Día muy parecido a los peores días de la semana pasada

Día muy parecido a los peores días de la semana pasada

Septiembre empieza para las Bolsas con el mismo tono que agosto, y eso a pesar de que el Primer día del mes suele tener un sesgo estacionario alcista.

Los selectivos comunitarios han vuelto a experimentar duras caídas en la sesión de hoy, en la que, de nuevo, se han unido todos los factores bajistas que presionan a los mercados en las últimas semanas.

Para empezar, partíamos de un cierre en negativo de Wall Street en el día de ayer. Pero es que además, los futuros sobre los índices americanos han estado cayendo con fuerza durante toda la mañana,  apuntando a una apertura estrepitosamente negativa.

Hemos tenido también muy malas noticias de Asia, en dos frentes distintos.

El primero: las Bolsas asiáticas han vuelto a tener una mala sesión. El Nikkei se ha desplomado un 3,84%, mientras que el índice de Shangai se ha dejado al cierre un 1%, cerrando muy por encima de los mínimos de la sesión.

El otro frente negativo lo encontramos en los datos macroeconómicos que se han publicado sobre la economía china. En concreto, hemos conocido los PMI oficiales y de institutos privados, que siguen reflejando un lento pero continuado deterioro de la economía del Gigante asiático, arrojando las lecturas más pobres en tres años.

Las referencias macroeconómicas europeas (PMI de Manufacturas, dato de desempleo) han tenido un signo mixto, sin un gran impacto en las cotizaciones de las acciones.

Tampoco han influido demasiado los datos macroeconómicos de EE. UU., también con signo mixto (muy mala lectura del ISM de Manufacturas, mejor dato de Gastos de Construcción).

Lo que sí que ha tenido un efecto negativo ha sido la fuerte caída del precio del petróleo, tras el intenso rebote que protagonizó ayer, cuando se filtró que en el seno de la OPEP podría estar cambiando la postura de mantener la producción elevada. Las empresas relacionadas con las materias primas han vuelto a tener un muy mal día.

Y el Dólar, otro indicador autónomo de la confianza de los inversores en las últimas semanas, también se ha visto afectado por los malos datos macroeconómicos en China.

Así pues, el día de hoy se parece demasiado a los días fuertemente bajistas de la semana pasada, confirmando que en absoluto se han reducido las tensiones y las preocupaciones de los inversores.

Los mínimos del pasado 24 de agosto están muy lejos de los niveles actuales (entre un 5 y un 6%), pero el intento de recuperación también parece fracasado, pues los máximos del 27 de agosto también quedan cerca de un 4% por encima. La volatilidad sigue siendo muy alta, y el escenario, marcado por las dudas que generan los mercados y la economía chinos, sigue siendo tan incierto como lo era en agosto.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar