Diferencias entre la banca online y la banca móvil

Diferencias entre la banca online y la banca móvil

El sector financiero se está modernizando y adentrándose en el mundo 2.0. Tras el éxito de la banca online, llega un nuevo concepto al mundo de bancario: la banca móvil. En el siguiente post descubriremos las diferencias entre la banca online y la banca móvil así como las principales entidades que ofrecen cada servicio.

Diferencias entre la banca online y la banca móvil

 

¿Qué es la banca online, la banca móvil y qué entidades lo ofrecen?

Las entidades financieras líderes en el mercado español tienen sus productos adaptados tanto a la banca online como en versión APP, influenciados por el deseo de los consumidores de gestionar su dinero a través de internet, sin tener que acudir a las oficinas. Por otra parte, en los últimos tiempos están surgiendo entidades que operan 100% online y otras a través del móvil. Como es un sistema un tanto heterogéneo, dedicaremos un tiempo a entender bien la operativa de cada uno.

 

Bancos físicos con presencia online

Nos referimos a los bancos convencionales, que llevan años en el sector bancario y desde hace poco han desarrollados o bien página web o bien APP para operar a través de internet. En este grupo se encuentran los líderes del mercado bancario por número de clientes: Bankia, Banco Santander, BBVA o Caixabank.

 

Bancos 100% online

Entendemos por banca online al acceso a nuestra información bancaria y los productos que queremos contratar a través del portal web del banco. Podremos acceder al saldo y movimiento de nuestra cuenta "a distancia" a través de la banca electrónica. La diferencia con los anteriores es que sus productos se pueden contratar únicamente a través de internet. La ventaja con respecto a la anterior, es que suelen ofrecer mayores rentabilidades que los bancos con oficina física y requieren de menos requisitos para no cobrar comisiones. Los más conocidos en nuestro país son Openbank, Coinc o Uno-e

 

Banca móvil

ImaginBank: banca móvilLa banca móvil o APP por su parte realiza las mismas funciones que la banca web, pero a través de una aplicación instalada en nuestro móvil. Este es el grupo menos desarrollado pero que más porcentaje de crecimiento tiene. Los últimos barómetros de Mastercard indican que el 21,70% de los españoles pagan sus compras a través de este medio y continúa aumentando. Su mercado objetivo es la generación millenials, aquellos usuarios que han nacido con internet, utilizan el móvil para todo en su día a día, no necesitan acudir a oficinas físicas y quieren aprovecharse de las ofertas y descuentos que presenta la banca móvil.

La entidad más conocida en nuestro país es ImaginBank, que ofrece la Cuenta Imagin libre de comisiones, con tarjeta de débito gratis, sacar dinero en cajeros de la red Caixabank y transferencias gratuitas. Pero sin duda, la mayor ventaja de ImaginBank son los miles de descuentos en comercios que obtienes por hacerte la cuenta gratuita. En el caso de ImaginBank, podremos contratarlo a través de su web, pero todas las gestiones se realizarán con la APP.

La otra opción es Number 26, con unas condiciones similares a ImaginBank. La novedad que nos presenta esta plataforma es que envía a los usuarios una tarjeta de débito Mastercard con la que realizar pagos o sacar dinero de un cajero sin coste.

Diferencias entre la banca online y la banca móvil

 

Conveniencia

La banca móvil o APP está presente en el dispositivo electrónico que más utilizamos, el teléfono móvil. La ventaja de la banca móvil con respecto a los otros dos grupos, es que la APP se diseña específicamente para operar a través de ella, con interfaces sencillas y personalizables. Te permite controlar tus gastos al instante, marcarte metas de ahorro y solo necesitas de conexión a Internet. Los bancos convencionales también tienen presencia en APP pero no está tan desarrollada y para realizar ciertas gestiones es imprencisdible acudir a sus oficinas.

 

Seguridad

Gracias a las nuevas tecnologías, operar por internet se ha vuelto más seguro que nunca. A todos nos da algo de respeto introducir nuestro PIN o clave de la tarjeta a través de internet, pero gracias a la banca móvil se pueden desarrollar tecnologías más seguras como la huella dactilar para identificar al usuario. En ocasiones, se introduce doble sistema de identificación, para abrir la APP y para realizar una operación.

 

Brecha generacional

Pese a las condiciones favorables que presenta la banca móvil o APP, podríamos pensar que solo es interesante para un público jóven que maneje el mundo online y las APP. Sin embargo, según estudios de Telefónica, "el uso de Internet para operaciones bancarias en personas de entre 55 a 64 años pasó de estar en el 36,2% en 2014, a estar en el 46,5% en 2015". El smartphone ya es el dispositivo favorito de acceso a internet y no solo para los más jóvenes.

 

Pagos a través del móvil

Es lo último en tecnología en dispositivos móvil. Gracias a la conectividad NFC y los Terminales punto de Venta (TPV) con tecnología contactless podrás realizar pagos a través del móvil con solo deslizarlo por encima del aparato. Con el pago móvil podremos realizar compras en comercios aunque nos hayamos olvidado la tarjeta en casa o no lleves efectivo encima. ¿Qué pasa si se queda nuestro móvil sin batería o sin cobertura? No hay ningún problema, podrás realizar tus compras sin problemas.

Tanto los bancos convencionales como los bancos móviles han incorporado este sistema de pago móvil en sus APP, los más conocidos son:

  • Banco Santander a través de su APP Santander Wallet. Los pagos móviles solo están disponibles para Android.
  • BBVA a través de la APP BBVA Wallet. Está disponible para IOS y Android.
  • CaixaBank a través de su APP Caixabank Pay. Únicamente funciona si tienes una tarjeta Visa asociada a la cuenta.
  • ImaginBank a través de ImaginBank Pay.

El pago a través del móvil es un forma ágil y sencilla de realizar tus compras, donde no necesitarás de introducir ningún código PIN por compras de bajo importe, simplemente tendrás que desbloquear tu móvil y acercarlo al TPV contactless. La ventaja de la banca móvil frente al resto en este punto es considerable, ya que no necesitas descargarte 2 APPs (una la app original del banco y la otra especializada en el pago móvil) porque viene integrado en tu móvil.

 

El futuro de la banca española parece incierto. Vemos reducirse el número de oficinas físicas en el país y las entidades realizan cada vez mayores inversiones en desarrollar su portal en la banca online. Este nuevo modelo de negocio permite a los consumidores tener el control en todo momento de su dinero, de forma cómoda y rápida a través de internet, mientras que las entidades bancarias ahorran en costes de establecimiento y personal. La banca móvil, lejos de ser un instrumento para los más jóvenes, sirve para acercar al resto de generaciones al mundo virtual.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar