Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Diarios de Trading NEGA

La edad de oro (X) las vegas V. La Martingala

Cuenta una leyenda que hacia 1.700 los habitantes de un bellísimo pueblo del mediterráneo francés, se juntaron para formar un equipo que les hiciese ganar dinero en el casino del pueblo vecino más culto, prospero e importante. Para ello, se formaron equipos de juego, con un fondo común de dinero, que viajaba hasta  el casino con una estrategia de juego muy simple. Ellos doblarían la apuesta en el juego cada vez que perdieran. Fueron la mofa del casino y de la región, y como eran bastantes paletos, no pasaban desapercibidos en el casino, cada vez que los asiduos , veían a alguno de ellos, comentaban "ahí va un Martingala", en referencia al pueblo de donde venían y con ello conseguían hacer reír a todos, como en un chiste de Lepe.

Martingala

De las primeras referencias históricas que se tiene de la Martingala, está el diario de Casanova hacia 1.750 donde en el carnaval de Venecia relata sus correrías

"Fui al casino de Venecia intentando ganar todo el dinero que pudiera, jugaba de una manera denominada entre los jugadores " la Martingala" y gane 3 o 4 veces al día, durante el resto del carnaval".

    Los matemáticos franceses de 1800 recogen esta técnica, aunque ya Pascal en 1.650 empieza a dar vueltas en plantear el juego en base al estudio de probabilidades. La Martingala, junto al proceso de Markov y la campana de Gauss, son los grandes hallazgos de la época. Desde entonces se ha seguido matemáticamente dando vueltas a ese concepto de leyenda pateta. Aunque hay un consenso de que eso NUNCA se debe hacer en las apuestas, los matemáticos se reúnen y le siguen dando vueltas al tema. La Martingala cambia la idoneidad de la teoría vigente de probabilidades. Así que esto obliga a cambiar de chip. 

    Dos de los peces que tengo en el acuario se separan del borde acristalado que los contiene unos 25 centímetros y luego se lanzan sobre la pared de cristal, como poseídos. Después  del morrazo,  se sacuden testa y cráneo y vuelven a hacerlo otra, y otra vez. Es todo un espectáculo. He llegado a la conclusión que solo pueden hacer eso porque no tienen memoria. Los peces son misteriosos, siempre tengo dudas y todavía nadie me ha convencido de que tienen edad y se mueren de viejos. Que crecen de niños a mayores si, pero que envejecen? Preguntarle a un pescadero qué edad tiene el pez que le vais a comprar y veréis. Os dirán en seguida cuanto pesan, pero la edad ni por aproximación, esto será una incógnita y eso que están más de ocho horas al día manoseándolos.


    Tengo también un amigo que desde pequeño le llamamos cabezabuque, (en eso nunca fue pequeño), que hace esto mismo de estamparse y volver a empezar, con cualquier cosa, ya sea mujeres, trabajo, actividades al aire libre, lo que sea. Es de los pocos con los que todavía salgo a tomar vinos, y además él siempre paga las rondas y como hay que beber lo que él bebe, son rondas de Chardonnay. A los 8 o 9 bares, y sin que le haya dejado todavía, debido a mi verborrea, oportunidad alguna de poder introducir alguna frase, ( el se limita a beber y reír), suele hacer lo siguiente. Se da la vuelta de la barra mirando hacia el resto del bar, y entonces, coge la postura del huuuuuuuu  de Ronaldo, con una variación. En vez de encoger la cabeza hacia sí mismo, mi amigo saca el cuello como un Miura y mira fijamente al límite entre techo y pared que tiene enfrente y asevera "Retroceder solo para coger impulso". Y yo sé, que es momento de sentarnos, comer algo y callarme un rato. Le he visto hacer cosas increíbles cuando se pone así y dice eso. No le veo últimamente y tampoco me llama  y me tiene un poco preocupado, porque me dijo que se había comprado un "vehículo tracción 4x4". Y la ultima vez vario su lema en "Marcha atrás solo para coger impulso". Me parece que mis pececillos son una reencarnación prematura de cabezabuque, pero tengo que preguntar si existe eso. Yo por si acaso les llamo con su nombre, y de momento no han cambiado de intensidad ni actitud en sus morrazos contra la pared del aquarium. Eso es buena señal y tranquiliza.

      Cuando me llego eso de "No future" y " Dios salve a la reina" yo tenía una ex que era un bollo y además fan de los Ramones y que me traía loquito. Yo me rape el pelo al 2, me compre una chupa negra, unos botos altos negros y me puse 3 anillos pirata en la cara. Eran días intensos, divertidos y fueron breves y como estaba encoñado, solía salir de casa silbando:

    " Los surferos se preparan; para las discotecas GO GO, pero ella ya no está con ellos, y mi New York lo tiene todo, Sheena ya es una punk rocker, una punk rocker es ahora, oh, si,si,si, una punk,punk,punk,……..rocker."

Ramones

    Cuando íbamos a los conciertos esos,  allí estaba cabezabuque, esperándonos. El ponía cara de mascaron y se lanzaba hacia el escenario, y allí íbamos detrás suyo toda la tropa, la bollo, yo y el resto de los seis o siete gamberros y gamberras bailando y aullando cosas como 

    "Los chicos están preparados, los chicos están excitados, los chicos están ya tarados, hey ho   lets go, hey ho   lets go, go, go, go………"

Y como  tarados ahí íbamos, lo mismo que mis pececillos,  una hora más o menos, así, de atrás a delante,  porrazo , vuelta, y a empezar otra vez, con cabezabuque de ariete en la proa.

    A la Martingala le va esa marcha también, ella tiene lemas como  "No hay memoria" ó " Dios me salve del reino de la campana" y lleva 300 años así.  Lo que haya ocurrido miles de veces antes, a ella, se la trae al pairo.  Ella solo se basa en el último acto acontecido. Esto es diferente, revolucionario.  La Martingala no es solo doblar cuando se pierde, es también operar respecto a lo inmediatamente acontecido. Ahí está el meollo, tener la osadía de intentar escaparse del reino de las probabilidades, de pasar olímpicamente de la campana, de pasar de la "ley del universo", sobre todo cuanto esta ley, está organizada en nuestra contra. 

    A largo plazo el doblar las pérdidas no sirve para nada, se pierde igual que de otras maneras si no tienes la campana a tu favor. Fijaros en este gráfico.

Matemáticas

    Es una simulación de cien jugadores jugando en la ruleta a rojo o negro a la Martingala (apostando el doble de lo que se pierde) empezando con 100 euros cada uno, eso, en el supuesto que el casino les deje aumentar el tamaño de la apuesta sin limitaciones. Vamos a hacer un pulso entre el reino de la Campana y el ardid de la Martingala. El eje horizontal, son las jugadas, el eje vertical la cantidad acumulada jugándose. De 100 jugadores iniciales solo hay 9 en 2.000 jugadas que no han perdido todo, en 4.000 jugadas  se reducen a 5, en 6000 a 3, así hasta que mueren todos. A la larga todos calvos y muertos, parece ser la moraleja.

     Pero todos sabemos que puede haber vida antes de quedarse uno calvo. Un 10% llega a conseguir unos 500 euros en 1.000 jugadas. Y eso es un beneficio de un 500%. Si los perdedores del casino, los inexpertos y analfabetos matemáticamente que juegan mucho son perdedores en torno a un 90%, se pierde aquí lo mismo. Y además los ganadores de los casinos no ganan 5 veces lo que han empezado a apostar, si ganan un 50% van que chutan. Para ir de simple, esto tampoco esta tan mal.  La campana se impone al final. Pero ¿por qué tenemos que llegar al final? La Martingala puede jugar con el corto plazo, la dispersión de los resultados posibles en una campana no formada todavía y jugar con el comportamiento del azar caótico. Quizás Martingala y corto plazo pueda resultar una combinación decente.

    Se puede  jugar doblando la apuesta perdedora entonces en el casino? Si eso es más simple que el mecanismo de una canica, es lo primero que se le ocurre a todo el mundo. 

    ¡PRUEBALO¡, me dirá alguien incrédulo y serio al que ya le he molestado, como si yo no fuese como el cocinero potolo de la tele, que lo pruebo todo. Voy a hacer lo de Fischer, voy a dar una receta de Martingala para quien quiera operarla en un casino a la ruleta. Puede ser un casino online. Así que si alguien se le ocurre alguna vez preguntarme sobre esto, o pedirme que lo pruebe aquí, ya sabe cuál es la respuesta. Avisados estáis.

Condiciones para una receta "Martingala"

 Las condiciones son las siguientes.

    Solo necesitáis procurar una ruleta donde la casa no tenga más que el 2,6%, de margen de ventaja, informaros, están obligadas a decirlo. Todo lo que consigáis por debajo de eso os favorece mucho. El casino os debe permitir al menos apostar 180 veces más que el tamaño mínimo de la apuesta y también necesitáis un reloj de pulsera. Ese es todo lo que se necesita  antes de empezar a apostar. Si no os dan eso, no jugáis a la Martingala. Bueno, lo de no os permitan apostar más de 180 veces, se soluciona fácil, vais con alguna bollo o colegas, hasta llegar a la cantidad necesaria.


Pero no se os ocurra dar saltos y risas, y gritar que estáis preparados y tarados. Eso no es un concierto de los Ramones, con la entrada no tenéis ese derecho y os echan seguro.

    El reloj ya estaba incorporado a nuestras exigencias, y no solo por liberar de estímulos a un coco traidor. Nunca más se irá, queremos ser nosotros quienes contemos el tiempo  a nuestro favor.

 Seremos como los pescadores, solo estaremos allí para coger peces y volver a puerto cuando nosotros digamos. Sabemos que no es sitio para quedarse, tarde o temprano pasan cosas desagradables ahí fuera. 

Con estas condiciones Supongamos que encontramos algo donde la apuesta mínima es 5 € y por tanto la máxima 900€ y jugáis a rojo y negro en la ruleta. Podéis perder lo siguiente:
5+10+20+40+80+160+320+640+1280 o sea unos 2.500 euros, (si encontráis apuestas mínimas de 1 a 50 euros hacéis otra cuenta de esta manera),  8 pérdidas seguidas. Tirar una moneda al aire, eligiendo o la cara o la cruz y ver cuando salen 8 caras o cruces seguidas, para haceros una idea.


En cuento ganéis empezáis a apostar 5 euros otra vez. Esto es, si estáis apostados con 160 euros después de 5 perdidas seguidas y ganáis, guardáis lo ganado y lo apostado  en la caja de resistencia menos 5 euros para empezar de nuevo, O sea dejáis 315 euros en la caja de resistencia. Si por ejemplo volvéis a ganar  estando en una apuesta 40 euros, después de 4 perdidas seguidas, dejáis 75 euros en la caja de resistencia y volvéis a empezar con un apuesta de 5 euros.. Somos Martingalas en el casino, solo doblamos cuando perdemos. Como el pez de pecera cabezón, nos echamos atrás y empezamos desde 5 euros. Como hace cabezabuque, " retroceder solo para tomar impulso". Las ganancias van a la caja de resistencia. si habíamos empezado con 2.500, esta caja tendría ahora algo más de 2.700 euros. No nos quedamos el dinero ganado, se usa para ser más resistentes mientras dure el juego programado por nosotros. Eso os dará confianza.


Tenéis que asumir que podéis perder los 2.500 euros iniciales, para apuestas mínimas de 5 euros. No se garantiza que esa mínima posibilidad no pueda ocurrir, aunque hacemos mucho para que no ocurra y serán bastante más días los que ganéis y tendréis ese dinero amortizado.


Se estará jugando cuatro horas, la primera de ellas apostando y las tres siguientes tomando datos sin estar dentro en la apuesta, observando y simulando cómo sería vuestra evolución si llegaseis a estar jugando. Acordaros de Casanova y sus tres o cuatro veces al día, eso no llega a una hora. No creo que perdáis dinero, en esa primera hora tendréis una oportunidades de ganar de un 80 %, aunque no la misma cantidad que lo que podéis perder. Esto es lo habitual en un sistema de trading que funcione, así que no se admiten quejas. Cuando salgáis a las cuatro horas, estaréis orgullosos de haber sido tan buenos apostadores como para haber estado operando solo cuando teníais las posibilidades muy a vuestro favor. Esto puede ser el comienzo de todo. Si sois capaces de estar de golpe nada más entrar a un casino entre el 10 al 30% de los elegidos, os creeréis unos genios, además de ser todo unos wyckoffianos.

 

 

Matemáticas

    Pero más que dinero os llevareis con vosotros para un posible sistema de trading un conocimiento de las relaciones entre la Campana, la Martingala, el azar aleatorio y el tiempo apostado. Algo impagable (para mi desgracia). 

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar