Los precios alcanzados por Endesa en el mes de Septiembre del pasado año, difícilmente se hubieran logrado sin el proceso de ofertas sucesivas por las acciones. La última de ellas a un precio aparentemente muy elevado, hasta el punto de que el consejo de Administración de la compañía en aquel momento, no solo animó al resto de accionistas a aceptar las condiciones, sino que además animó a que su Presidente entregara su cargo y sus acciones a los ofertantes.

Más que por “olfato” o un buen análisis bursátil, es el sentido común el que sugiere que esas causas no se van a repetir por el momento y que, como ocurre siempre, los excesos de expectativas positivas o negativas tienden a corregirse.

El proceso de corrección se adelantó al del conjunto del mercado, iniciándose desde el mismo momento en que finalizó el plazo de aceptación de la OPA liderada por Enel y Acciona.

En enero, en sintonía con el conjunto de precios, profundizó el alcance el de la reacción a la baja para, desde entonces, mantenerse en un rango lateral ligeramente inclinado al alza y muy amplio, con un intervalo de unos 5 € entre la soporte y la resistencia que lo definen.

Personalmente creo que es más probable una nueva fase de retroceso a la baja, antes de que pueda desarrollarse otro tramo alcista. El objetivo de la corrección, coincidiendo con el 38.2% de retroceso de toda la fase alcista, puede situarse en el entorno de los 27 euros.

Para aprovechar ese posible descenso de precios, los Contratos Por Diferencias (CFD), son un instrumento idóneo, ya que permiten el proceso de primero vender para después comprar, con una cotización casi igual que la del contado y, de facto, sin la existencia de un vencimiento que obligue a asumir costes adicionales por renovar la posición abierta.

Para el objetivo fijado, esperar a que se pierda el soporte del amplio movimiento lateral de los precios se pierda parece excesivo. Además la estructura del último rebote desde principios de mayo, con un movimiento de parada en forma de cuña, dentro de la formación de un tercer subimpulso alcista dentro del canal lateral; invita a pensar en que al menos el precio realizará una corrección cerca del techo del canal lateral.

Bajo estas circunstancias, la venta se podría realizar en una de las siguientes circunstancias:

  • Venta en 35.60 –objetivo viable del tercer subimpulso- coincidiendo con la resistencia del movimiento lateral. En ese caso, el stop inicial se podría situar en 37.30
  • Venta al alcanzar los 33.90 que supondrían la pérdida del soporte de la cuña que se ha formado en las últimas sesiones. En ese caso, el stop inicial estaría colocado en 34.80, para el intento de repetir la operación en el techo del canal.
Si utiliza los CFD puede aprovechar las facilidades que ofrece el intermediario para planificar su actuación, dejando colocadas las siguientes órdenes:

  • Venta de CFD limitada a 35.60.
  • Una vez enviada y aceptada la orden anterior, utilizando la opción “orden vinculada” (pinchando sobre la orden anterior el botón derecho del ratón), mediante la instrucción OCO (Una cancela la otra), ligue otra orden de venta, de tipo stop, A 33.90.
Con estas dos órdenes se estará garantizando que, en el caso de que se produzca el retroceso, sea desde dónde sea que se inicie, usted tendrá su posición vendida abierta y que únicamente una de las dos órdenes se habrá ejecutado evitando una mayor dimensión que la deseada.

Dado que está garantizado que, si el precio llega al objetivo de descenso, usted tendrá CFD vendidos, desde el primer momento puede colocar la correspondiente orden de compra, por el mismo volumen de CFD que tenga cada orden de venta, para cerrar su posición consolidando el beneficio:

  • Orden de compra de CFD, limitada a 27.50 (aunque el objetivo teórico pueda situarse algo por debajo, lo práctico es recoger el beneficio alcanzado un buen precio para hacerlo).
Las órdenes en un intermediario del tipo “creador de mercado” (market maker), a diferencia de los intermediarios con acceso directo al mercado (D.A.M.), no bloquean recursos mientras no se ejecutan y no han de ser renovadas diariamente. Gracias a esta ventaja, no solo podrá realizar el desarrollo de órdenes explicado, sino que también podrá avanzar en la planificación colocando los stops una vez que haya abierto su posición bajista (corta), vinculando una nueva orden con la de compra colocada en 27.50 otra del tipo “Una cancela la otra” (OCO):

  • Si la venta se realiza en 35.60. Compra, del tipo stop, a 37.30
  • Si la venta se realizó a 33.90, Compra, en stop, a 34.80.
Para las dudas que le puedan surgir en el seguimiento de la posición abierta, quedo a su disposición para atenderlas en la dirección de correo electrónico que figura en la firma de este artículo.

Usted mientras tanto, continúe con su ritmo normal de vida y deje que la planificación sea la que mueva su dinero.

Jorge Del Canto.
Autor del libro: Gane dinero operando en bolsa
[email protected]
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar