La libra, en mínimos desde el 1985

La libra, en mínimos desde el 1985

Como es normal, siempre que hay alguna noticia en relación sobre una empresa importante, tiene repercusión en cuanto a su cotización. Más ahora que se ha decidido sobre el futuro del Reino Unido y de la Unión Europea. El referéndum del 23 de junio ha trastocado todos lo mercados principales, especialmente el mercado de divisas en el que la libra se ha visto afectada de forma directa conforme se confirmaba el Sí al Brexit.

La libra esterlina en la actualidad

Desde que se sabe el resultado del referéndum, la libra esterlina se ha depreciado en un 12% con respecto al dólar. En el año 1985 el cambio estaba a 1.229 dólares por cada libra, niveles que se han alcanzado escasas semanas después del referéndum. El año pasado estábamos en otros niveles que son bastante diferentes a los actuales, por cada libra teníamos 1.4738 dólares.
En cuanto a la comparación con el euro, la libra se ha depreciado en un 10% desde que se conoce el resultado del referéndum. La libra está cotizando a 0.85€ en estos momentos y parece ser que de momento seguirá en esa zona sin oscilaciones mayores. Estamos en esta situación porque los inversores están huyendo de la libra, que ya no es una divisa muy fiable para ellos. Éstos últimos prefieren asegurar invirtiendo en otros activos como es el oro que está en máximos desde hace 2 años e incluso en renta fija como es el bono alemán a 10 años.

A continuación, en el primer gráfico nos podemos hacernos una idea de como ha caído la libra con respecto al dólar el 24 junio, que es el día en el que se ha conocido el resultado del referéndum. El gráfico de abajo muestra la apreciación del euro frente a la libra el mismo día 24. 

gbpusaeurgbp

 

Las causas que nos han llevado a esta situación son varias. La primera de ellas es la incertidumbre provocada por el referéndum. Cuando hay cierta inestabilidad e incertidumbre en los mercados, suele haber suspensiones en las negociaciones; ya ha pasado con fondos inmobiliarios, aseguradoras como Aviva e incluso grandes gestoras como M&G Investments. En cuanto al sector inmobiliario, destaca el caso de Standard Life Investments que hace unos días se suspendió el retiro de unas 2.900 millones de libras. Siempre que hay una suspensión en la cotización, se nota cierto nerviosismo en los mercados financieros; es justo lo que ha pasado en el FTSE 100 cuando Standard Life detuvo su cotización. Estas suspensiones en las negociaciones generalmente se hacen por un sólo motivo y es para evitar que se retiren todavía más inversores ante este tipo de situaciones. 

Por otra parte, se ven perjudicados los grandes empleadores del país ya que gran parte de muchas empresas tienen a extranjeros trabajando desde hace años. Por eso, las principales empresas del sector financiero y empresarial han pedido al gobierno que se ofrezcan garantías para todos los ciudadanos comunitarios trabajando en estos sectores. Se prevé que las negociaciones entre compañías y gobierno central van a ser largas para intentar encontrar un punto intermedio para no perjudicar a gran parte de los trabajadores que son altamente cualificados.


¿ Y ahora ?

La incredulidad vivida el 24 de junio fue de tal magnitud que los propios líderes europeos no se creían el resultado del referéndum. Alrededor de 17 millones de británicos quieren estar fuera de la UE. El problema está en que la información que se había dado a los votantes acerca de las consecuencias de la salida de la UE no era del todo correcta, o por lo menos no estaba completa, hecho que hizo que tengamos este resultado ahora.

Parece ser que los británicos quieren alcanzar un acuerdo bastante difícil de aceptar por parte de la Unión Europea. Desprenderse de lo malo y quedarse con lo bueno de pertenecer al mercado común. El deseo del Reino Unido es es seguir teniendo buenas relaciones comerciales con Europa, mientras que pretende restringir la libre circulación de ciudadanos a su territorio. La razón por la que se hizo creer a la gente de votar SI al Brexit era la de reducir la inmigración; pero ésta es una medida no negociable para Bruselas. Por lo que las negociaciones pueden ser bastante largas y extenderse más allá de los dos años para establecer todas las características de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Lo que ha pasado en los mercado desde que se conoce el resultado del referéndum es sólo un adelanto de lo que es probable que pase cuando empiecen ya con las negociaciones sobre las medidas que se van a tomar. Y podría suponer otra gran caída en las bolsas europeas cuando se haga oficial la salida del Reino Unido dentro de unos años. Otro miedo que está presente es el de desencadenar otros referendos en otros países europeos que pueden verse tentados de salir también de la Unión Europea, sin pensar realmente en las consecuencias.

Para concluir, decir que los mercados son muy imprevisibles y puede pasar cualquier cosa en cualquier momento; las negociaciones van a ser largas e intensas. Conviene manter la calma y la cabeza centrada a la hora de invertir. Si de normal no es fácil, en este tipo de situaciones hay que redoblar la confianza que uno tiene acerca de una operación determinada.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar