Continúa la euforia entre los inversores

Continúa la euforia entre los inversores

Las bolsas continúan presentando un buen inmejorable, en un equilibrio que enfrente la total aversión a caer, con los factores negativos que se van acumulando.

Por recopilar éstos últimos, tenemos por un lado el fracaso de Trump en la aprobación de su ley de reforma sanitaria, que tenía el potencial de ensanchar el escepticismo y las dudas sobre su capacidad para aprobar la reforma fiscal y el plan de inversiones. Dos días después de abandonar Trump la propuesta (el martes), los selectivos europeos subían un 1 %, y los americanos, un 0,5 %.

Tenemos también el Brexit, cuyos primeros pasos no están resultando demasiado amistosos, máxime cuando el Reino Unido ha declarado que en absoluto tiene intención de pagar los cerca de 60.000 millones de € que se consideran comprometidos con los gastos de mantenimiento de la Unión Europea.

Tenemos también la filtración de Reuters, apuntando a que el BCE hará un claro hincapié en su próxima reunión de que en absoluto está considerando subir los tipos de interés próximamente (antes de que termine el BCE), ya que ha considerado que se pudieron malinterpretar las últimas palabras de Draghi, dándoles un toque más hawkish que su intención. Esto, junto con los últimos datos de inflación aparecidos, está debilitando al Euro y al sector bancario, y favoreciendo la caída de la rentabilidad de la deuda europea.

Tenemos, por supuesto, una sobrecompra enorme, marcada por una total euforia, que en algún momento tendrá que ser corregida.

Y las tradicionales correlaciones, como las que mantienen las bolsas con el petróleo o con el Euro, han pasado desapercibidas.

No obstante, sigue sin aparecer ninguna señal de debilidad clara. Los selectivos, cuando caen, siempre acaban cerrando muy por encima de los mínimos de la sesión, volviendo a acercarse a sus máximos anuales. Es decir, que ante el menor ademán de caídas, rápidamente entra más dinero en los parqués.

Desde la fuerte caída del Brexit, los selectivos europeos han recuperado más de un 35 % de su valor; y desde el triunfo de Trump, más de un 15 %.

En estos momentos, el Ibex acumula la mayor sobrecompra diaria desde abril de 2015. Lo que ocurrió entonces, tras de una subida del 22 % desde comienzos de año (anuncio del QE por parte del BCE mediante), el selectivo español corrigió un 12 %, desde mediados de abril a comienzos de julio.

Probablemente, queda cada vez menos tiempo para que cambie el humor del mercado, y veamos una corrección, si no parecida, sí importante.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar