Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Factor K
El catalizador del cambio

4 mandamientos para atraer riqueza

4 mandamientos para atraer riqueza

Estamos constantemente sugestionados con la riqueza, el dinero y la libertad financiera. Parece que tiene que ser nuestro objetivo personal para el nuevo siglo, a veces llegamos a creer que una buena suma de dinero sería la solución a nuestros problemas.

Nos equivocamos.

Muchas de las personas más ricas del planeta han empezado como tú y yo pero se han enriquecido. Algunas incluso se arruinaron previamente y acabaron de nuevo acumulando cantidades de dinero. ¿Suerte?

Por otro lado, la web está llena de personas que reciben una suma importante (como lotería) y acaban arruinados. ¿Mala suerte?

Tengo claro que en la vida poco (o nada) es cuestión de suerte, hay causas de trasfondo que hacen que las cosas sucedan. Otra cosa es que estemos o no preparados para verlas o, incluso, aceptarlas.

La suerte es el cuidado de los detalles - Winston Churchill

Dicho esto, tenemos dos opciones seguir esperando a que aquello que deseamos en algún momento aparezca en nuestra vida. Difícil, aunque aprenderás a gestionar la paciencia y la frustración o sufrirás y mucho.

O bien puedes arremangarte y empezar a construir el camino hacía aquello que quieres conseguir. Precisamente para esto quiero darte cuatro ideas:

 

1.- Confía en que ti

Las autolimitaciones son nuestro principal elemento de sabotaje y, por daño que nos haga, parece que nos gusta regocijarnos en ese sentimiento de incapacidad. Nuestra zona de confort es muy cómoda, es este tipo de vida, comportamientos, compañías, y actitudes en los que nos sentimos seguros. Precisamente aferrarnos a esta seguridad es lo que nos impide evolucionar.

Es curioso, pero nuestra cultura está creada en gran parte para que no sepamos salir de lo que creemos es seguridad. Para mí, una seguridad ficticia y, además un auto engaño del que no me gusta hacerme partícipe.

Un premio nobel de literatura nos dejó escrito lo siguiente:

Hay que haber vivido un poco para comprender que todo lo que se persigue en esta vida sólo se consigue arriesgando a veces lo que más se ama - André Gide

Entonces, ¿es la sensación de seguridad lo que más amas? Quizás abrazar esta emoción no es lo que más te ayude a crecer.

Me gusta pensar en una frase que escuché de Francisco Alcaide en un curso: en la vida no existen personas extraordinarias, sino personas corrientes que hacen cosas extraordinarias.

Para hacerlas, necesitas creerte capaz de ello y trabajar manos a la obra. Y esto pasa por el siguiente punto.

 

2.- Cambiar tu manera de pensar

Está comprobado que nuestros resultados dependen directamente de nuestros pensamientos. Estos a su vez están influenciados por nuestras creencias y ambos vienen en buena cuantía de nuestra mente inconsciente.

Aquí es donde nacen nuestras creencias limitantes y autosaboteadores que son los que nos hacen pobres de pensamiento y nos generan unas emociones. En base a estas emociones empezamos a actuar y con esto obtenemos un resultado.

Tanto si crees que puedes como si no, estás en lo cierto - Henry Ford

Hay muchas formas de obtener un resultado diferente, puedes aprender nuevas formas de actuar, mejores métodos de organización, incluso delegar; pero, la vía más rápida será centrarte en tu pensamiento y desmenuzándolo acercarte a tu ser más profundo, el que te está haciendo vivir la vida que tienes.

 

3.- Márcate objetivos

Es difícil cambiar un resultado cuando no se sabe qué se pretende conseguir.

Para definir un camino uno necesita saber dos cosas: la primera es cuál es su punto de partida y la segunda es hasta dónde quiero llegar.

No podrás nadar hacía nuevos horizontes si no tienes el valor de perder de vista la costa - William Faulkner

Ya dije en otra ocasión que para llegar a la Luna hemos de apuntar a las estrellas, por lo tanto busca objetivos ambiciosos. Piensa en aquello que sueñas, busca tu necesidad más profunda, indaga en la emoción que te produce esa necesidad y una vez ahí, plantéate tu objetivo primordial. Ese que te motiva para seguir madrugando, ese que te permite disfrutar de la vida pese a las dificultades, ese que te hace sentir algo agradable en el estómago cuando piensas en él. Ten por seguro que es mucho más pequeño de lo que imaginas.

A raíz de tener objetivos, podrás definir metas intermedias y organizar un camino para desarrollar. El futuro es la consecuencia de lo que hacemos hoy, por lo tanto, será mejor hacerlo con intención. Es en este camino dónde está la verdadera felicidad.

 

4.- Invierte en ti

Siempre se ha dicho que la mejor inversión es en uno mismo. Fórmate, prepárate, sácale partido a todo tu potencial (que es grande). No nacemos sabiendo, pero sí con la capacidad de aprender todo lo que nos propongamos. Da igual que sea sobre gestión del dinero e inversiones, hablar en público, mejorar las emociones y relaciones sociales, o aprender sobre tecnología o neurociencia. Unos temas te llevarán más tiempo que otros pero en cualquiera puedes mejorar.

Busca con quién y cómo se te hace más sencillo aprender porque hay muchos gurús que hablan para sí mismos y su lenguaje no cala en profundidad, elige aquellos que de verdad te aportan y te hacen entender por difícil que te parezca la materia.

Una inversión en conocimiento siempre paga el mejor interés - Benjamin Franklin

Y si de algo no quieres aprender y lo consideras importante, subcontrátalo. Es de inteligentes encontrar a aquellos que nos ayudarán en nuestro camino. Los pasos son sencillos, llevarlos a cabo es algo más complejo. Si necesitas una guía, en El Factor K estaremos encantados de contribuir.

 

Javier Gómez Coach

Twitter

Linkedin

 

  1. #1

    Eguzkialde

    5.-Manten a la banca a raya, incluye esposado y con el bozal puesto.

    6.-La cartera lo más próximo a tí, incluido colchón en periodos turbulentos.

    7.-La inactividad como principio ha sido muy rentable durante mucho tiempo.Practícala activamente.

  2. #2

    Javier Gómez EDT

    en respuesta a Eguzkialde
    Ver mensaje de Eguzkialde

    Me gusta lo de la banca, ya lo comentábamos en la otra pu blicación. Cada uno a lo nuestro y tratando de sacar partido.

    Solo le pongo un pero a lo de la inactividad. Considero que siempre hay mercado e inversiones posibles, independiente de la situació, lo que cambia es el nivel de riesgo dispuesto a asumir. Si mi nivel tolerancia no es la suficiente, entonces como los pilotos: manos bajo las piernas y a esperar!

    Gracias por tu comentario.

Autores

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar