Opciones (VII). Comprar o vender al precio que queremos.

3
Este contenido tiene alrededor de 13 años

Derivados: Todo lo que necesitas saber y nunca te atreviste a preguntar.

Soy de los que piensa que no se debe correr detrás de los precios. Si tenemos un análisis, y a partir de él desarrollamos una operativa, debemos fijar un precio de entrada, un stop y un objetivo. Para cerrar una posición con pérdidas, debemos hacerlo como podamos, pues se trata de una situación de emergencia en la cual, no debemos quedarnos pillados bajo ningún concepto. Pero a la hora de abrir una operación, suele ser más recomendable hacerlo a un precio concreto. En el caso de una operación de compra, ni a precio más bajo, pues no se habría producido la señal de compra, ni más alto, porque significaría correr tras los precios. Entrar en una operación en un precio superior al fijado por nuestro plan, desbarata la gestión del riesgo, ya que, disminuye la cantidad de dinero ganado en caso de que salga bien, y aumenta la cantidad de dinero perdido en caso de que salga mal.

Antes de continuar, debo decir que, la mayoría de las estrategias que se pueden llevar a cabo con opciones, implican necesariamente, un plan de especulación que incluya:

Precio de entrada

Precio en el cual, tenemos que decidir que nos hemos equivocado en el análisis, y que por tanto hay que aceptar las pérdidas y en consecuencia hay que cerrar la posición.
Precio alcanzado el cual, tenemos que tomar beneficios (objetivo).

Hablaremos de ello cuando aborde el tema de la gestión del riesgo y el capital, pero ya adelanto algo: no importa el método, sistema o lo que sea que usemos para operar. En bolsa, como dije anteriormente, sí hay cosas seguras. Y una de ellas, es que, cuando especulemos, habrá veces que la operación saldrá mal. Y otra de las cosas seguras que hay, es que es imposible conocer el futuro, y en consecuencia, es imposible saber de antemano si la operación que estamos abriendo va a salir bien o mal. De ahí la necesidad de tener un plan de actuación, para tener claro lo que debemos hacer en el caso de que las cosas no salgan como pensábamos.

Por otro lado, debemos tener, la mayoría de las veces, objetivos de beneficios donde cerrar la posición. Con plusvalías latentes, no se puede pagar el recibo de la luz, ni el colegio de los niños. Si queremos tener plusvalías, habrá que realizarlas en algún momento.

En general, soy de la opinión de que esta forma de operar, es la única realmente factible para poder ganar dinero de forma consistente, se opere sólo con contado, con futuros, con o sin complementarlo con opciones. En cualquier caso, dado que hay quien no opera así, tengo que decir que para todos aquellos que cuando realizan una operación no tengan establecido antes de colocar las órdenes un precio de entrada, uno de objetivo y otro de stop, lo que voy a contar a continuación y en algunos de los próximos artículos no tiene ninguna utilidad.

Entrando en el precio que queremos

Ocurre en ocasiones, que un precio 'se nos escapa'. Cierto día, haciéndo nuestro análisis, habíamos visto que el Ibex dibujaba un gráfico de tal manera que nuestro método operativo establecía que si, después de rebotar en 11083 alcanzaba 11105, generaba una señal de compra con objetivo en 11400 y stop en 11042. Y va y rebota en 11083 y hace 11105, pero estábamos tomando café y no habíamos dejado la orden puesta porque preferimos que no se ejecute si no estamos delante para colocar el stop.

Y volvemos de tomar café, y nos lo encontramos en 11125. Se nos ha escapado. Tenemos varias posibilidades:

1. No correr tras el precio. Se ha escapado, nos ha pillado ausentes, no pasa nada, hay bolsa todos los días.
2. Comprar a 11125, 20 puntos más caro de lo que habíamos establecido para comprar, lo cual destroza la estrategia de control de riesgo, ya que si sale mal perdemos 20 puntos más de lo planificado, y si sale bien ganamos 20 puntos menos. Totalmente desaconsejable.
3. Colocar la orden de compra en 11105 y esperar a ver si hay suerte y el precio baja y podemos comprar (pero cuidado, porque si lo hace, estaremos comprando con el precio bajando, y en cierta medida, aumenta las posibilidades de que el análisis estuviera equivocado). No pasa nada, a fin de cuentas, es lo que habría pasado si hubiéramos estado delante cuando se generó la orden de compra. Pero si no baja, nuestra orden no se ejecutará, y estaremos en la situación del punto 1.

Hay aún una posibilidad más. Queríamos comprar a 11105, y se nos escapó el precio. Todavía se puede 'comprar' el Ibex a 11100 (5 puntos más abajo, con la señal de compra activada).

Si recordamos lo que vimos en uno de los anteriores artículos, aquel que vendía una put adquiría la obligación de comprar el activo. Y recibía dinero a cambio. Queremos comprar el Ibex a 11105 porque ha generado señal de compra, y ahora podemos hacer dos cosas: adquirir la obligación de comparlo a 11100, y recibir dinero a cambio, mediante la venta de Put 11100.

Si lo hacemos y el precio se sigue escapando y alcanza el objetivo, no habremos ganado lo mismo que si hubiéramos estado delante de la pantalla y hubiéramos comprado el Ibex a 11105, pero nos quedaremos con una buena parte de la prima ingresada por la venta de la Put, la cual habrá que volver a comprar en el momento que el Ibex llegue al objetivo. Frente a la otra posibilidad, que era haber acertado nuestro análisis y no ganar nada por haber estado tomando café, es claramente ventajoso.

Si lo hacemos y el precio baja al precio de compra que habíamos establecido, es decir, 11105, compramos en efecto el Ibex, tal como teníamos pensado, y recompramos la put vendida. Esta put, la tendremos que comprar por muy poco más de lo que nos costó. Por unos pocos puntos (o incluso es posible que hasta gratis) habremos conseguido asegurar que la operación no se escapa, ya que, o bien entramos en el precio que queríamos, o bien le ganamos algo si se escapa sin nosotros.

Supongamos que lo hemos hecho, y el contrato se ha ejecutado. Estamos largos en 11105 y hemos perdido unos pocos puntos al comprar la put vendida.

Saliendo al precio que queremos

Ahora podemos hacer dos cosas: seguir con el plan y ver qué pasa. Si sale mal perderemos cuando salte el stop; si sale bien llegaremos al objetivo en 11400. Pero de la misma forma que podemos obligarnos a comprar mediante la venta de una put, y recibir dinero a cambio, podemos obligarnos a vender, mediante la venta de una call y recibir dinero a cambio. Si nuestro objetivo es 11400, ¿Por qué esperar a que lo alcance, si podemos desde ya vender a ese precio? Si vendemos la call 11400, nos darán un dinero por ella.

Si la operación sale bien, al llegar a 11400 estamos obligados a vender, porque habíamos adquirido esa obligación. Al fin y al cabo, es lo que queríamos hacer. Si cerramos la posición, tendremos también que recomprar la call. Esa call, nos va a suponer una pequeña pérdida, nos saldrá gratis, o le ganaremos también dinero, dependiendo de lo que haya tardado en alcanzar el objetivo, y de cómo haya evolucionado la volatilidad. Lo peor que puede pasar, es que tengamos que pagar por ella más de lo que nos dieron. Será una pequeña pérdida respecto de lo ganado con el MiniIbex. A cambio, si la operación sale mal y salta el stop, al recomprar la call vendida nos costará bastante menos de lo que nos dieron, compensando en parte la pérdida sufrida por el error en el análisis.

De manera que tenemos que, a cambio de perder un poco menos si sale mal, el precio que tenemos que pagar, es uno de los siguientes 3 posibles:

1. Ganar un poco menos, o
2. Ganar lo mismo que sin la opción, o
3. Ganar incluso más que sin la opción.

La posibilidad que realmente ocurra, es imposible saberlo a priori y dependerá de cuánto tarde en alcanzar el objetivo y de lo que ocurra con la volatilidad desde la apertura de la posición hasta el cierre de la misma. Yo creo que merece la pena.

Un 'truquillo': dado que la volatilidad suele aumentar durante las bajadas y disminuir durante las subidas, la estrategia de abrir el activo y vender la opción del objetivo es más propicia para que sea más rentable en operaciones alcistas que en operaciones bajistas.

Esto es todo por hoy.

Amenophis.
  1. #3
    23/09/08 18:14

    Sí, Juanjo así es. Pero la explicación a mis dudas están en el siguiente artículo de Ameno.

    saludos.

  2. #2
    Anonimo
    23/09/08 15:05

    Yo estaba tomando café y sin poner orden stop. Bien. Quería comprar a 11105 y el Ibex está a 11125. Si yo vendo una put 11100, yo me obligo a comprar el Ibex a este precio SI la persona que me compró la put y obtuvo así el derecho a vendermela quiere ejercer ese derecho."

    Turboman, si la opción es sobre el Ibex o el Eurostoxx u otro índice, lo más probable es que sea una opción tipo europea. Por tanto no se puede ejercer hasta fecha de vencimiento.

  3. #1
    17/09/08 20:25

    Hola Ameno,

    Puede que esté equivocado pero no entiendo la estrategia de este artículo.

    Yo estaba tomando café y sin poner orden stop. Bien. Quería comprar a 11105 y el Ibex está a 11125. Si yo vendo una put 11100, yo me obligo a comprar el Ibex a este precio SI la persona que me compró la put y obtuvo así el derecho a vendermela quiere ejercer ese derecho. Y querrá ejercerlo SI el Ibex está el día del vencimiento por debajo de 11100. De manera que esa persona el día del vencimiento irá al mercado comprará el Ibex digamos que a 10500 y me lo venderá a mi que se lo tenía apalabrado por 11100. Pero sí eso sucede yo me arrepentiré de haber vendido una put a 11100, mi analisis del Ibex era equivocado y no habré querido comprar a 11100.

    Veamos el otro caso. Si yo vendo una call a 11400 me obligo a vender a otra persona el ibex a ese precio el día del vencimiento SI esa persona quiere ejercer su derecho de comprar. Querrá ejercer su derecho SI el Ibex está más arriba, por ejemplo a 11500; entonces esa persona me comprará el ibex a 11400 como teniamos contratado y se irá al mercado y lo venderá a 11500. Yo no hubiera querido adquirir está obligación de comprometerme de vender le Ibex a 11400, porque el Ibex está a 11500 y yo tendré que ir al mercado comprar ibex a 11500 y venderselo a la otra persona por 11400, como teníamos pactado.

    A no ser que: el ibex está a 11125 y yo quería comprar a 11105. Vendo una put a 11100, el ibex está más bajo el día de venicimiento de 11100 y compro a ese precio. Luego el Ibex sube, y al siguiente vencimiento el ibex está por encima de 11400, y como tengo la call vendida, me obligan a vender el ibex a 11400 porque el ibex está a 11500. Pero para contemplar esta actuación prefiero dejar de tomar café.

    Ameno, no entiendo esta estrategia, quizá hay algo que se me escapa, me lo quieres explicar porfavor.

    Saludos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar