocida que podemos capear sin modificar radicalmente nuestra estrategia original, la única que muchos han conocido y utilizado.

Esta vez estamos ante una probable larga depresión, con multicrisis poliédricas y no ante un simple ciclo bursátil o inmobiliario bajista o ante un aumento del paro o deterioro económico circunstancial. Y por lo tanto, mantener la estrategia compatible o conveniente con una era de crecimiento global es, cuando menos, muy temerario. Si mantenemos los mismos inmuebles en un escenario de fuertes depreciaciones, reducimos los beneficios empresariales (con problemas de liquidez, endeudamiento y de morosidad o sin ellos) y no eliminamos riesgos financieros en nuestros activos mobiliarios, este escenario global y macroeconómico depresivo se llevará por delante una parte importantísima de nuestro patrimonio en los próximos años. De hecho ya lo está haciendo con el de la mayoría, aunque muchos prefieran pensar en valoraciones y escenarios de un futuro inmediato adaptados a su capacidad coronaria o depresiva.

Pero atención, incluso tomando las decisiones adecuadas para timonear en la buena dirección nuestro patrimonio en este escenario, la agilidad y margen de maniobra dependerá de numerosos factores, ponderables e imponderables. Algunos patrimonios serán como una lancha deportiva, en la que un golpe de timón modifica su rumbo inmediatamente, pudiendo sortear los peligros con una agilidad envidiable. Pero otros, aún bien capitaneados, sufren inercias propias de su tonelaje. Y a pesar de que las decisiones sean correctas y expeditivas, no evitarán ciertas afectaciones, sencillamente porque sus estructuras y/o volúmenes hacen de un cambio de estrategia algo lento y complejo con múltiples derivaciones económicas y sociales.

Sólo unos pocos Elegidos para la Gloria obtendrán los frutos de haber sido capaces de adaptarse al nuevo escenario en el que hemos entrado, conscientes o no, desde hace más de año y medio. El resto pagarán, están pagando, las consecuencias. En el periodo 2007 hasta previsiblemente el 2012, 2017 o 2022 (¿quién sabe?), no perder valor en nuestro patrimonio va a ser la radical diferencia entre unos y otros. Y dentro de los que no sólo no van a perder valor sino que van a ganarlo tendremos, por supuesto, a aquellos que habrán sabido aprovechar las oportunidades que en todo escenario de crisis se presentan. Éstos serán realmente "The Right Stuff", mientras el resto deberán luchar con uñas, dientes y neuronas para mantener el valor de sus patrimonios y/o para intentar recuperar el valor perdido ya en el último año y medio.

Si realizamos el ejercicio de extrapolar estos cálculos al valor patrimonial que conocemos o intuimos de personas de nuestro entorno social, familiares o simplemente conocidos, veremos que la pérdida presente y futura de valor patrimonial está y estará muy generalizada. Quizás así algunos se conciencien del calibre y la trascendencia de lo que le está pasando al mundo, ya que en la medida en que bajamos el listón de riqueza y realizamos dichos cálculos entre la clase media-alta y media, la devastación comienza a ser, pero sobre todo será, dramática. Demos un golpe de timón y, dentro de las posibilidades patrimoniales de cada uno, pongámosle rumbo a lo desconocido evitando en lo posible la tormenta perfecta.



El mundo ha cambiado y el valor, al igual que el queso, se lo han llevado. Sabio librito y vigente como nunca en un momento en que la creación de valor tradicional ha desaparecido, previsiblemente, por muchos años.
  1. #16
    Anonimo

    Consejos gratis los hay, y no sólo los de Escrivá de Balaguer, sino algunos otros y que van más alla de los consejos. Se llama amor al prójimo, filantropia, obras benéficas, donaciones, altruismo, o incluso mecenas económicos ,etc. Tiene muchos nombres, aunque la mayoria poco compatibles con el de Camarada.

    Jose Mª

  2. #15
    Anonimo

    Llevo leyendo su(suyo)¿nuestro? blog desde el principio, bueno en realidad, cuando lo descubrí, fui hasta el inicio.
    A toda estas personas que insistentemente pide consejos para sus ¿perfiles? creo que hay que decirles que esto es un "camino"

    (y no el de Escrivá), cada cual tiene que saber lo que quiere, y lo que tiene que hacer y aprender para alcanzarlo o

    vislumbrarlo a lo largo de sus días, pero el que crea que los consejos son gratis, está muy equivocado, solo los de tu padre

    cuando no se refieran a inversiones inmobiliarias (como han comprobado tantos inversores hipotecarios), pero no los de los

    "bancarios", que van a sus objetivos.
    Hablando de otra cosa, si que voy notando un cambio en la "percepción de futuro que nos espera" del blog. Recuerdo de cuando

    se refería al túnel y que se empezaba a vislumbrar ¿la luz al final?, ¿que ha sido de aquello?, ¿o todavía estamos empezando

    a bajar por la ladera a cuyo pie esta la entrada al túnel en un socabón sin fondo del ministerio de fomento?
    La situación en España es negra si en Europa es gris claro, hace poco cruce toda Francia por el sur, todo cultivado, a la

    vuelta por España todo secano, ¿de que vamos a comer cuando vuelva el proteccionismo? ¿de la agricultura ecologica? ¿donde

    está?¿o es ecologica comprando las semillas a Monsanto? Que país de IDIOTAS.
    Hoy a salido la rebaja fiscal a los banqueros y demás familia por no se que posibles beneficios,¿hay a la vista una sucesión

    en alguna cúpula bancaria? tenían que arder las calles, ¿que ha pasado? NADA
    Direís que tengo una visión catastrofista de la situación actual. Pero es verdad ¿donde está el famoso blindaje? Las

    valoraciones patrimoniales han caído en en todos los mercados, a vosotros os gusta la RF Investiment Grade ¿como cotiza en la

    actualidad?. El que esté necesitado por las circunstancias actuales ¿que hace?. Hace un año pregunte a "expertos" por deuda

    de GM, me contestaron que en un horizonte de 4-5 años no veían nubarrones, ¿que me dirían hoy?.
    En el trabajo de los asesores ha faltado mucha HUMILDAD,y no me refiero a este blog, que creo que es lo que hace falta en

    esta vida en todos los aspectos de la misma.
    Hablando de "ejpertos" bancarios y la valoración de los mismos, esta semana cuando le envie la pagina web donde hacen

    referencia a la opinión de Jim Roger(ex-socio de Soros en Quantum, con su fondo en Singapur,¿como se llama?, a si,

    deslocalizazión fiscal) me dijo que no leía chorradas de la Web, y otro me pretendia vender las preferentes esas nuevas del

    BBVA a la par¿como esta la cotización de sus hermanas en el mercado, al 50%?
    Ya se que son muchos temas mezclados, pero hoy no me podía callar.

    Salut camarades

  3. #14
    Gurús Mundi

    Anónimos varios, no sé si eres el mismo o no. Pero sigues sin entender nada. Pedir propuestas de inversión concretas de forma anónima no plantea ningún problema como dices. Simplemente es algo absurdo que no vamos a hacer porque nuestro trabajo no es decir a todo el mundo que mañana va a subir esto o aquello. A pesar de que muchos se ganan la vida con ello, acierten o no. No vamos a cometer los mismos errores que los que sueles leer o escuchar en tu mundo.

    Creo que te lo he aclarado bastante y si quieres lo comprenderás. Del mismo modo que te repito que si quieres ayuda sólo tienes que pedírnosla y contactar para explicarnos tu caso y tus necesidades. A partir de ahí sabremos tus circunstancias y te podremos asesorar. Pero resulta evidente que en realidad no te interesa ningún asesoramiento porque no nos haces la consulta, ni siquiera te identificas. Francamente no sé qué quieres, pero está claro que aprender no.

    Salud y €.

  4. #13
    Anonimo

    Muchas gracias por tu respuesta, Gurus Mundi. De alguna forma, con mi mensaje, no te estaba hablando de mi caso particular, aunque sí te daba mi opinión sobre algo que me ha parecido detectar en varios comentarios de este blog, entre ellos uno de este post, y que es el interés que tienen algunas personas en que concretéis más vuestras propuestas. No sólo he dicho yo, lo ha dicho, por ejemplo, el tercer anónimo de este post y me lo ha comentado más gente. He detectado cierto interés en que deis propuestas concretas y conozco vuestra postura, porque la habéis explicado muchas veces, pero trataba de plantearos un punto de vista distinto o una posible solución al problema que ya han planteado varias personas en vuestro blog, a modo de sugerencia.

  5. #12
    Gurús Mundi

    Anónimo, la cabra tira al monte, y parece que tú has pasado demasiado tiempo cerca de las cumbres (banqueros ;)

    La clasificación de perfiles por categorías, las tipologías de inversor, etc.. todo ello es palabrería basura. Nomenclaturas absurdas creadas y utilizadas para vender pescado. Nada más que basura comercial que dudo que realmente creas a no ser que vivas de ello.

    Nuestra relación, la de todos, con el el patrimonio o la fortuna es otra cosa.

    Quizás a ti te preocupa exclusivamente conocer directrices de inversión que den un rendimiento del x% anual a tus ahorros. Unos consejos que te hagan multiplicar el rendimiento de tu cartera.... en definitiva una fórmula mágica para tu dinero en efectivo. ¿Entiendes lo de la cabra que tira al monte? Si buscas eso vas a encontrar infinita variedad en la red. Puedes seguir los consejos del que quieras, el que más te guste, según tu criterio. Es más, puedes cambiar de criterio según te dé la gana y clicar otra página o abrir otro periódico, otra cuenta en otro banco, otro gestor, cambiar de estrategia... Y ¿por qué no? en un acto de rebeldía, cámbiate de perfil, de categoría, de tipología de inversor. Desmelénate. Al fin y al cabo sólo estás mirando el porcentaje de pérdida o beneficio que vas a sacar a tu cuenta bancaria, a tu cartera de acciones. Sin tener en cuenta tus múltiples circunstancias que deben ser tu hoja de ruta. Sin ello serás una gotita en el mar de estadísticas y de benchmarks. Que te vaya bonito...

    Pero un Family Office debe hacer otras cosas. Lo hemos explicado muchas veces, pero quizás nos has leído poco (y no te lo reprocho, porque decimos cosas que incomodan a muchos, quizás también a ti o a los asesores con los que creo que pasas demasiado tiempo).

    Puedo asegurarte que los "perfiles", como tú les llamas, de familias con patrimonios inferiores a 500.000€ son incluso más diversos y poliédricos (si cabe) que los grandes patrimonios. Está claro que no se trata de "voluntad" ni de "esfuerzo": Hablamos idiomas distintos.

    Podemos atender tu consulta personal gratuitamente como tantas otras. No es necesario que "trabajes" con nosotros ni que seas cliente. Sólo tienes que quererlo.

    Si levantas la cabeza y abandonas el monte te darás cuenta de lo absurdas que suenan tus palabras y el peligro de hacer lo que nos pides.

    Espero tu consulta y hablamos largo y tendido.

    Gracias Anónimo2. ¿Cómo llamar a esto sinó?

    Salud y €.

  6. #11
    Anonimo

    Fascinante

    "larga depresión, con multicrisis poliédricas"

  7. #10
    Anonimo

    Siempre decís lo mismo, que queréis saber las circunstancias personales y patrimoniales de la gente, pero es normal que la gente no os las diga si no trabaja con vosotros, independientemente de que alguien lo haya hecho alguna vez. ¿No creéis que, a afectos de este blog, para la gente que esté interesada en el mismo pero no en trabajar con vosotros (no por nada en especial, sino porque no tiene ese patrimonio, por libre elección ante otras alternativas o por motivos personales), podríais explicarnos, al igual que hacéis con otros temas, qué entendéis por blindar un patrimonio, cómo se puede hacer, etc.?

    En este país, el perfil de una persona con menos de 500.000€ seguro que puede variar, pero no demasiado o, por lo menos, podría clasificarse en distintas categorías. Seguro que, con un poco de esfuerzo pero, sobre todo, con voluntad, con la información pública existente y vuestra experiencia personal o profesional, podéis establecer una tipología de inversor. A partir de ahí, a cada perfil de inversor, varias posibilidades de inversión, las que vosotros nos digáis, que es lo que tantas veces os pregunta la gente a través del blog, por lo que creo que sería conveniente que les respondierais también a través del mismo. Si hubieran querido ponerse en contacto con vosotros por otra vía, estoy seguro de que ya lo habrían hecho. Es mi opinión y la sugerencia que os hago, si me lo permitís.

  8. #9
    Gurús Mundi

    Anónimo1, los patrimonios, como la vida en sí, deben ser libres para decidir su futuro. Todos somos libres para decidir si queremos crear un patrimonio a lo largo de nuestra vida que vayamos a dejar anuestros herederos; o quizás preferimos vivir la vida y tener que generar siempre rentas laborales que sean sustituidas por el Estado con la vejez o la enfermedad; o quizas ni siquiera queramos tener herederos; o que aún teniéndolos deban partir de cero o incluso en negativo; o quizás queramos dedicar nuestros esfuerzos a una vida más ascética y menos material (nada material es imposible puesto que hay que comer); o quizás...etc... Tú quieres mantener tu patrimonio cubriendo inflación. Pero partes de un patrimonio X y quieres que mantenga un crecimiento de inflación X. Durante cuanto tiempo? Hablas de inflación, pero ¿de qué tipo? ¿y cuando ésta varíe?...etc... Como ves es todo muy complejo y todos somos libres de pretender objetivos. Por nuestra parte intentamos orientar para definir esos objetivos y después alcanzarlos o incluso superarlos, dependiendo de un montón de factores y circunstancias de cada caso concreto. Como Family Office partimos de un patrimonio inicial de nuestros clientes, pero los objetivos los definirán ellos.

    La riqueza se crea y se destruye, y si no crece más globalmente no es porque haya muchos que no lo deseen (que los hay desde luego y son muy respetables), sino porque aún deseándolo, fracasan. Ahora estamos en un escenario de destrucción de riqueza, sólo hay que mirar alrededor.

    Anónimo2, las propuestas concretas las podemos hacer después de saber todas tus circunstancias personales y patrimoniales. Quizás en tu caso sea conveniente asumir ciertos riesgos, pero en el artículo nos referimos a patrimonios que deben blindarse en el tiempo. Si buscas recomendaciones de inversión te equivocas de blog, pero si quieres que te asesoremos personalizadamente sólo tienes que contactar a través del correo y se atenderá tu consulta como las demás, es decir gratuitamente hasta patrimonios <500.000 € o pagando los honorarios de FO para patrimonios superiores.

    El Gallina, copiar mil veces "No debo hacer tonterías" no funcionaría, porque sería una rutina, la rutina lleva al aburrimiento, y el aburrimiento lleva a buscarse una distracción. Por ejemplo invertir. Y en los tiempos que corren invertir te deja distraído... Total, que al final tendrías que copiar mil veces con los dedos que no te hayas pillado: "No debo darme cabezazos contra la pared".

    O sea que me parece buena idea lo del fondo de escritorio.

    Salud y €.

  9. #8
    El Gallina

    Para tener siempre presente que no debo hacer tonterías, voy a poner como fondo de escritorio al muñeco se se sale del billete.

    Mucho mejor que copiar mil veves: No debo hacer tonterías.

  10. #7
    Anonimo

    Todo lo que decis está muy bien, los activos tradicionales (inmuebles, bolsa, renta fija, ...) van a ser perdedores durante un largo periodo de tiempo, cosa que cada vez se está viendo más clara.
    Entonces en qué activos hay que invertir para evitar nuestro empobrecimiento patrimonial. No he leido ni una sola propuesta.
    ¿Tal vez materias primas, metales, bienes tangibles?
    Lo dudo.
    Agradecería propuestas.

  11. #6
    Anonimo

    Lo de que “los patrimonios deben crecer constantemente”, ¿no te parece un poco egoísta? En el fondo de esta crisis hay algo de esto, ambición sin límites y un crecimiento que parecía que no tenía fin. Yo creo, aunque sé que estoy en minoría, que el primer objetivo en la gestión de un patrimonio debería ser no perder valor a lo largo del tiempo y nada más. A partir de ahí, que cada cual decida según sus circunstancias y objetivos personales. Esto implica que el patrimonio debe crecer lo mismo que la inflación, si hay inflación. Llegado ese punto, habrá a quien le interese que su patrimonio crezca por encima de la inflación de forma exponencial, que crezca mucho unos años y menos los siguientes o, simplemente, que siga teniendo lo que tenía, y así tantas posibilidades como personas con patrimonio. Si todo el mundo pretendiera tener un patrimonio que creciera constantemente y lo consiguiera, al final nos veríamos inmersos en una gran burbuja patrimonial que se expandiría constantemente y que, llegado un punto, por factores a veces no controlables, podría estallar, si es que no lo ha hecho ya.

  12. #5
    Gurús Mundi

    Fcasarra, ahí ya no podemos hacer nada. La publicidad está cedida 100% a Rankia que vende sus espacios, como es lógico.

    Bancajahabitat3viviendaschollo y CFO, paradójico, ¿verdad?

    A pesar de todo... I love this game!

    Salud y €.

  13. #4
    Anonimo

    Curiosamente en la página aparece un "banner" de Bancaja Habitat ofreciendo 3 viviendas "chollo".

    Esto es la monda. :-D

  14. #3
    Gurús Mundi

    Anónimo no sé a qué te refieres. Por nuestra parte, si relees artículos antiguos, verás que lo venimos diciendo hace bastante más que 9 meses. Aproximadamente desde finales del verano 2007, cuando la liquidez del Sistema empezó a colapsarse.

    PutaBolsa, es tarde para muchos, pero no demasiado tarde si las cosas no mejoran de inmediato. Y nuestra opinión es que va a ser que no. Por lo tanto, no variar el rumbo porque ya se ha perdido un porcentaje importante en bolsa o porque los inmuebles ya ahan bajado mucho de precio en el mercado, es seguir cometiendo el mismo error. Si el escenario depresivo va a ser largo (esa es nuestra opinión), mantener el patrimonio sin huír temporalmente de los activos perdedores es condenarse a un mayor fracaso. Estos activos perdedores, según el escenario que contemplamos, seguirán perdiendo valor o, en el mejor de los casos, estaremos tocando suelo, pero muy lejos aún de rallies alcistas. El horizonte aparece flat durante años en el mejor de los casos. Y como se dice habitualmente "time is money", o sea que los patrimonios deben crecer constantemente y debemos buscar nuevo queso value en otros activos distintos.

    Lo de la capacidad para aguantar la realidad y coger al toro por los cuernos, es la historia más vieja del mundo. Siempre gusta más oír al gestor o banquero diciéndonos que ya pasó lo peor y que es tiempo de quedarse o incluso entrar en los mercados perdedores. Nunca han dejado de decir lo mismo (qué raro que no recomienden comprar inmuebles...;). Allá cada cual.

    Salud y €.

  15. #2
    Putabolsa

    Gurus ese golpe de timon ya es tarde para muchos de los patrimonios,eso por un lado.Por otro lado,aunque el exercicio que porpones es muy clarificador de la situación rela que estamos pasando,no te engañes,muy pocos estan preparados para llevarlo hasta el final sin autoengañarse.

  16. #1
    Anonimo

    Os ha costado mucho tiempo y euros verlo. Lleváis meses de retraso.
    Ahora tenéis que partir (con suerte) con la mitad del patrimonio y tardaréis años en recuperar lo perdido en 9 meses.
    VALOR !!!!

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar