Las dos grandes etapas de la burbuja

11
Este contenido tiene más de 11 años

(Click sobre la imagen para ampliar)

Para no hacer demasiada extensa la entrada me centraré exclusivamente en esos grandes empresarios ladrilleros que surgieron de la nada, llámense emprendedores de la construcción:

Cuando todo iba bien...

En plena burbuja inmobiliaria cualquiera podía llegar a ser empresario. Bastaba con que un peón de albañil que no había terminado la ESO creyese que podía ganar más dinero montando su propia empresa que trabajando para su jefe. A esta figura en España se le conoce, tal y como se indica más arriba, como "emprendedor".

El emprendedor montaba su propio chiringuito, normalmente cerca de la costa. Compraba a crédito cualquier terreno y empezaba a construir casas. Los bancos no oponían trabas al crédito, las casas se vendían fácilmente y el nuevo empresario comenzaba a  ganar dinero. No era necesario ser un lince en los negocios para acabar una promoción de viviendas y comenzar otra a las dos semanas. Tampoco importaban la ubicación ni la calidad de las viviendas ya que estas se vendían como churros. El dinero comienza a llegar a espuertas y el joven empresario se permite algunos caprichitos que siempre quiso tener: un Mercedes descapotable para pasearse por el pueblo y un Q7 para supervisar las obras. Las cenas de gala en restaurantes de la Guía Michelin se suceden noche tras noche y el antiguo peón de albañil que no distingue entre S.A. y S.L. se convierte en un nuevo millonario.

Cuando todo va mal...

La burbuja estalla y pilla a nuestro emprendedor en mitad de una promoción de 118 chalets en Benalmádena. Las casas ya no se venden con tanta facilidad y surgen los primeros problemas para devolver la pasta que el banco le prestó y para pagar a los proveedores. Pide ayuda al asesor que le lleva la contabilidad en B y este le recomienda que guarde el dinero bajo un colchón y despida trabajadores. Tres cuartas partes de la plantilla van a la calle pero los problemas continúan y los proveedores comienzan a ponerse nerviosos: si no cobran, quiebran. Nuestro empresario se agobia y comienza a renegociar créditos y a pasar deudas del corto al largo plazo. La situación no mejora y en un último intento de vender las casas decide rebajar su precio en 6.000 euros y regalar el Digital Plus durante un año. Con el paso del tiempo, la situación se vuelve insostenible y la empresa se declara en suspensión de pagos. El banco se queda con las casas y los coches. Los proveedores no consiguen cobrar y quiebran. Los trabajadores que aún no habían sido despedidos tampoco cobran los seis meses de atraso que les debían.

El emprendedor vuelve a convertirse en un miserable, pero con un colchón repleto de dinero. En la tele escucha hablar de "nuevas oportunidades de negocio" e intenta subirse al tren para recuperar su status pero como no lo entiende fracasa antes siquiera de empezar. Actualmente se pasea por los Ay-untamientos pidiendo que se le conceda alguna obra para "dar de comer a su familia".

  1. #1
    Anonimo
    16/04/10 11:06

    Aclarado (a media), pues. Discrepar sobre un asunto es la mejor forma de aprender interactuando con el mismo. Por cierto, si todo va bien también yo terminaré siendo emprendedor dentro de poco. Eso sí, de los que no pataleen si me equivoco invirtiendo.

    Saludos.

  2. #2
    Anonimo
    15/04/10 22:30

    Bueno, yo creo que el post está bastante claro. Comentarios en 2 etapas de la burbuja, sobre:
    -Emprendedores cuando "las cosas van bien"
    -Emprendedores cuando "las cosas van mal"
    Incluyendo viñeta gráfica incluso con lo mismo.

    Y eso te he contestado.
    Grifos de bancos o subvenciones o déficit público son nuevos temas que, aparte de que tampoco son así, en realidad no eran el post ni lo que contesté.

    Si algo precisamente intento no es confundir a la gente, sino exactamente lo contrario, para quien le pueda interesar.

  3. #3
    Anonimo
    15/04/10 15:16

    Vamos a ver, Marcos. Estás confundiendo ideas y confundiendo al personal con la idea principal de la entrada. Una cosa es estar en contra de los empresarios y otra muy distinta estar en contra de cierto colectivo de empresarios chapuceros españoles. Vivimos en el país del subvencionismo y hemos pasado por la etapa de crédito fácil más lamentable que recuerdo en décadas. Yo siempre digo lo mismo: si hay que montar una empresa se monta, peor montarla pa ná es tontería.

    Esto no es envidia ni odio ni ninguna gilipollez parecida, tan solo acopio de realidad. Si una persona que no tiene ni puta idea de negocios y no sabe hacer la O con un canuto monta una constructora está claro que esta quebrará a corto o medio plazo perjudicando con ello a todos los proveedores que trabajen con ella. Y esto te lo digo desde la experiencia, Marcos. He trabajado en este sector y desde mi sillón de la oficina he visto barbaridades que ni te imaginas: SL ficticias que solo sirven para tapar agujeros, cuentas en B para comprar una isla y maletines para pagar orgías los fines de semana. Mientras tanto, la empresa "técnicamente" hundida y debiendo dinero a todo Dios.

    Esto ha ocurrido porque dos factores:

    - Los bancos abrieron el grifo del crédito y ahora somos todos los españoles los que estamos pagando la jugada. Podría remitirme a CCM porque fue la única intervención "oficial" pero no hay que ser demasiado avispado para darse cuenta de la buena relación bancos- ZP.

    - Subvenciones a todo Cristo para montar empresas. Dinero que se ha tirado a la basura y que bien podría haberse invertido en otra cosa más productiva. Socialismo al poder, aquí sí.

    El agujero de las cuentas públicas compite en tamaño con el de la capa de ozono por culpa de una mala gestión y unos cuantos espabilaos que han sabido sacarle jugo.

    Si pensar así es estar contaminado por el socialismo que me aspen. Las cosas hay que verlas siempre desde una doble óptica.

  4. #4
    Anonimo
    15/04/10 14:00

    (4 de 4)

    Y que no asome ahora otro irreverente de listillo amaneciendo, con que es la tecnología o la ciencia. Porque nuevamente sé de sobra lo que digo, pero por brevedad no podemos entrar en patentes, leyes, investigaciones y comercializaciones, y dónde se generó la utilidad y bienestar real para la población. Es otro debate.

    9) Tras todo el discurso, lo culminas con lo de los paseos por el ayuntamiento. Dirás lo que quieras ahora, pero es que encima pintas al emprendedor ahí como una especie de mal bicho, que probó su propia medicina de codicia y perversión maléfica, y tras morir ahogado en su propia maldad (el desenlace lógico de tanta maldad) ahora se arrastra sin siquiera dignidad, buscando no el buen camino, sino limosna de persona que no vale un duro como él mismo sabe que en el fondo es, o algo así. Una especie de magistral lección de la vida, casi elevable a fábula de la cigarra y la hormiga.

    Mira, raya la esquizofrenia la cuestión.

    La realidad es TAN TAN al revés, que ¿cómo quieres que me 'explique' como me decías tú en tu respuesta?
    La única respuesta a todo esto es la que te he dicho: estáis tan profundamente contaminados por los patrones de pensamiento y trampas psicológicas del socialismo y la colectivización por la fuerza, que ya veis que ni os enteráis. Allá vosotros, y vuestro entorno, y vuestro país. Mío también, pero si apenas funciona no me interesa.

    De mi escrito tenéis una pista, pero obviamente hay bastante más. Os animo a buscarlo por vosotros mismos, pero como dicen en cualquier universidad de excelencia: "no os creáis nada, averiguadlo todo por vosotros mismos".



    Dicho todo esto, comentarios como el del iluminado 'chatuser' de aquí encima, qué quieres que te diga. ¿Obsesión anti-socialista? Llámalo como te venga en gana, chico. El nombre es cosa tuya y de tu estupidez. Vas listo, amigo. Ya irás asomando al mundo... tal vez. O como tantísimos otros, nunca.
    Fenómenos de éstos, que desde la total necedad van soltando calificativos gratuitamente a los demás, ya estoy más que acostumbrado a ver.
    Qué atrevida es la ignorancia.
    Lo único que consiguen es le fenómeno de la profecía autocumplida: quienes les pueden sacar de su idiotez no aguantan esa irreverencia y les ignoran, quedándose así éstos rodeados sólo de necios como ellos, con lo que curiosamente se reafirman en sus 4 tópicos de error de perogrullo. De fábula, pero el mundo va así.

    Insisto, hay que ver cuánto cuesta debatir la hipótesis de Riemann en matemáticas, cuánto cuesta debatir de muones, leptones o cualquier partícula subatómica o energía en física, cuánto cuesta debatir el diseño de un microchip para un freno ABS en ingeniería, pero qué fácil es organizar un país entero lleno de seres humanos, economías y poblaciones enteras. De repente aquí desaparece toda forma de ciencia y conocimiento humano, y con un desayuno y un bono-bus ya basta para teorizar sobre el mundo y llamar "obsesionado" gratuitamente a cualquier profesional de la materia.
    Realmente alguna gente es para ir a mear y no echar gota

  5. #5
    Anonimo
    15/04/10 13:58

    (3 de 4)

    Si la gente gana dinero a espuertas, me remito a lo de antes: más te vale AMAR esa situación. Caso contrario, arruinas a tu país. En Cuba el odio a los ricos ha conseguido lo obvio: que no haya ricos; todos pobres. Resultado previsible, no?
    Lo que pasa también es que vivís en un socialismo, donde quien suele "ganar" a espuertas es un político o funcionario. En cuyo caso es dinero deprivado por la fuerza a la población, que luego le llega en forma de manantial inexplicable, y pasa lo que pasa. Pero cuando alguien particular gana a espuertas porque intercambia libremente a los demás, enteraos de una vez que es simplemente UN GENIO.
    Superad ya el 'que inventen ellos', mutado ahora a su hermano gemelo 'que emprendan ellos', y así nos va, que desde el iPad hasta Youtube, Google, Facebook, viene todo del mismo sitio... qué coincidencia tan curiosa, que por más que la tenemos delante de las narices aquí seguimos con las mismas ignorantadas.
    ¿Tendrá algo que ver el "ese desgraciado ganaba dinero a espuertas"? Tú sabrás

    5) Que la burbuja estalle o no, no depende del empresario en cuestión, que lo único que hace es atender a vuestras exigencias y demandas. Vosotros demandáis determinados productos, y ellos los hacen. Y gracias. Habría otra opción, que no hubiera empresarios constructores. No pasa nada. Así, los pisos en vez de costar 250.000€ costarían 2.000.000€, y santas pascuas. Cómo lo ves.

    6) Una vez estalla y cae artificalmente la demanda, con el riesgo que le supuso al empresario en cuestión arriesgar tanto en un socialismo, evidentemente pasa unos apuros de narices.
    Lo cual, nuevamente, aparece el socialista interior que hay en tantos españoles, y DISFRUTA ÍNTIMA Y PERVERSAMENTE de por fin ver pasar apuros y sufrir a ese tío que se dedicaba como un burro a satisfacer las necesidades de la población a cambio de ganarse su vida y sus sueños.
    Ésos son los sentimientos que, aunque son sólo un porcentaje dentro de cada persona, multiplicados por 45 millones y en democracia, provocan un país, su legislación (liberticida, tiranizadora y opresora), y su forma de andar (o de hacer el ridículo internacional, con un veintitantos por cien de paro -y la cifra real es esa, que no me corrija el tontuelo de turno-).

    7) Los trabajadores cobrarán, porque existe una cosa que se llama FOGASA. Es cómo no otra aberración socialista que eso sea así (aclararlo es otro debate), pero la realidad es que no hay forma humana de que NO cobren, y hablo con la reglamentación española socialista en la mano, y la experiencia procesal amplia en la mano.

    8) En la tele o donde sea busca o cree ver "oportunidades de negocio", que es simplemente gente que necesita algo y está dispuesta a dar a cambio lo que se da en el mundo adulto, que es dinero, y el dinero no es más que la síntesis de lo que han trabajado o hecho para otros. Es decir, la gente intercambia “resolver necesidades de unos a otros”; así de simple. El dinero es un fino telón que oculta para el necio el auténtico sector real.
    Van esos tíos, y de alguna forma lo resuelven y le ponen a la persona lo que deseaba en la puerta de su casa, a cambio solamente de lo que aquella persona esté dispuesta a pagar, o menos. Eso son las oportunidades de negocio, y eso es lo que hacen los emprendedores, cosa que veo que tú comentas en un tono tan peyorativo y condenatorio, cuando es justo ESO el motor del progreso.

  6. #6
    Anonimo
    15/04/10 13:57

    (2 de 4)

    •¿Son culpables entonces quienes le votan? Tampoco del todo. Muchos tienen que votar alternancia, sea cual sea la alternativa en un bipartidismo. Otros muchos votan lo que sienten sin darle muchas vueltas.
    •¿Quienes son los culpables de todo este desmierde? --> Los que hacen apología de mentiras de tipo socialista, alientan sentimientos de envidias-odios-desprecios, excusan el expolio a los demás (es robo y, por tanto, negación del derecho a la vida), practican el divide y vencerás de una supuesta lucha de clases, etc.
    Los que crean este clima y este laberinto psicológico en el que gran parte de la población, muchos por ignorantes y otros por simplemente no interesarles demasiado la cuestión, quedan atrapados y buceando.
    Y entienden que el ser humano necesita para vivir a otro ser humano que le subsidie y que le proteja de la libertad y del derecho a la vida de los demás seres humanos. Éste es el origen del problema. Luego, votar a un Partido Socialista Obrero, que obviamente hunde sus raíces en la grave crisis moral que sufrió la humanidad con los delirios de colectivización, saqueo y genocidio de hace unas décadas, es una consecuencia obvia y automática, casi inconsciente, de todo esto anterior. Pero el origen es el que es, no otro.
    Así es. Si la gente no desea socialismo, no hay socialismo (ojo, aunque gobierne el PP esto sigue siendo un socialismo, lo digo porque me da que mucho lector de por aquí necesita este nivel de aclaración, y de lo que hablo yo es de que NO haya siquiera socialismo, en ningún grado). Si la gente no desea lucha de supuestas clases, no la hay. Si la gente no deseara telebasura, no la habría.
    Si no amas a los ricos de tu país, y digo 'AMAS', arruinas a tu país. El que quiera (o pueda) entender el alcance de esta realidad que lo entienda, y el que no, que vote colectivización por la fuerza de la violencia, o haga lo que considere.

    Puede ayudar informarse un poco leer, no un libro, pero si al menos un artículo:
    http://wp.me/pHUU8-nu

    3) Dices lo del peón de albañil sin la ESO. Bien, es que justo en eso consiste la libertad de empresa. El hecho de que el peón en cuestión pueda emprender e invertir y comprometer su dinero y su patrimonio es en realidad una maravilla para una sociedad. Para construir casas no se necesita ser científico de empresas. Se necesita saber construirlas. Que las construya. Que dé garantías. Que compita con otros. Que los consumidores sean críticos y tengan mucho donde escoger. Que responda de daños y perjuicios si los ocasiona. Que responda de su conducta criminal si la hubiere. Nada más. ¿Qué más quieres? ¿Un nuevo ejército de inspectores funcionarios detrás de cada individuo para "anticipar" supuestamente?
    Lo digo porque me remito a lo de antes: si lo quieres, corres el riesgo de acabar consiguiéndolo.

    4) A partir de aquí es un todo. Dinero a espuertas, restaurantes, descapotable... Y yo me pregunto ¿y a nosotros qué coño nos importa qué hacen o consumen los demás?? Si cogen su dinero y lo queman en la chimenea o se lo gastan en restaurantes es su legítima e inalienable libertad para vivir su vida. Tenéis el socialismo y colectivización tan impregnado en la médula que ni os enteráis.
    Tendríais que veros cómo sonáis en muchos casos.

  7. #7
    Anonimo
    15/04/10 13:56

    (1 de 4)

    Aurelio, es que son muchos puntos a retroceder, uno a uno. Resulta agotador. Cuando simplemente con sentido común y visión amplia, sensata y limpia de las personas queda casi todo resuelto.

    1) "esos grandes empresarios ladrilleros que surgieron de la nada, llámense emprendedores de la construcción" --> comentario despectivo que no se entiende. ¿De dónde tienen que salir los empresarios, de Harvard? Un empresario es un comerciante, un visionario, un simple tipo que observa una oportunidad y la aprovecha. Empresario es cualquiera que lo hace. La oportunidad está en cualquier parte; en la tele, en el periódico, en tu vecindario, en tu propia casa, paseando el perro, mientras vas en el autobús, etc. Por eso no existe colegiación de empresarios, ni siquiera se necesita tener la EGB. Una cosa es emprender o comerciar, y otra muy diferente la dirección y organización de según qué mega-estructuras de empresas, que eso requiere auténticos expertos, pero eso es otro tema. Eso es un administrador de empresas, no un emprendedor, empresario, inversor, que son éstos el germen de la riqueza y prosperidad de las naciones, en las que no están desangrados.

    2) Siguiendo con el comentario despectivo gratuito, y conste que ni me dedico al sector ni nadie allegado mío, decirte que los empresarios no tienen mucha más responsabilidad que aglutinar los recursos, que son básicamente personas, dinero, contratos, acuerdos, etc. De ahí tanto teléfono.
    Pero los colaboradores por cuenta ajena de esas actividades (asalariados se les llama en el socialismo) son, en muchos casos, una pesadilla de movilizar. Se saben escasos, tienen baja cualificación y normalmente pocas o nulas motivaciones en la vida, y eso es un cóctel tremendo para tú moverles. Es formidable pintar una caricatura de chiste o un post de blog, pero quien tiene que movilizar a una plantilla de 50-60 tipos de éstos del casco y la boca medio abierta, y encima reza para que se pongan todas las medidas de seguridad carísimas compradas, porque si no lo hacen (se te escaquean, como todo el mundo de ponerse el cinturón de seguridad en el coche), puede el empresario incluso acabar en la cárcel, o como mínimo pagar multas de cuantía obscena que suponen habitualmente la quiebra directa de todo un proyecto de inversión y endeudamiento de una vida de una familia o varias, de emprendedores. Es como si el director general de Tráfico tuviera que ser procesado por cada accidente mortal de tráfico que hay. Así de simple es el Estado de injusticia y de no-igualdad ante la ley en el que vivís.

    •¿Es culpable el asalariado? Realmente no; su trabajo de pésima calidad es consecuencia del entorno legislativo, cultura y prioridades que crea éste, y clima general que se devenga en consecuencia. En otro entorno se comportaría totalmente diferente, sin siquiera darse cuenta, y sería más feliz. Así de simple.
    •¿Es culpable entonces el presidente del gobierno? No. Realmente algo, pero por otras vías muy indirectas que no puedo extenderme a comentar ahora. Por lo demás, cada nación tiene el gobierno que se merece, simplemente.

  8. #8
    Anonimo
    15/04/10 12:16

    Este está tan obsesionado con su anti-socialismo que todo le parece lo mismo. Un artículo muy sincero por cierto. Todo el mundo tiende a vanagloriar a los emprendedores cuando algunos no se merecen ni el aire que respiran.

  9. #9
    Anonimo
    15/04/10 01:18

    ¿Te explicas?

  10. #10
    Anonimo
    15/04/10 00:46

    Vaya giro más absurdamente socialista ha dado esto

  11. #11
    Anonimo
    14/04/10 12:11

    Mas claro agua. Así es como se han forrado los constructores y promotores durante la burbuja sin tener ni puñetera idea de negocios ni de economía. Muchos de estos están viviendo a día de hoy con las dichosas obras del plan E. Efectivamente estos son los emprendedores a los que tanto se trata de defender. Emprendedores sin formación que generan pan para hoy (un año de duración) y hambre para mañana. Necesitamos emprendedores cualificados, ingenieros y economistas que sepan hacer los deberes, no catetos de pueblo buscando a quién estafar para enriquecerse.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar