La mala educación de papá Estado

26

Prohibido fumar en bares, hospitales, gasolineras, parques, colegios e institutos. Prohibido beber alcohol en la calle. Prohibido hablar por teléfono y manipular el GPS mientras conduces. Prohibido hacer barbacoas en el campo. Prohibido el acceso con animales. Prohibido vender y consumir drogas. Prohibido correr y orinar en la vía pública. Prohibido pegar carteles publicitarios. Prohibido fumar, comer y beber en esta área. Prohibido arrojar basura antes de las 6:00 a.m. Prohibido mantener sexo. Prohibido comprar fármacos sin receta. Prohibido publicar fotografías sin permiso del autor. Prohibido hablar en voz alta. Prohibido entrar descalzo. Prohibido entrar calzado. Prohibido tocar a la modelo. Prohibido brindar más de tres veces en un pub. Prohibido fotografiarse con el guardia. Prohibido pedir limosna. Prohibido aparcar en la calle durante Semana Santa. Prohibido llevar armas. Prohibido besarse en los andenes.

 

El Estado no educa, el Estado prohíbe. La falta de civismo de unos nos obliga a vivir sin libertades a otros. Jamás la línea divisoria que separa la legalidad de la ilegalidad ha sido tan difusa. Jamás hemos estado tan cerca de quebrantar continuamente una ley. Jamás se nos ha adoctrinado con tal descaro. Jamás la educación ha fracasado tan estrepitosamente.

Somos un país que necesita invertir tiempo y dinero en educación para recuperar el civismo y la libertad que quizás alguna vez tuvimos. La represión merma nuestra libertad y así jamás aprenderemos a vivir en sociedad.

  1. en respuesta a Economía_freak
    #26
    30/04/11 22:30

    Esto con las pizarras de tiza no pasaba. Sobran funcionarios y falta madurez familiar para educar a los hijos. ¿Qué educación esperas que le de a sus hijos alguien que saca una hipoteca a 30 años con un sueldo de 1150 euros? NINGUNA.

  2. en respuesta a Knownuthing
    #25
    30/04/11 16:47

    Los datos son innegables. Sólo puedo aplaudir tu comentario. Como profesional de la educación vivo el problema educativo en primera persona. De un lado está el problema del sistema en sí: un nivel bajísimo, asignaturas innecesarias que quitan horas a las más importantes, otras asignaturas que se limitan a repetir temarios vistos en cursos anteriores, la ausencia de Economía como asignatura obligatoria en la ESO, soledad del profesorado en caso de problemas con alumnos, la poca participación de las familias y un largo e interminable etcétera. Ya he escrito algún artículo sobre el tema en el pasado:

    https://www.rankia.com/blog/economiafreak/etiquetas/infierno

    Por otra parte, está la financiación. Ingenuo yo que pensé que con más fondos se podría paliar el problema. Para ser sinceros, he pecado de ingenuidad y nunca había buscado información al respecto. Ante la información que muestras, está claro que el problema es la mala asignación de recursos. Un ejemplo sería la Junta de Andalucía y el reparto masivo de ordenadores en primaria y que ya llega a la ESO. Creen ellos que las TICs son el futuro, y es posible que tengan razón, pero ofrecen al profesorado un "todo" sin explicarle como funcionan sus "partes". Ordenadores vacíos de contenidos no sirven para nada. En mi centro, privado, también nos valemos de las TICs, pero estuvimos dos años preparando al personal antes de dar el paso. Para cuando nos decidimos todo estaba estudiado al milímetro. Y oye, usamos los ordenadores de una forma productiva. Me pregunto, sin acritud, si en los colegios e institutos públicos podrían decir eso.

    Gracias por tu comentario. Amplía la perspectiva de este humilde blog.

    Un saludo.

  3. #24
    29/04/11 22:06
    Somos un país que necesita invertir tiempo y dinero en educación...
    Totalmente en desacuerdo con el segundo factor. Dicen que el gasto en educación no es un gasto sino una inversión. Si esto es verdad es una inversión mala, con un rendimiento raquítico. La primera pista la tenemos en que el gasto en educación ha aumentado desaforadamente en España. Solo tengo una gráfica de los últimos 10 años que muestra un incremento del 50%. El esfuerzo económico que supuso desdoblar las aulas y pasar a 25 alumnos por clase no aparece reflejado y fue extremadamente caro. http://3.bp.blogspot.com/_MhNhFfnF1ZY/TPJq7uoILhI/AAAAAAAAAAc/64Ahy9YmO28/s1600/EVOLUCION+GASTO+EDUCA.png Obviamente todos sabemos que ese incremento del gasto no sa ha visto reflejado en ninguna mejora educativa, y si no ahí tenemos los informes PISA que año tras año nos lo restriegan. Dinero mal invertido claramente. Dinero que se podría dedicar a pagar deuda sin que la educación se resintiera lo más mínimo. Para confirmarlo tenemos la estadística por países. Si el dinero compra una mejor educación, los países que más gastan en educación tendrán mejor educación ¿no? Pues tampoco. El informe de la OCDE "Education at a glance" nos ilumina al respecto. En su informe del 2007 incluye la siguiente gráfica: http://4.bp.blogspot.com/_JMlKD2Bm0bs/RvDlF3L-XfI/AAAAAAAAAHY/UkjKuYQtLJ4/s1600-h/dinero+y+resultados.JPG Ya nos barruntamos que algo no anda bien cuando vemos la pendiente de la recta de regresión (línea azul). Es de 0,15 lo que sugiere que solo el 15% de lo que se invierte repercute en mejora educativa. Por si las dudas el informe contiene las siguientes perlas: - En los países de la OCDE se puede incrementar el nivel de aprendizaje un 22% con igual nivel de gasto. - Se pueden reducir los recursos dedicados a la educación en un 30% manteniendo el nivel de aprendizaje. - Un menor gasto por alumno no lleva necesariamente a peores resultados. Para colmo de males si nos fijamos en el caso de México, pronto vemos que se trata de un outlier (un extremo) que nos desvía significativamente los datos. Muchos países de Iberoamérica (y Africa y Asia, supongo) tienen sistemas educativos públicos muy ineficientes y una población con amplios sectores muy poco educados. No se pueden mezclar porque distorsionan los resultados. Si quitamos a México y dejamos solo los países de Europa, Japón, Corea, Nueva Zelanda y USA, lo que nos queda da una correlación entre gasto educativo y aprendizaje nula. Es la recta roja con una pendiente de 0,03. El gasto por estudiante dentro del rango entre 20.000 y 90.000 dólares por alumno (acumulado de los 6 a los 15 años) no explica los resultados de aprendizaje. Lo que da el aprendizaje es el sistema educativo. España puede reducir a la mitad el presupuesto de educación sin que ésta se resienta lo más mínimo. Algunos cínicos dirían que ya no puede caer más, pero Italia, Portugal y Grecia demuestran que sí (siempre los PIGS, ¿verdad?). Cuando alguien proponga reducir el gasto en educación no os echéis las manos a la cabeza. Se desperdicia gran parte de ese dinero. Ignorad a los demagogos que saldrán hasta de debajo de las piedras. Usad la lógica. Gastamos mucho más y la educación es igual de mala o peor, así que por lo menos vamos a ahorrar parte de ese dinero. Mejorar la educación no es cuestión de dinero sino de sistema. Un saludo
  4. en respuesta a 7.......s
    #23
    29/04/11 21:19

    Todo lo tengo muy estudiado, lo que no entiendo es porque 1000000 por no decir mas, estan dos años sin trabajas ¿Acaso se le está prohibido?

  5. en respuesta a Economía_freak
    #22
    29/04/11 20:12

    esas aristocracias que defendia tanto aristoteles o aristofanes, hoy las llamamos plutocracias...el tema impositivo viene del diezmo...y ya sabes algunos anarcocristianos consideramos que a dios lo de dios y al caesar lo del caesar...un saludo.

  6. en respuesta a 7.......s
    #21
    29/04/11 20:00

    Totalmente de acuerdo. Yo soy de los que prefiere pensar que ese poder coaccionador de las grandes empresas se debe a que tienen el respaldo de papá Estado. Es posible que en un mundo anarcocapitalista, bastante improbable hoy, esa coacción no existiese, pues el mercado y la libre competencia lo subsanaría.

    Es más, me atrevo a ir un poco más lejos. Se podría decir que el anarcocapitalismo ya existe, aunque no aplicado al mundo "real". Dejo abierto un ejercicio de imaginación/divagación para ver si alguien adivina a qué me refiero.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar