Este contenido tiene casi 6 años

Capitalia Familiar

En el día después de la primera subida de tipos de la Reserva Federal en casi una década, los mercados bursátiles asiáticos y europeos han recibido con subidas la decisión y el discurso de la autoridad monetaria estadounidense. Sin embargo, las ganancias se han ido moderando a medida que avanzaba la sesión, y especialmente tras la apertura del mercado norteamericano, como consecuencia de las presiones vendedoras que sigue acusando el sector de materias primas y de energía, con el precio del crudo situándose nuevamente por debajo de los 35 USD/barril en términos del West Texas Intermediate.

La persistente tendencia bajista en que desde hace ya más de un año y medio se encuentran inmersas las cotizaciones de las materias primas se configura en estos momentos como uno de los principales factores de incertidumbre para los mercados financieros a nivel global, así como para las perspectivas de algunas variables macroeconómicas relevantes como es el caso de la tasa de inflación.

Es evidente que tras estas bruscas caídas en los precios de las materias primas predominan más las dinámicas especulativas que fundamentales, con un papel determinante en este sentido del efecto apalancamiento en los mercados de derivados: no hay argumentos fundamentales que puedan justificar ni explicar que el precio de una materia prima tan relevante como el petróleo se haya dejado otro -17% solo en lo que llevamos del mes de diciembre, por mucho que la OPEP decidiera mantener sus cuotas de producción en su reunión del 4 de diciembre, en una decisión por otra parte ampliamente anticipada. No es que neguemos la existencia de un exceso relativo de oferta en los mercados de materias primas, pero la violencia del movimiento bajista no deja de parecernos desproporcionado para las dinámicas fundamentales de estos mercados: al fin y al cabo la economía mundial no está en recesión y la economía china (la principal demandante en estos mercados) sigue creciendo a tasas próximas al 7%.

Por tanto, habrá que esperar a algún catalizador en este sentido que divida al mercado y fuerce el cierre de posiciones cortas (vendidas) en los mercados de derivados, propiciando con ello una reacción al alza de las cotizaciones que con toda seguridad será tan violenta y vertical como lo está siendo la caída, porque el consenso fundamental del mercado, como ayer mencionó también Janet Yellen en su rueda de prensa, es que estos niveles del precio del petróleo no son sostenibles a medio plazo.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar