Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
7 recomendaciones

Todos sabíamos que este momento tenía que llegar. El mercado alcista más largo de la historia ha llegado a su fin. Sin embargo, nadie pensaba que la fiesta se acabaría de una forma tan abrupta. El coronavirus y la crisis del petróleo han arrasado los mercados en menos de un mes.

Aquí tenemos algunas cifras del fin de fiesta:

  • El IBEX 35 experimentó la mayor caída semanal de su historia con unas pérdidas del 20,85% (Noticia)
  • El petróleo sufrió su mayor caída diaria desde la Guerra del Golfo (Noticia)
  • El S&P 500 ha perdido más de un 20% entre el 19 de Febrero y el pasado viernes 13 de Marzo. Ninguna de las cinco grandes crisis de los últimos 100 años experimentó semejante caída en tan poco tiempo

Crashes del S&P 500: Duración y severidad

Crashes del S&P 500: Duración y severidad. Fuente: Reddit

Es muy fácil hablar de largo plazo cuando las bolsas nos dan rentabilidades anuales de doble dígito. En cambio, el discurso se puede atragantar cuando esos dígitos están teñidos de rojo.

Pese a todo el dramatismo y el pánico, podemos extraer valiosas enseñanzas de todo lo ocurrido hasta el momento.

En el artículo de hoy, vamos a ver tres lecciones inversoras que podemos aprender en tiempos convulsos como estos.

 

Con todos ustedes, la volatilidad

Hola, soy la volatilidad

El largo período alcista que hemos vivido ha llevado a mucha gente con poca experiencia a invertir un porcentaje muy alto de su patrimonio en renta variable. Algunos incluso seguían los consejos de autores de referencia en el movimiento FIRE como J.L. Collins e invertían únicamente en un fondo indexado al S&P 500. "La bolsa es el mejor activo a largo plazo" decían.

Sin embargo, había un parámetro que subestimaban: la volatilidad. Es muy sencillo soportar la volatilidad sentado en nuestro ordenador haciendo pruebas de backtesting mientras los mercados suben y suben. La prueba de fuego llega cuando vamos a la cama con nuestra cartera en números rojos mientras recordamos los desastrosos titulares del último telediario.

En su teoría de las perspectivas de 1979, Kahneman y Tversky ya advertían que las pérdidas nos afectan más intensamente que las ganancias. Aproximadamente, entre 1,5 y 2,5 veces.

Teoría de las Perspectivas

Según la teoría de las perspectivas de Kahneman y Tversky, las pérdidas tienen un impacto psicológico entre 1,5 y 2,5 veces superior que las ganancias.
Fuente: Laila Benchaib – Trabajo Propio (Wikipedia) 

Ante semejante escenario, el miedo es uno de nuestros mayores enemigos y si se apodera de nosotros nos puede llevar a cometer alguno de los pecados capitales del inversor.

Para evitarlo, no hay nada como ser fieles a nuestro plan de inversión.

Manténte en el camino

Stay the course

"Stay the course", una de las frases más famosas de John Bogle. En español, "Manténte en el camino". ¿Y cuál es el camino que Bogle nos recomienda seguir? Nuestro plan de inversión.

Con los mercados en caída libre, muchos se preguntan si deben sacar todo el dinero de su cartera hacia un fondo monetario hasta que llegue la calma, aumentar las compras aprovechando estas caídas o simplemente dejar de aportar a su cartera.

A día de hoy, no sabemos cuál de estas elecciones será la solución óptima para nuestra cartera. Precisamente, es en estos momentos cuando debemos ser fieles a nuestro plan de inversión. Si no tienes uno, hazlo ahora mismo. Deja por escrito lo siguiente:

  • Cuál es tu objetivo de inversión
  • Cuál es la composición de tu cartera
  • Cuándo vas a realizar tus aportaciones
  • Cuál es tu estrategia de rebalanceo

Automatiza tus inversiones, deja a un lado tus sentimientos y cíñete a tu plan.

Los cisnes negros existen

Difícil de ver es, siempre en movimiento el futuro está

Si en Enero alguien nos hubiese dicho que en dos meses nos íbamos a encontrar en estado de alerta, con toda la población española encerrada en sus casas por un virus proveniente de Asia y las bolsas hundiéndose sería tachado de loco. Sin embargo, en esas estamos.

Como inversores a largo plazo, debemos grabarnos a fuego dos principios fundamentales:

  1. El futuro es incierto
  2. Los cisnes negros existen

El coronavirus ha sido un cisne negro en toda regla. Un evento impredecible que ha supuesto un shock no solo para la economía sino para toda la sociedad. Curiosamente, en su libro "El Cisne Negro", Taleb nos advierte sobre la necesidad de ser conscientes de los efectos colaterales de la globalización y la posibilidad de que un agudo virus se extienda por todo el planeta.

Taleb sobre los cisnes negros y los riesgos de la globalización

Ya sigas una Cartera Permanente de Harry Browne, una cartera All-Seasons de Ray Dalio, una cartera Boglehead o diseñes tu propia cartera de inversión, diversifica tus activos para estar protegido ante cualquier evento.

Conclusiones

Las últimas semanas están siendo históricas. En todos los sentidos. El coronavirus ha puesto en jaque a medio mundo. Incluidas las bolsas. Sin embargo, el pánico nunca ha sido un buen consejero. Ni en lo personal, ni en lo profesional, ni en lo financiero.

Como nos aconsejaban los maestros estoicos, aceptemos la realidad tal y como es. Mantengamos la calma y continuemos firmes en el camino.

Por último, no quisiera acabar este artículo sin dar todo mi apoyo al personal sanitario que está luchando para luchar contra esta pandemia llamada coronavirus. Mucho ánimo y esperemos que pronto salgamos de esta desagradable situación.

  1. en respuesta a Juliancho
    #2
    Alex Álvarez

    ¡Muchas gracias Juliancho!

    Efectivamente, como comento en el artículo creo que se infravalora la volatilidad. A no ser que tengas un patrimonio escandaloso, considero importantísimo invertir en activos descorrelacionados con la renta variable para reducir estos golpes que de vez en cuando nos llevamos.

    Más aún si estamos cerca de la jubilación o ya estamos viviendo (total o parcialmente) de nuestros ahorros.

    Un saludo,
    Alejandro

  2. #1
    Juliancho

    Fantástico articulo.
    La clave es suponiendo que después de una vida de trabajo tienes un millón de euros y como te han vendido la moto del largo plazo, ves que ahora vale 600.000 euros, ¿hay cuerpo que lo resista? igual dentro de 20 años consigues recuperar una rentabilidad decente, SALVO que tengas que vivir de tus ahorros, con lo que NUNCA OBTENDRAS ESA RENTABILIDAD, ¿no seria mejor vender y quedarte con 900.000 euros? stop 10% que ya esta bien.

    1 recomendaciones
7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar