La n con la a, nasdaq

7


Qué listos nos hemos vuelto con el paso de los años. ¿Qué es una subprime? ¿Habías oído esta palabra años atrás, cuando aún nadie se enteraba del tsunami financiero que terminaría arrasando el planeta? Seguramente esta palabra inglesa, que se utiliza para aludir a un préstamo, hipoteca o inversión de mierda (alto riesgo), no te suena a chino, porque en los últimos años ha llenado páginas y más páginas de información económica e incluso se ha colado ya en las conversaciones de los ciudadanos profanos en economía. Hasta tal grado se ha popularizado que fue elegida como la Palabra de 2007 por la Sociedad Americana de Dialectos.

No hay duda de que la crisis está enriqueciendo el vocabulario financiero de los ciudadanos, principalmente de los pepitos con hipoteca a cuarenta años. Pero los expertos esperan que más allá de popularizar palabras que habían sido de uso exclusivo para los especialistas en economía, la crisis sirva también para que los ciudadanos amplíen su conocimiento sobre conceptos básicos (qué es el tipo de interés, cómo funciona la bolsa, qué es el IVA o el PIB) que les conciernen como consumidores, como empleados o empleadores, como contribuyentes o como usuarios de servicios financieros. Porque los españoles suspendemos en cultura financiera y hay que echarle la culpa a la ausencia de este tipo de formación en las escuelas.

Y es que poco ha cambiado desde que, hace ya unas décadas, el economista y escritor José Luis Sampedro se preguntara por qué los alumnos de secundaria y los bachilleres salen de las aulas conociendo la calcopirita pero sin tener ni puta idea sobre qué es un banco, cuando la gran mayoría nunca volverán a toparse con este mineral pero todos abrirán una cuenta corriente.

Tenemos el infierno de la ESO repleto de asignaturas absurdas que los profesores explican a través de documentales y recortes de internet, como Educación para la ciudadanía o Proyecto integrado, pero no hay lugar para luchar contra la incultura económica. Nos piden a los profesores que enseñemos en valores y no se dan cuenta de que esa labor es de la familia. A mí mis padres me enseñaron a quitarme la gorra al entrar en clase y a no eructar en público, mientras que al colegio iba a aprender matemáticas e idiomas. 

Aún así me pregunto si el problema no será de Lengua y no de Economía. Habría que explicar el verdadero significado de la frase "Nadie da duros a cuatro pesetas". O quién sabe, a lo mejor es de Historia.

  1. #1
    Anonimo
    17/03/10 00:20

    Me alegra volver a verte por aquí nomegustalapolítica. No merece la pena dar de comer al troll. Si por algo detesto menéame es por la enorme cantidad de ellos que nacen en sus cloacas.

    Volviendo al tema, no cabe duda de que es vital enseñar economía en secundaria. No basta con aprender la regla de Ruffini y como hacer el análisis morfosintáctico de la frase. El mundo real es mucho mas cruel. Y si la ESO es un cachondeo de la universidad ya ni hablamos. Se ha convertido en una máquina expendedora de títulos.

    Eso sí, yo no culpo de ello a la casualidad. El sistema los prefiere borregos. Son más dóciles.

  2. #2
    Anonimo
    16/03/10 16:56

    Al anónimo soplapollas decirle que el único al que se le aprecia tensión y desprecio es a él.

    A ningún lector nos interesa leer sus miserias personales. Nos interesa el post, y estamos de acuerdo o no con él, para lo cual hay un espacio de comentarios, para argumentar.

    La mordacidad excesiva sobre una insignificante y normal errata de la infancia son ganas de enterrar el tema del debate a la par que lanzar un incomprensible ataque al autor.

    La propuesta de enseñar Economía en secundaria no es baladí. De hecho la realidad es que debería enseñarse a finales o mediados de primaria, en sus formatos más didácticos y asequibles.

    Es decir, la realidad es que la cuestión es totalmente correcta. Y además las implicaciones de ello son enormes para la sociedad y la justicia. Pero eso es otro tema más complejo de tratar, sobre el que además estoy escribiendo actualmente. Y que imagino al Sr. anónimo, y desde su cobardón anonimato, se le escapa a su alcance, quedándose en un mero e insulso revisor de erratas ortográficas.

    Saludos

  3. #3
    Anonimo
    16/03/10 15:01

    Aurelio:

    La tensión y el desprecio por otros se desprende de todo tu artículo. Yo no he hecho más que continuar el estilo. :)

    Pero reconocerás que lo pusiste a huevos. :D

    Un saludo.

  4. #4
    Anonimo
    16/03/10 01:25

    Alerta troll!! Debe de haber alguna explicación científica a que todos los usuarios de menéame sean igual de pardillos. Algún día lo averiguaré...

  5. #5
    Anonimo
    16/03/10 00:59

    Cuanta tensión en tus palabras anónimo de las 23:08. Con tanto odio no me queda claro si eres un troll o si Telefónica te ha limitado las descargas de porno en los últimos días.

    Por cierto, soy de la quinta del 81. Otra víctima de la ESO, qué le vamos a hacer.

    Solo por curiosidad, ¿eras monaguillo?

    http://www.meneame.net/user/xpell/history

  6. #6
    Anonimo
    16/03/10 00:08

    Ignoraba yo que una persona pudiese "eruptar", angelito del cielo de cuando no había ESO.

    Yo diría que la palabra correcta en castellano es eructar.

    Siempre hablan los que más tienen que callar.

  7. #7
    Anonimo
    15/03/10 21:17

    Grandes verdades como puños pero no olvides que a los que están en el poder les interesa que el pueblo sea burro y necio porque así es mas fácil de manejar.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar