Las utilities son las empresas preferidas de muchos inversores, debido a la relativa estabilidad de sus beneficios, y puesto que su generación de caja es más previsible, tienden a repartir entre sus accionistas un alto porcentaje de dividendos.

 

Incluso en perfiles de inversión más arriesgados, con el afán de diversificar, los inversores tienden a incluir en sus carteras este tipo de compañías teniendo en cuenta que pueden proporcionar una buena rentabilidad en el medio y largo plazo.

 

Las utilities son compañías que prestan servicios relacionados con suministros básicos, tales como la electricidad, el gas o el agua.

 

Dentro del sector, las compañías eléctricas juegan un papel clave. La transición hacia energías renovables y sostenibles está en auge y afecta a todos los operadores del sector eléctrico. Las energías renovables (solar y eólica) han tenido y siguen teniendo un crecimiento exponencial.

Estos factores hacen que sea de vital importancia para las economías modernas encontrar una estabilidad apropiada y sostenible en el mix energético. El consumo de combustibles fósiles se irá reduciendo gradualmente y poco a poco se tenderá a una diversificación energética más sostenible.

 

Características defensivas de las utilities

 

Las utilities tienen una serie de características en su negocio que las hacen bastante defensivas y conservadoras como inversión. Son empresas con ingresos recurrentes, que habitualmente presentan beneficios regulares, flujos de caja positivos y generalmente una amplia parte de su negocio está protegido por la regulación estatal. Partiendo de todo lo mencionado anteriormente, en términos generales, su volatilidad suele ser inferior a la del mercado, aunque, del mismo modo, estas características son las que le restan rentabilidad, comparado con otras empresas de gran crecimiento.

 

El desarrollo de este tipo de instalaciones requiere muchos años de inversión, y las empresas de este sector son capaces de llevar a cabo este desembolso porque tienen una serie de ingresos recurrentes sostenibles y asegurados. Esto les permite endeudarse a largo plazo para poder acometer este tipo de proyectos. Una buena gestión de este endeudamiento es esencial para el largo plazo, puesto que en el futuro el negocio deberá ser capaz de atravesar todo tipo de entornos y contextos macroeconómicos.

 

La estabilidad en su negocio permite que las empresas sean capaces de mantener un dividendo constante, recurrente e incluso incrementarlo a lo largo de los años. Este aspecto relativo al reparto sostenido de dividendos es muy valorado por los inversores con un perfil conservador, especialmente en un entorno como el actual de tipos de interés bajos.

 

Las mayores utilities del planeta

 

El Global Top 40 (GT40) es un índice que agrupa a las 40 compañías eléctricas por capitalización bursátil, incluyendo a algunas de las principales en nuestro país, así como a otros gigantes europeos, americanos y asiáticos. Las principales por país o zona son:

 

España: Iberdrola (RpD actual 3,74%) y Naturgy (RpD actual 7,80%).

 

Resto de Europa: Ørsted (RpD actual 1,09%), E.ON (RpD actual 4,94%), EDF (RpD actual 1,46%), EDP (RpD actual 4,3%), Enel (RpD actual 4,39%), Engie, Fortum, National Grid, RWE y SSE.

 

América: AEP (RpD actual 3,22%), Ameren (RpD actual 2,47%), Center Point (RpD actual 2,70%), CMS Energy (RpD actual 2,48%), ConEdison (RpD actual 3,75%), Dominion Energy (RpD actual 4,63%), DTE Energy, Duke Energy, Edison International, Energy, Entergy, Eversource Energy, Exelon, FirstEnergy, Fortis, PG&E, PPL, PSEG, Sempra Energy, Southern Company, WEC Energy y Xcel Energy.

 

Asia: AGL Energy (RpD actual 7,43%), CLP Holdings (RpD actual 4,27%), Hong Kong, China Gas, Korean Electric Power, Power Asset Holdings y Tenaga Nasional.

 

Con todo lo sucedido en los mercados financieros tras la pandemia y la crisis financiera, seguramente los datos de capitalización habrán variado, pero en abril del 2019, la compañía norteamericana NextEra Energy se situaba como líder mundial con aproximadamente unos 90.000 millones de euros de capitalización bursátil. Le sigue la también estadounidense Duke Energy, con casi 65.000 millones de euros, la italiana Enel con 63.000 millones y la española Iberdrola con 55.000 millones de euros. La otra española de la lista, Naturgy, la encontramos muy lejos, estando actualmente en unos 16.000 millones de valor de mercado.

 

 

Las utilities en el IBEX 35

 

El sector de las utilities y más concretamente el sector energético tiene un peso considerable y una gran importancia. Más allá de su relevancia estratégica, las empresas energéticas representan una parte fundamental de la actividad económica nacional.

 

Actualmente en el IBEX 35 encontramos empresas energéticas de la envergadura de: Enagás, Endesa, Iberdrola o Naturgy. Sumando la ponderación de las empresas energéticas en el selectivo español vemos que representan más del 20% del mercado, una exposición muy elevada teniendo en cuenta que en el S&P500 únicamente representa el 5%.

 

Rentabilidad de las principales utilities

 

Partiendo de la ya conocida base: rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, vamos a analizar algunos datos sobre las compañías situadas en los primeros puestos del ranking, centrándonos en cuál sería la rentabilidad de la inversión. Volvemos a recordar que vivimos momentos muy inciertos y que el mercado ha sufrido una gran caída a consecuencia de la crisis del COVID-19.

 

Cabe también destacar que en las utilities analizadas, los dividendos han sido crecientes a lo largo de los años. Tal y como adelantábamos al inicio, es importante tener en cuenta que estas empresas ya se están viendo afectadas por los planes de transición energética hacia una economía menos contaminante, por lo que están realizando fuertes inversiones en energías alternativas.

 

  • Duke Energy (DUK)

 

A día de hoy, las acciones de Duke Energy cotizan a 93 US$, mientras que hace cinco años cotizaban a 75 dólares. En este período ha repartido 17,77 dólares en dividendos; actualmente, los dividendos son de 3,86 US$ al año, lo que representa una rentabilidad del 3,86%.

 

Su rentabilidad global en estos últimos cinco años ha sido superior al 30% (aproximadamente, un 15% debido al incremento de cotización y un 16% por los dividendos). Antes de que estallara la crisis por el coronavirus, llegó a cotizar a 100 dólares, por lo que la rentabilidad acumulada en estos cinco años superaría el 55% si no las tuviéramos en cuenta.

 

 

  • Enel (ENEL)

 

Actualmente cotiza a 7,39 euros, con un dividendo anual de 0,33 € (que equivale a un 4,39% de rentabilidad). Si echamos la vista atrás 5 años, su precio era de 4,35 €. En este plazo, ha repartido 1,16 en dividendos.

 

La rentabilidad acumulada en estos últimos 5 años es superior al 75% (50% por la subida de la cotización, y 27% por los dividendos). Antes de las caídas por el coronavirus, llegó a estar a 8,57, por lo que la rentabilidad acumulada en los cinco años sería del 123%.

 

 

  • Iberdrola (IBE)

 

Actualmente cotiza a 10,62 euros, y aunque parezca mentira hace 5 años estaba a 6,2. En los últimos 5 años ha repartido 1,58 euros en dividendos (actualmente, el nivel de dividendo es de 0,40€, por lo que la rentabilidad anual sería del 3,74%).

 

La rentabilidad acumulada en estos cinco años por la eléctrica española superior al 70% (46% por la subida y 26% por los dividendos). Su máximo se sitúa en los 11,22 euros hacia inicios de octubre, por lo que la rentabilidad acumulada sería del 106%.

 

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar