Entidad de pago vs. Entidad de crédito: ¿conoces la diferencia?

Entidad de pago vs. Entidad de crédito: ¿conoces la diferencia?

¿Conoces las diferencias entre una entidad de crédito y una entidad de pago? ¿Sabías que una puede conceder préstamos y la otra no? Entérate de lo que puede ofrecerte  tu banco tradicional o esa fintech de la que tanto estás oyendo hablar   últimamente. En este artículo te contamos las diferencias entre estos dos tipos de instituciones bancarias.

entidad de pago vs entidad de crédito

 

 

Fintech, Neobancos, Challenger Bank... cada vez nos encontramos con más términos en el sector de las finanzas personales y esto hace que, en ocasiones, no sepamos en qué consiste cada una de estas opciones ni qué tipo de entidad son, si pueden conceder préstamos o si solo permiten realizar transferencias y movimientos de dinero. Te explicamos todo a continuación.

Qué es una entidad de crédito

Las entidades de crédito son aquellas cuya actividad principal consiste en ofrecer préstamos a terceros y recibir depósitos u otros fondos reembolsables, por parte de sus clientes. La actividad de captar fondos reembolsables del público, es decir, cuando la entidad recibe dinero del cliente (o depósitos, con el compromiso de devolverlos en base a las condiciones acordadas), solo puede ser realizada por determinadas entidades de crédito y además, deberá contar con una autorización administrativa para operar. 

La forma de ganar dinero que tienen las entidades de crédito se basa en los intereses que cobran a los clientes, esto significa que cuanto más se retrase el cliente en devolver el préstamo, mayor será el porcentaje que deberá pagar a la entidad.  

Dentro de las entidades de crédito, podemos encontrar tanto a la banca tradicional como a algunos neobancos. Los neobancos pueden estar clasificados según tengan licencia bancaria o no. Si disponen de esta licencia, los fondos de sus clientes estarán protegidos hasta 100.000 €, dependiendo del FGD bajo el que operen y podrán ofrecer productos de ahorro, inversión y financiamiento, al igual que la banca tradicional y con la principal diferencia de que operan básicamente online o a través de una app que suele ser bastante amigable y atractiva para los usuarios.

Qué es una entidad de pago

Las entidades de pago son aquellas que tienen autorización para realizar servicios de pago como pueden ser transferencias, adeudos domiciliados, pagos con tarjeta... Para que una entidad sea clasificada como "de pago", deberá ser autorizada por el Ministerio de Economía y Hacienda, que será el encargado de verificar la solicitud por medio de un informe al Banco de España, y del Servicio Ejecutivo destinado a la prevención del blanqueo de capitales y demás infracciones. Los neobancos que no cuentan con licencia bancaria o de crédito son entidades de pago.

Para que una entidad sea clasificada como de pago deberá cumplir una serie de requisitos:

  • Entidad cuya personalidad jurídica y domiciliación estén en un país de la UE
  • Deberá contar con una organización administrativa, contable y con una gestión transparentes y adecuadas
  • Estar inscrita en el Registro Especial de Entidades de Pago
  • Capital mínimo de entre 20.000 y 150.000 euros
  • Deberá contar con una póliza de seguros para cubrir a los clientes en caso de concurso de acreedores
  • Los procedimientos de gestión de la empresa deberán contar con una solidez comprobable
  • Los directivos, socios y administradores deberán tener una trayectoria honorable y deberán ser solventes en el ámbito patrimonial

¿Cómo están reguladas y controladas las actividades de las entidades de pago?

El funcionamiento de las entidades de crédito lo tenemos claro pero ¿y el de las de pago? Dependiendo de la procedencia de la entidad, estará regulada y supervisada por un organismo u otro. Por ejemplo, Qonto, el neobanco pensado para autónomos y empresas, es un establecimiento de pago bajo la supervisión de la Autoridad de Control Prudencial y de Resolución, vinculado con el Banco de Francia. Esto significa que está supervisado por la misma autoridad que supervisa a los bancos, la ACPR, por lo que tu dinero estará tan seguro como lo está en una entidad tradicional. 

El punto fuerte de las entidades de pago es que fusionan lo mejor de la banca clásica con el valor añadido de la banca digital. Tu dinero está totalmente asegurado en un gran banco (en el caso de Qonto, en el grupo Crédit mutuel Arkéa) y, además, obtienes los beneficios de los atractivos y modernos servicios creados por los neobancos. Mientras que las entidades de crédito utilizan tus fondos, por ejemplo, para ofrecer préstamos a terceros, las entidades de pago son meros intermediarios que dedican la totalidad de su tiempo, dinero e ideas a la construcción de un producto en continua evolución que mejora lo ya existente.

¿Conocías la diferencia entre entidad de crédito y entidad de pago?

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar