¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Contratos por diferencias

Descubre el mercado de los contratos por diferencias y estrategias con CFDs

Financial Spread Betting

¿Qué es el Spread Betting?

 

Para responder a esta pregunta, debemos remontarnos a los años 70, concretamente a 1974. En ese año se crea IG Index, una empresa pionera cuyo objetivo era dar acceso a la compra-venta de oro (de hecho, IG significa Investors Gold) sin tener que adquirir el preciado metal físicamente. Posteriormente en los años 80 la aparición en escena de, entre otros, City Index y Finspreads o, más recientemente, Cantor Index y Spreadex hicieron crecer el sector de las apuestas financieras de forma exponencial, contando sólo en el Reino Unido con 4 millones de clientes.

Este crecimiento se ha debido fundamentalmente a las ventajas que presenta este tipo de operativa:

    * Alto apalancamiento lo que implica unos beneficios esperados mayores.
    * Beneficios libres de impuestos (si estuvieran sujetos a imposición, también deberían estarlo las pérdidas).
    * No hay comisiones, tan sólo pagamos la horquilla (de ahí el término spread).
    * Amplia variedad de instrumentos sobre los que apostar (índices, acciones, divisas, tipos de interés, commodities, etc.)
    * Existen también órdenes stop loss (algunas casas incluso admiten precio de ejecución garantizado).
    * Permite abrir posiciones cortas con facilidad en cualquier producto.
    * Podemos cubrir nuestra cartera con apuestas.
    * Funcionan 24 h. los siete días de la semana.
    * Posibilidades de hacer arbitraje entre distintas casas de apuestas.

Sin duda, se trata de todo lo que un trader podría desear en un mercado ideal, aunque como veremos más adelante no es oro todo lo que reluce.

Veamos cómo funciona una apuesta financiera en la práctica. Si bien se suele denominar de forma genérica Spread Betting a esta forma de "operar", en realidad existen tres variantes: Spread Betting, Fixed-Odds Betting y Binary Betting

 

1. Spread Betting

Supongamos que ya hemos abierto una cuenta con la casa de apuestas y deseamos hacer nuestra primera apuesta. Después de analizar el mercado, pensamos que el Dow Jones va a subir en los próximos días. Entramos en nuestra cuenta y al mirar las apuestas vemos que el Dow Jones cotiza de la siguiente forma:

 

DJIA (March) Sell 10375 / Buy 10385

Decidimos apostar 10 € por punto en el Dow Jones comprando esa apuesta a 10385; suponiendo que hemos acertado y que el Dow Jones ha subido, volvemos a nuestra cuenta y veriamos algo como esto:

DJIA (March) Sell 10495 / Buy 10505

Cerramos nuestra posición vendiendo a 10495 puntos, obteniendo el siguiente beneficio:

Compra: DJIA 10385
Venta: DJIA 10495
Diferencia: +110 puntos
110 puntos x 10 € = +1100 € (por supuesto, libres de impuestos)

Observen que no hemos hablado de garantías, como en el caso de futuros y opciones, sencillamente porque no nos las van a pedir (tan sólo que dispongamos de efectivo en la cuenta para afrontar las posibles pérdidas derivadas de cada apuesta). El valor por punto lo establecemos nosotros en la apuesta (en el ejemplo anterior, 10 €/punto).

Por otro lado, si se fijan verán que en las cotizaciones pone March (Marzo). Eso significa que las apuestas tienen un plazo temporal limitado (trimestral, mensual, diario), liquidándose la apuesta al llegar a la fecha límite. En este sentido, podríamos decir que las apuestas financieras son muy parecidas a las opciones.

 

2. Fixed Odds Betting

La operativa mediante Fixed Odds es la que más se parece a las apuestas tradicionales: la pérdida máxima queda limitada al pago inicial mientras que el beneficio se obtiene si se produce el suceso por el que apostamos, quedando el pago determinado mediante las probabilidades del suceso. Por ejemplo, supongamos que un trader desea ganar 100€ si el Ibex 35 cierra por encima de 12100 en un determinado período de tiempo (por ejemplo, a finales de Septiembre). La casa de apuestas calculará mediante un algoritmo cuál debería ser el coste de la apuesta y nos lo mostrará para que decidamos si deseamos apostar o no.

 

Obviamente cuanto menos probable sea el suceso elegido, mejor será el pago ofrecido en relación al coste de la apuesta. Del mismo modo, en el caso de los sucesos seguros (por ejemplo, apostar a que el Ibex 35 estará por encima de 1000 la semana que viene) la casa de apuestas no ofrecerá ningún pago, no pudiendo apostarse por ese suceso.

Dentro de las apuestas Fixed Odds tenemos a su vez múltiples posibilidades en función de los sucesos que podemos esperar:

    * Bull Bet (por ejemplo, apostar a que el Ibex 35 cierre por encima de 12000 antes de terminar el día)
    * Bear Bet (apostar a que el DAX cierre por debajo de 6000 antes de terminar la semana)
    * One Touch Bet (apostar a que el EUR/USD tocará el 1.2900 antes de que termine el mes)
    * No Touch Bet (apostar a que el JPY/USD no tocará el 119.00 en tres meses)
    * Expiry Range Bet (apostar a que las acciones de Microsoft permanecerán entre 24 y 30 durante dos meses)
    * Barrier Range Bet (apostar a que el S&P 500 no va a tocar el rango comprendido entre 1350 y 1400 en una semana)
    * Double Touch Bet (apostar a que el GBP/USD va a tocar los niveles de 1.9000 y 1.8600 a lo largo del mes)
    * Up or Down Bet (apostar a que el FTSE 100 va a tocar el nivel de 5800 ó el nivel de 6000 a lo largo de la semana)
    * Double Up Bet (apuesta en la que se paga el doble de la cantidad apostada si el mercado cierra al final de la sesión por encima de un precio fijado)
    * Double Down Bet (apuesta en la que se paga el doble de la cantidad apostada si el mercado cierra al final de la sesión por debajo de un precio fijado)

Como podemos ver las posibilidades son bastante amplias ;-). No obstante cabe señalar que la casa, en este caso, siempre carga una pequeña comisión en todas las apuestas.

 

3. Binary Betting

En el caso del Binary Betting o apuestas binarias tenemos una mezcla de los dos tipos anteriores de apuestas: por un lado, la casa de apuestas ofrece precios de oferta y demanda en tiempo real de la apuesta; por otro, los precios que se cotizan no son el valor de un instrumento financiero sino las probabilidades de que se dé un suceso referido a ese instrumento, de ahí que siempre sean números entre 0 (suceso improbable) y 100 (suceso seguro).

 

Por ejemplo, supongamos que queremos apostar a que el S&P 500 terminará el día subiendo. Acudimos a nuestra casa de apuestas y vemos que las cotizaciones están a 81-85; dicho de otro modo, el "creador" de mercado de la casa de apuestas está segurísimo de que el S&P 500 va a subir (en el caso de que apostaramos al caso bajista, la casa de apuestas nos ofrecería la horquilla inversa, 15-19).

Si estamos de acuerdo con esta cotización (por ejemplo, queda poco para el cierre y llevamos una buena subida), podemos comprar la apuesta indicando el valor por punto que deseemos. Imaginemos que fijamos en 50€ el valor por punto tal que:

Apuesta: S&P 500 cierra al alza hoy. Compra a 85 x 50€ punto

Si se confirma el suceso, entonces la apuesta vence con valor 100. Ganamos 15x50€ = 750 €
Si el S&P500 termina dándose la vuelta y cerrando a la baja, entonces la apuesta vence con valor 0. Perdemos 85x50€ = 4250€

Seguro que más de uno ha pensado al ver el ejemplo anterior en si será posible la utilización de órdenes limitadas y de stops. Lógicamente, dado que la casa de apuestas tiene que vivir de algo, por lo general en las apuestas binarias no es posible utilizar este tipo de órdenes.

Después de ver el funcionamiento y las ventajas de las apuestas financieras, pasamos a ver el lado oscuro: el principal escollo es la regulación por lo que antes de abrir una cuenta en ellas es conveniente confirmar que están supervisadas por algún organismo, al igual que haríamos con cualquier broker. En el caso de las casas de apuestas, al ser la mayor parte de ellas británicas, están reguladas por la Financial Services Authority (FSA), el equivalente a nuestra CNMV. Si la casa de apuestas no está regulada por la FSA, más vale no abrir cuenta en ella. Además nos evitaremos recibir recomendaciones por parte de la casa ya que la FSA prohibe dar consejo al cliente. Y en caso de que fueramos estafados, podríamos recibir una compensación de hasta 48000 libras.

No obstante, existe una excepción: la FSA no regula las apuestas binarias (Binary Betting) por lo que no será necesario rellenar prácticamente formularios pero a cambio estaremos a merced de la casa de apuestas sin posibilidad de reclamación alguna.

Por otro lado, estamos en manos de la casa de apuestas que es la que marca las horquillas (generalmente amplias) y los precios en todo momento por lo que no siempre tendremos información ajustada a la realidad (aunque las desviaciones con respecto al precio del subyacente deberían ser mínimas). Tampoco dispondremos de una información transparente sobre la profundidad del "mercado" o un listado de las operaciones realizadas.

Además, muchas casas de apuestas han sido acusadas de manipulación de los precios, impedir la ejecución de una orden, cerrar la cuenta a aquellos que ganaban de forma consistente, tardar mucho en transferir dinero a nuestro banco, etc., aunque como en todo hay mucho de leyenda.

Artículo publicado en X-Trader.

  1. #1

    Trader profesional

    Buen artículo.
    Imagino que conoces los nuevos productos de apuestas mutuas financieras que no tienen riesgo para la casa, como www.trader1x2.com.
    Al final en estos productos hay que minimizar el riesgo de default. y jugar contra la casa no es buena idea. Es mejor jugar con la casa.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar