En cuanto el petróleo lo permite, las Bolsas suben.

En cuanto el petróleo lo permite, las Bolsas suben.

Rebote moderado de las Bolsas europeas en el día de hoy, auspiciado principalmente por dos cuestiones.

La primera y principal, la tenemos en el crudo, que tras perder los 30 $ el viernes pasado (lo que le costó a los índices europeos caídas cercanas al 3% en esa sesión), ha tratado de recuperar esa cota, fracasando en el intento. La noticia de que Irán está vendiendo petróleo con descuento a Occidente ha provocado que el precio del petróleo se aleje un dólar de los máximos de la sesión, costándole a las Bolsas cerca de un 1% desde sus máximos diarios.

La correlación que existe entre crudo y Bolsas desde la reunión de la OPEP de diciembre se ha fortalecido hasta el punto de que por cada 1% que ha caído el petróleo en las últimas semanas, las Bolsas occidentales se han dejado entre el 0,3 y el 0,5%.

Hipotéticamente, si estuviésemos cerca del suelo en los precios del petróleo (al haberse ya descontado la vuelta de Irán a las exportaciones), y el barril consiguiese recuperar los 35 $ en los que cotizaba al cierre de la segunda semana de enero, las Bolsas europeas recuperarían rápidamente un 10% de su valor.

En segundo lugar, tenemos varias noticias de China, que no dejando conclusiones demasiado diáfanas, han sido interpretadas positivamente por los inversores. En concreto, hemos conocido una importante batería de datos macroeconómicos que, aun quedado todos más débiles de lo esperado, no han dejado lecturas demasiado alejadas de las previsiones.

Así, el PIB del Q4 queda en el 6,8% interanual, cuando se esperaba un 6,9%; la Producción Industrial en diciembre también ha quedado una décima por debajo de lo previsto (5,9%), las Ventas minoristas, dos décimas por debajo de las expectativas (11,1%), y la inversión en activos fijos, ha salido con un crecimiento del 10%, cuando se esperaba un 10,2%.

Todos estos datos parecen ofrecer la siguiente conclusión: el crecimiento chino no se desacelera a ritmos dramáticos, en contra de lo que se ha llegado a temer, pero deja espacio para nuevas actuaciones por parte de su Banco Central y de sus instituciones para tratar de fortalecerlo.

El FMI hoy ha ratificado las previsiones de crecimiento para China del 6,3% este año.

El Yuan ha reaccionado con caídas, pero no así la Bolsa de Shangai, que se ha anotado un 3%.

Así pues, la jornada de hoy refuerza la sensación existente de que, considerando la enorme sobreventa que acumulamos, las Bolsas tratan de recuperar valor en cuando el crudo detiene sus caídas, con un ajuste casi milimétrico propio de automatismos mecánicos. 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar