2
La calidad de vida egpañistaní está bajando a niveles de finales de los 80. El endeudamiento y el crédito fácil hicieron creer a más de uno en el sueño americano en territorio ibérico y el despertar está siendo peor que la peor de las resacas posibles.

Recuerdo a esos pepitos comprando casas por 32 millones y sacando hipotecas infladas por 36. Decían que ya metidos, ¿por qué no aprovechar para unas buenas vacaciones y renovar el cochecito? Mentalidad tercermundista 100% española. De repente, todo Dios convertido en keynesiano: "¿ahorrar pa qué? Que me quiten lo bailao".

Decía un profesor que tuve de sociología que lo importante es saber analizar los detalles. Me pregunto si se referirá a estos:

- Ayer veo por la tele que vuelven Sabrina y Samantha Fox, las tetonas que triunfaron en aquellos maravillosos 1987 y 1988.

- El corte de los pantalones vaqueros vuelve a ser el mismo que en 1988. La pionera, obviamente, ha sido Levi´s, que curiosamente creó esos cortes en aquella época.

- El otro día salí a comprarme unas zapatillas de deporte y encuentro unas Nike idénticas a las Air Jordan que triunfaron en la época dorada de Michael Jordan (temporada 87-88, donde promediaba 35 puntos por partido).

Al final va a ser verdad lo del retroceso en el tiempo. ¿Estarán preparándonos psicológicamente para cuando los niveles de renta lleguen a ser los de estos años? ¿Soportaremos beber agua del grifo de nuevo? ¿Volverán los niños a jugar a los cromos y pisar charcos de agua con sus botas de plástico por la rodilla? ¿Habrá una nueva época dorada del heavy-metal?
  1. #1
    Anonimo
    14/06/10 16:00

    Brillante, una vez más. Llevo un par de semanas siguiendo el blog y leyendo la hemeroteca. Tienes un sentido del humor mezclado con resentimiento que engancha. No decepciones mi feeds.

  2. #2
    Anonimo
    14/06/10 02:51

    Qué nostalgia me ha dado este artículo. Me has tocado un poco la vena sensible. Ojalá volvamos a esa época, no necesitamos tantos lujos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar