¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fresh Family Office
Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Endeudarse o no endeudarse

Tras varias horas acunándole, finalmente se ha quedado dormido, cierro los ojos en un vano intento por dormir yo también pero me doy por vencida, me levanto, me pongo el chandal, las deportivas y salgo a la calle, son las 5:30 de la mañana, al menos voy a correr un poco, nada del otro mundo, una carrera ligera, simplemente para disfrutar de un poco de actividad física, un momento de soledad y de retiro.

Mis pasos, ligeros y silenciosos, van marcando el ritmo de mis pensamientos, hay rumores de que el euro puede romperse, la deuda pública, lo que creíamos que era una inversión segura, ya no lo es tanto, el endeudamiento, la plaga que azota nuestra economía, nos toca de cerca a todos.

 

Cuando contraes una deuda estás haciendo uso en el presente de unos recursos que vas a obtener, previsiblemente, en el futuro. Y ahí está el problema, en la palabra previsiblemente. Si esos recursos con los que se contaba para devolver la deuda (más el coste que esta supone) fallan o son menores de lo estimado, pues ya tenemos un problema servido. Es así de simple, a veces pecamos de optimistas.

Los particulares, confiando en sus empleos y en sus salarios, se han endeudado más que nunca. Pero los empleos no son tan estables cómo se pensaba porque las empresas también se han endeudado, confiando en la demanda de sus productos o servicios por parte de los consumidores y en las condiciones bancarias favorables para pagar sus préstamos. En el momento en que los bancos han visto el volumen que alcanzaba todo esto y han cerrado el grifo, resulta que tanto particulares como empresas han empezado a tener dificultades para pagar sus deudas. La visión a largo plazo ha quedado nublada por el optimismo del corto plazo. Muchas empresas siguen pagando dividendos desorbitados a sus accionistas mientras su endeudamiento sigue en el mismo nivel que el ejercicio anterior cuando reducir el nivel de deuda debería ser un objetivo prioritario.

Todo esto sucede en aquellos ámbitos en los que el dueño del patrimonio tiene poder de decisión sobre el endeudamiento pero tenemos otro caso diferente, los estados, estos también se han endeudado y más aún porque quien decide no está arriesgando su propio dinero , con la misma visión a corto plazo, con una visión a 4 años vista, con el agravante de que  cuando lleguen las consecuencias, los responsables ya no estarán.

El control del riesgo empieza por el control de lo adeudado, aunque para muchas inversiones es imprescindible el efecto palanca del endeudamiento debería ser un objetivo prioritario que las deudas se reduzca al mínimo. Y siempre habría que tener planeado de antemano cómo salir del embrollo en el peor escenario posible.

Un perro solitario se cruza en mi camino, olfatea el olor que sale de la panadería de enfrente. Compro el pan y vuelvo a casa. Empieza un nuevo día.

Adela Alba.

A colación de este precioso artículo de Adela, tan sólo un recordatorio a la advertencia de la selección natural darwiniana que iban a sufrir las empresas y demás familias endeudadas: "Darwin, crédito y Keynes" (Febrero 2009)

  1. #2

    Javieron1

    Que te vaya muy bonito el día. Ten en cuenta que Rajoy nos sacará de todo este embrollo, claro, él y Europa.

    Un saludo

  2. #3

    Adela Alba

    en respuesta a Javieron1
    Ver mensaje de Javieron1

    Ya veremos cómo acaba la cosa. Buen día y buen año a ti también

Autor del blog

  • Gurús Mundi

    Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar