¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fresh Family Office

Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Crecimiento y Deuda.

Después de leer el último análisis del Dr. H. W. Brock, presidente de Strategic Economic Decisions (SED's Advisory Services), creo que será interesante hacer alguna reflexión respecto a la relación entre Crecimiento y Deuda. En el cuadro de al lado vemos gráficamente la explicación que Brock hace de la "tormenta perfercta" en la que estamos inmersos:

Todos hemos oído varias veces que el coste de esta crisis, de los excesos cometidos en el pasado, va a suponer una factura carísima que van a tener que pagar también nuestros hijos. Y probablemente sea cierto. Pero el abuso en el endeudamiento personal que se está trasladando a los Estados (vía insolvencias personales y empresariales hacia banca y de ahí a los Estados) puede evolucionar de dos maneras radicalmente distintas a largo plazo. Y la clave de esa evolución en positivo o hacia el desastre, radica en la capacidad de generar crecimiento.

Parece que el apalancamiento del Sistema al que hemos llegado vamos a intentar solucionarlo huyendo hacia delante, ya que la regresión, hambruna y caos que provocaría hacer borrón y cuenta nueva, es algo que la Humanidad no puede ni debe permitirse. Pero esa huída hacia delante puede derivar hacia dos escenarios muy distintos: El que conocemos como "República Bananera", con hiperinflaciones y constantes huídas adelante sin aumentos de PIB sustanciales; o el del reequilibrio del endeudamiento respecto el crecimiento a medio y largo plazo. El citado ensayo de SED destaca la gran importantcia existente entre deuda y crecimiento, lo que califica como Debt to GDP Ratio y su evolución a medio y largo plazo. Es precisamente la reducción de ese ratio lo que marcará la diferencia entre la huída hacia delante en el endeudamiento hasta hacernos un daño irreversible; o la luz al final del tunel si se consigue crecer suficientemente para enjuagar dicho endeudamiento y déficit público:

En un punto de endeudamiento público que podría ser de no retorno, la recuperación a largo plazo es posible. Pero sólo si las políticas adoptadas nos conducen al aumento del denominador y a la moderación del numerador, en una ratio que debe ser nuestra obsesión en los próximos años. Para ello, claro está, debemos pensar en el largo plazo, es decir que las decisiones deben tomarse pensando más allá de una legislatura y de unas elecciones. Pero lamentablemente no soy muy optimista al respecto, ni a nivel político ni a nivel sindical.

Como medidas a tomar, Brock propone varias que a continuación os mencionaré, pero todas ellas basadas en las dos complementarias fuentes de crecimiento real económico:

"La tendencia de crecimiento es la suma del crecimiento de la fuerza productiva más el cecimiento de la productividad. "

Entre las medidas propuestas encontramos, por ejemplo: Los estímulos fiscales orientados para incrementar las infraestructuras que serán necesarias para crecer, estimulación de la innovación y el Venture Capital. Y en una perspectiva mucho más nacionalista el fomento y la educación de brillantes cerebros, tanto nacionales como procedentes de inmigrantes universitarios. También aboga por los incentivos para la inversión en el sector privado, y por una regulación limitada al control de las gratificaciones laborales desmesuradas y el recorte drástico del apalancamiento generalizado. Según Brock, estas regulaciones reconducirán de forma automática el resto de excesos cometidos, sobre todo en los últimos 3 años.

En cuanto al incremento de la fuerza productiva, propone la desregulación del mercado laboral. También una política fiscal encaminada a potenciar el impuesto sobre el valor añadido y a minimizar aquellos que afectan a las rentas laborales, porque distorsionan el crecimiento del mercado laboral y por tanto la capacidad de producción. Y por supuesto una disección del déficit público para que se encamine a endeudarse en aquello susceptible de transformarse en mayor crecimiento a medio y largo plazo.

Encrucijada sin vuelta a trás, complicadísima y con dos caminos al frente: Uno nos lleva a la hiperinflación estéril y otro a una normalización a largo plazo, pero necesitando mucho esfuerzo y acierto colectivo en el camino. En los siguientes gráficos veremos una proyección de los dos escenarios posibles:

Sin duda una macabra situación a la que hemos llegado por nuestra mala cabeza y por pretendernos ricos a base de dinero traído del futuro, un mal uso de La Teoría de la Especulación que nos ha llevado al colapso financiero. Y de ésta sólo podemos salir airosos con esfuerzo a largo plazo, pero dirigido a la única parte de la ecuación que podemos modificar: El crecimiento, ya que la deuda existe porque la creamos inconscientemente durante al menos la pasada década y no podemos desintegrarla. El endeudamiento sigue su macabro curso: Personas-bancos-Estados. Y es el propio Estado (o macro estados como USA o UE) que debe crecer a tóda máquina y durante muchos años para moderar la ratio Deuda-PIB. Si no lo conseguimos, nos haremos un daño del que jamás podremos recuperarnos.

5 comentarios

Añadir comentario
  1. Dalamar
    #1

    Dalamar

    La gente sigue insistiendo en que la crisis ya se ha pasado, por que sube la bolsa, y como la deuda ha pasado de empresas y familias a bancos y de estos a el estado, pues ya esta todo solucionado!

    El estado es poderoso y se queda la deuda y todos los males y esto no repercute en nada mas!

    Que simple es terminar con una crisis, verdad?

    Ademas, pienso que queda una gran parte de deuda que no podra ser pagada por familias y empresas por salir a la luz y volver a golpear la banca de nuevo, quizas en menor magnitud que antes, pero todavia queda.

    Pero el gran problema es como se limpia esa deuda de los estados, no es solucion cambiar la deuda de sitio, sino eliminarla.

    Un saludo,

    Daniel

  2. Anonimo
    #2

    Anonimo

    Excelente comentario,como siempre.
    Está claro que la única solución para que la deuda no nos devore,es crecer a largo plazo,pero ¿como crecer sin endeudarse más?
    Pues crecer poco a poco,con un control ferreo,con un esfuerzo de todos.
    Para ello hará falta tener fe,mucha fe,en la humanidad,en el progreso,y pensar,que el ser humano ha tenído siempre capacidad de superación.
    Solamente el intertarlo,habrá sido la señal de partida que todos estamos esperando,por un mundo más justo,con más igualdad de oportunidades,con más ilusión.

    Un saludo de Lizpiz.

  3. Anonimo
    #3

    Anonimo

    Discrepo del comentario que "invita" a depositar la fé en el progreso y la Humanidad.
    Entiendo mas o menos que pretende decir pero no lo comparto en absoluto.

    Lo que se necesitan son personas capaces, inquebrantables, inflexibles con los errores (aunque si con los errados), íntegras y cuya fé no descanse en unos palurdos "descendientes de los monos llenos de EGO y autosuficiencia que creen ser la cúspide del progreso evolutivo -vaya majadería-".

    Huyan de palabras como progreso como de la peste, ¿que tipo de progreso?¿el Científico en cualquiera de sus ramas? ¿eso ha arreglado algo alguna vez sin estropear diez "algos" ajenos?.
    No estoy contra la Ciencia en absoluto, que quede claro, estoy contra la soberbia absurda de creer en exclusiva en ella como panacea del porvenir dichoso.

    Hace años la Ciencia aconsejaba fumar pues expandía los pulmones, se recetaba tabaco a gente con neumonías...
    Ahora nuestra propia idiotez nos hace creer que ya lo sabemos todo y estamos en elo cierto, lo cierto es que la Ciencia a servido a intereses económicos porque necesita "financiación" y necesita que algunos EGOS dispongan de mucho dinero para codearse con lo mas granado de la sociedad, da igual que se falseen datos o se presenten de forma sesgada, hay que cobrar la subvención y hay que empujar a generaciones enteras de estudiantes a nuestra "FE" porque así poseeremos un mercado cautivo...

    Muchos científicos económicos nos han llevado a este desastre -porque podemos hablar de desastre sin lugar a dudas por mucho que le duela a alguno-.

    Pienso que necesitan personas firmes, clavadas con los pies en el suelo y que se mantengan ahí aunque se desplomen los cielos.
    Y por supuesto mucha sinceridad y hablar con claridad. Personalmente a cualquier político que nos trate de idiotas y esconda la realidad en nombre de no causar "alarma social" lo metía en prisión.
    Eso es intolerable y mucha responsabilidad en lo que sucede es CULPA de ellos, porque la sociedad se estructura en varias capas y la capa de poder, liderazgo y control que detentan ellos la manipulan en su propio beneficio.
    Si no se empieza por quitarles las variados y onerosos emolumentos que reciben la mayoría de los políticos todo lo que se diga es PAPEL MOJADO. No sirve de nada tal o cual teoría porque sirve a intereses políticos, la peor Ciencia que existe, la Falsa Ciencia, la Política.
    O se destrozan sin compasión estos ídolos inútiles socialmente o no se ven atisbos de recuperación en lustros.
    No es el Apocalipsis, es mucho peor y terminará afectando a todos, ricos y pobres, feos y guapos, ancianos, hombres, mujeres y niños.

    Si no se le toca el bolsillo a la clase dirigente (mas bien "digeriente" debido a las comilonas que hacen a cosata de los incautos y de sus esclavos) NO HAY SOLUCION, el espejismo de estos años pasados ha sido eso, un espejismo, ni ha habido tal crecimiento ni ha habido riqueza ni ha habido nada de nada.
    La única verdad es la de la deuda como expresa el artículo, genial y acertado.
    Las soluciones están bien pero repito que sin reducir y dejar de tirar dinero en la clase dirigente no hay nada que hacer.

    Mi consejo es que cada uno de ustedes se preocupe por si mismo sin perjudicar a nadie, no hay nada malo en ello, no es egoísmo. Es una Ley que debiera enseñarse desde pequeño, como aprender a cocinar.

  4. Anonimo
    #4

    Anonimo

    Anonimo yo entiendo el progreso como es, por definición,es decir:
    Mejorar las cosas en beneficio de TODOS.
    No quiero entrar en debates filosóficos,pero creo que el ser humano está ahí,con sus limitaciones,con sus "grandes pequeñas obras"
    ¿De que sirve tirar la culpa a los demás?La Economía,la Política es el resultado de las vivencias,deseos,experiencias,...de la sociedad en que vivimos.Evolución,es lo que nosotros queremos.
    Y el progreso es el instinto de superación del ser humano,también aplicado a la Economía.
    Pero es que el borreguismo,...dejaté de pamplinas y tú pon tu granito de arena,sé justo contigo mismo,empieza por tí,y luego criticas,no te preocupes que todo evoluciona hacía un mundo más justo,hacía una igualdad más equitativa.
    En la economía hace falta fe,hace falta mucha fe en el ser humano,entonces verás como el poderoso tendrá menos poder,el rico menos dinero,el desgraciado más oportunidades,más justicia.
    El mundo evoluciona,queramos o no hacia delante,pero su evolución es desapercibida por nosotros,por que nuestra vida es muy corta en relación a ese progreso.
    Ese progreso no es lineal,pero avanza inexorablemente hacia un mundo mejor.Ejemplos:
    -La esperanza de vida cada vez es mayor.
    -Cada vez la renta per capita aumenta en más y más paises.
    -Cada vez hay menos injusticias,menos hambre,menos guerras,....
    Lo que pasa es que hay tanto trabajo que hacer,tan poco el tiempo que tenemos,que a penas se nota el progreso.
    Como decía mi admirada Madre Teresa de Calcuta:
    Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años...

    Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

    Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

    Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.

    Detrás de cada logro, hay otro desafío.

    Mientras estés viva, siéntete viva.

    Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.

    No vivas de fotos amarillas...

    Sigue aunque todos esperen que abandones.

    No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

    Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

    Cuando por los años no puedas correr, trota.

    Cuando no puedas trotar, camina.

    Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

    ¡Pero nunca te detengas!!

  5. Anonimo
    #5

    Anonimo

    Muy bien expresado pero disiento diametralmente de su optimismo.

    Estoy de acuerdo con usted en que hay que esforzarse pero no creo en el "descendiente de la Mona" y menos todavía en la "humanidad" y no depositaré mi fé en ella, no; depositaré mi fé en ciertos individuos y pequeños colectivos que hayan demostrado con su hacer que las cosas se pueden hacer mejor.

    No creo que haya menos guerras porque unicamente se esté hablando de un par en los noticieros, no creo que haya mas "riqueza", usted malinterpreta el dato de la "media" y usted sabe que eso es una mentira, es estadśitica y presentada de forma sesgada).
    Incluso en su país, si vive en España, se dará cuenta de que la riqueza no se ha repartido para todos por igual y hay grupos de pobres que se trata de esconder como sea.

    No creo que en que todos somos iguales, eso es una falacia aunque afirmo que todos tenemos los mismos derechos y deberes y no creo que la felicidad es un don, la Felicidad es un estado anímico por el cual hay que pelear.
    NO ser feliz es una falta grave de respeto al prójimo y a si mismo.

    Uno puede ser optimista y ser un completo amargado -solo hay que fijarse en nuestro Presidente de Gobierno-, no, ser optimista es una cuestión subjetiva, un "arte" para aparentar cualidades que existen o no, porque los tópicos y las trampas semánticas lo han emborronado todo.

    Hasta un ratón tiene mas genes que nosotros. ¿Que espera de una Humanidad centrada en observar su propio ombligo?.

    Y el artículo da de pleno en la cuestión trascendental, a mi no me interesa la "filosofía" si a usted no le interesa pero el dato clave es la deuda, abrumadora, salvaje y OPRESORA como nunca.

    Soy pesimista porque entiendo que muchas personas están siendo engañadas y van a un callejón sin salida precisamente por hacer caso de "optimistas" amargados.

    Pero soy feliz porque YO si hice mi trabajo y no tengo culpa en esto, se lo aseguro.
    Por supuesto que hay culpables ¿o usted en cada crimen y delito cometido comparte la culpa? Me resulta verdaderamente chocante.
    Una cosa es que los "listos" diluyan su culpabilidad ( y su deuda) tratando de hacernos responsables a todos de sus errores, otra cosa es que cada cual acepte semejante estupidez.

    No eludo mi responsabilidad pero no asumo la ajena bajo ningún concepto, y por cierto, los "poderosos", los "ricos" pueden ser tan justos humildes como el mas humilde y justo de los hombres.
    Conozco mucho "pobre" que realmente es miserable y "capullo".

    ""No hay caballo mas maldito que el pobre se vuelva rico"" y a los hechos me remito, fíjese alrededor...

Autor del blog

  • Gurús Mundi

    Gurús Mundi

    Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar