¿Cómo puedo cambiar la nómina de un banco a otro?

¿Cómo puedo cambiar la nómina de un banco a otro?

Seguro que, en algún momento, te has dado cuenta de que tu banco ya no te ofrecía ventajas y has querido cambiar tu nómina a otro banco pero ¿sabes cómo es el proceso de cambiar la nómina o qué ventajas te puede aportar domiciliar la nómina en otra entidad? En este artículo te lo cuento.

Cómo puedo cambiar mi nómina de banco

 

 

Razones por las que cambiar la nómina de banco

Existen varias razones por las que puedes decidir 

cambiar la domiciliación de la nómina de banco. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Acceder a ofertas que hacen otros bancos por domiciliar la nómina
  • Disponer de más cajeros y oficinas para realizar las transacciones diarias
  • Tener unas condiciones de la cuenta nómina de acuerdo a nuestras preferencias, ya que a veces el banco cambia aspectos de la cuenta nómina que tenemos contratada y no nos interesa ya seguir más tiempo en la entidad

¿Qué requisitos te puede exigir el nuevo banco?

Antes de cambiar tu nómina de banco deberás comprobar que no tienes permanencia con el banco actual. Además, deberás considerar qué requisitos te va a exigir el nuevo banco para así no llevarte ninguna sorpresa.

Los requisitos que suelen pedir los bancos son:

  • Ingresos mensuales: en una cuenta nómina se deben hacer unos ingresos periódicos y en este caso suele ser cada mes. Las entidades bancarias suelen fijar un ingreso mínimo a la persona interesada en solicitar la cuenta nómina (la mayoría de veces este ingreso es a partir de 600€)
  • Plazo mínimo de permanencia en el banco: los bancos suelen fijar un plazo mínimo de permanencia para el solicitante de la cuenta nómina, ya que de este modo se garantizan tenerlo como cliente durante un periodo de tiempo. En el caso de que se incumpla la permanencia, a veces se debe hacer una serie de pagos o devolver los obsequios que te han regalado por contratar la cuenta nómina con la entidad
  • Utilización de las tarjetas asociadas a la cuenta nómina: los bancos a veces fijan un número mínimo de veces al mes que debe utilizarse la tarjeta asociada a la cuenta
  • Contratar otros productos financieros con el banco: a veces el banco te exige abrirte una cuenta de ahorro o un seguro con él y de este modo conseguir a la vez la cuenta nómina

Cómo cambiar la domiciliación de la nómina de un banco a otro

Una vez tienes claro que quieres cambiar la domiciliación de la nómina de tu banco a otro, ¿sabes cómo hacerlo?. El proceso es rápido y sencillo, por eso a continuación te explicamos brevemente los pasos que debes seguir y las ventajas que puedes obtener cambiándote de banco.

Pasos a seguir para cambiar la nómina de banco

  1. Asegurarte de no tener permanencia con nuestro banco actual
  2. Solicitar la apertura de una cuenta nómina al nuevo banco
  3. Cambiar la domiciliación de recibos para eliminar todo tipo de vínculo con el antiguo banco y asegurarte de que no haya ningún pago o transferencia pendiente. Además, se debe retirar todo el dinero que puede haber en la cuenta
  4. Cancelar la cuenta nómina que tenías yendo a la oficina del banco, llamando por teléfono o vía online (esto dependerá del tipo de banco y cuenta nómina). Además, es recomendable solicitar que el banco te dé un certificado de cancelación de la cuenta nómina
  5. Informar en el trabajo del cambio de cuenta nómina para que cambien el número de cuenta al domiciliar el salario

Cabe destacar que en la mayoría de ocasiones el nuevo banco en el que vamos a domiciliar la nómina se suele hacer cargo de todos los cambios gratis y por lo tanto el proceso se agiliza.

Un ejemplo de entidad que se hace cargo de este trámite es Bankinter, el cual cuenta con el servicio Despreocúpate, una forma de traspasar a la entidad todos los productos o recibos que mantienes en otras entidades, podrás hacerlo desde cualquier dispositivo.

Obtén hasta un 5% TAE por tu nómina
Cambia tu nómina a Bankinter y obtén hasta un 5% TAE el primer año por ella, y hasta un 2% TAE durante el segundo año

Ventajas por cambiar la nómina de banco

Cuando decidimos cambiar la nómina de banco suele ser porque vemos que la cuenta nómina de otro banco nos puede aportar más ventajas que la que tenemos actualmente. Algunas de ellas son:

  • No tener comisiones de apertura, mantenimiento o administración
  • Ingreso gratuito de cheques
  • Anticipo de la nómina para cubrir cualquier imprevisto
  • Remuneración por tener la nómina domiciliada
  • Devolución de recibos en compras
  • Diferentes seguros incluidos, como el de viajes
  • Regalos físicos como televisores, tablets, etc
  • Transferencias gratuitas a nivel nacional e internacional
  • Tarjetas gratuitas para realizar compras
  • Descuentos en diferentes comercios
  • Servicio de alertas sobre movimientos en el saldo de la cuenta

Por ejemplo, la Cuenta Nómina de Bankinter, ofrece una remuneración del 5% TAE el primer año y 2% TAE el segundo y sin comisiones. Además la entidad te proporciona tarjetas de débito y crédito gratuitas y puedes sacar dinero gratis en más de 8.000 cajeros.

 

 

Si aún no tienes claro, cuál es la cuenta nómina que mejor se ajusta a lo que buscas, te dejamos el ranking de las mejores cuentas nómina en este artículo. 

  1. #1
    Tzadkiel2

    No voy a entrar en otros aspectos, pero el primer paso para cambiar una nómina de cuenta bancaria siempre es el mismo: informarse en la empresa de cuándo es realmente efectivo el cambio de cuenta a la nueva cuenta, ya se llame nómina o no, ya que este cambio no es automático de un día para otro y puede suceder que no entre la nómina en fecha habitual sino al mes siguiente dependiendo del día en el que a la empresa se le informe del cambio de cuenta, que te puedes encontrar en el caso de no hacer esto primero pues que cierres una cuenta y sea a la que se envíe ese mes la nómina y no entre en la nueva cuenta hasta el mes siguiente, las domiciliaciones de recibos todas devueltas a no ser que desde la nueva cuenta se haya encargado el nuevo Banco de ellas o bien que haya fondos suficientes para cubrir los pagos o bien permitan un descubierto mientras te haces cargo del lío generado hasta que realmente entre esa nómina en la nueva cuenta; ni que decir tiene lo que puede suponer la devolución de recibos, además de no cobrar la nómina ese mes hasta que se pueda solucionar, ya que dependiendo del día en el que se haga como la empresa haya cerrado facturación va a enviar la nómina a una cuenta cerrada. Por lo tanto lo mejor es hacerlo siempre con tiempo de antelación y si se quiere cambiar de cuenta la nómina dejar un margen de un mes coexistiendo las dos cuentas al mismo tiempo hasta ver que el cambio es realmente efectivo.
    Indicas que es "aconsejable" pedir un certificado de cancelación de cuenta, yo más bien diría obligatorio, o te puede costar con mucha suerte y al cabo de los años que "como detalle comercial" te cancelen lo que te quieran exigir por el mantenimiento de esa cuenta (aún habiendo solicitado el certificado de cancelación).
    Según lo indicas parece muy fácil y que esto se hace simplemente con domiciliar la nómina en el nuevo Banco y no es así ya que el mayor problema lo tienes con la propia empresa que no puede hacer el cambio en el mismo instante en el que se lo notificas, y esto puede generar muchos quebraderos de cabeza.

    3 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar